Enlaces accesibilidad

España recibirá un adelanto de 30.000 millones antes de final de mes para rescatar a la banca

  • España se acogerá a la recapitalización directa cuando haya supervisor único
  • La Comisión asegura que con la ayuda directa no habrá garantía soberana
  • El plazo de vencimiento del préstamo será de hasta 15 años
  • A cambio, "tendrá que cumplir plenamente" las exigencias de la UE
  • Ver también: Comunicado del Eurogrupo (en inglés) (PDF)

Por
La eurozona moviliza de urgencia 30.000 millones para la banca española

Los ministros de Finanzas de la eurozona han logrado un "acuerdo político" sobre las condiciones del rescate de la banca española y han decidido movilizar una primera línea de crédito de 30.000 millones de euros. Este adelanto se destinará a "cubrir las necesidades urgentes del sector bancario español" antes de finales de este mes, según ha informado en rueda de prensa el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, que ha renovado mandato por otros dos años y medio.

Con este adelanto, España podrá ayudar a las entidades ya nacionalizadas como Bankia, que anunció que requiere de 19.000 millones para sanear su balance. Este dinero también podría ir a CatalunyaCaixa, NovaGalicia y Banco de Valencia.

Eso sí: en cuanto se ponga en marcha el rescate de la banca -y en paralelo a las condiciones que tengan que cumplir las entidades ayudadas y el conjunto del sistema financiero español-, España "tendrá que cumplir plenamente" con las exigencias marcadas para poner fin al déficit excesivo y con las recomendaciones específicas de la Unión Europea. Entre ellas, una subida del IVA y la eliminación de la deducción por vivienda.

Además, los controles sobre la aplicación de esas condiciones serán trimestrales, tal y como establece el proceso de capitalización financiera incluido en el fondo de rescate temporal.

Tras nueve horas de intensas negociaciones, el Eurogrupo ha alcanzado un acuerdo sobre el memorando de entendimiento, el "contrato" con los términos del préstamo para la recapitalización de la banca española, y confía en que pueda ser "finalizado y aprobado definitivamente el 20 de julio". Entre las conclusiones: España deberá reforzar su sistema de supervisión, crear un banco malo y reestructurar las entidades rescatadas.

El acuerdo establece que la zona euro irá liberando "tramo a tramo" el crédito de hasta 100.000 millones de euros a medida que vaya conociendo las necesidades de capital de las entidades financieras. Cuando se desembolsen los primeros tramos, el mecanismo que permitirá la inyección directa en los bancos aún no estará listo, por lo que los préstamos sí serán asumidos por el Estado español, por lo que se contabilizarán como deuda pública.

Plazo de vencimiento del préstamo hasta 15 años

Bruselas identificará esas necesidades mediante un análisis de la calidad de los activos banco por banco y con pruebas de resistencia que demostrarán si hay que proceder a una recapitalización o a una reestructuración en cada caso.

"El objetivo es acabar con los segmentos débiles del sector financiero español", ha declarado el presidente del grupo de trabajo del Eurogrupo, Thomas Wieser. Estas pruebas, que el Gobierno encargó a las cuatro auditoras PwC, Deloitte, Ernst & Young y KPMG, se harán a 14 grupos bancarios (que representan el 90 % de los activos bancarios) y concluirán a finales de septiembre.

Una vez identificadas las necesidades de capital -que las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger cifraron entre 51.000 y 62.000 millones- se segregarán los activos tóxicos, inmobiliarios en este caso, de los bancos que reciban ayudas públicas mediante la creación de un "banco malo".

Entonces, según ha explicado Wieser, la banca española será dividida en cuatro grupos: aquellas entidades que no necesitarán capital, las que dependen del FROB, los bancos que requieren capital y apoyo público y los que necesitan capital pero que se prevé puedan recapitalizarse en el mercado. El vencimiento del préstamo será de hasta 15 años, con una media de 12,5 años, pero todavía se desconoce cuál será el tipo de interés.

España "sí" podrá recapitalizar sus bancos de forma directa

Sobre la recapitalización directa de los bancos, una medida que acordó el Consejo europeo en su última cumbre, Juncker ha asegurado que el préstamo al sector financiero español se hará con los instrumentos disponibles en estos momentos (primero a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y luego a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad) pero ha asegurado que, en un futuro, España podrá acceder a la recapitalización directa desde los fondos de rescate y sin que el Estado tenga que garantizar esas inyecciones.

Preguntado sobre si España llegará a tiempo para recapitalizar sus bancos de forma directa, evitando así que el rescate engorde la deuda y el déficit del Estado, Juncker ha respondido con un escueto "sí" y no ha querido entrar en más detalles.

La condición previa para que España pueda beneficiarse de este instrumento es la creación de un supervisor único. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha señalado que la Comisión presentará una propuesta para poner en marcha este mecanismo a primeros de septiembre para que así los líderes de los Veintisiete lo aborden"de forma urgente" a finales de año.

"La recapitalización bancaria directa nos permitirá interrumpir el círculo vicioso entre deuda privada y deuda pública", ha indicado Rehn, que ha aclarado que el concepto "directa" significa que no se requerirán garantías soberanas, a pesar de que la pasada semana, fuentes comunitarias habían informado de que el Estado siempre sería el garante último del préstamo.

Este punto es clave ya que supondría que España no tendría que asumir el riesgo de pérdidas de los programas de recapitalización, sino que sería la eurozona la responsable, algo a lo que se oponen tajantemente Alemania, Finlandia y sus socios del norte. Sin embargo, Rehn ha insistido en que "si hay un supervisor único que funciona bien y supervisa los bancos que se acogen al instrumento de la recapitalización directa, no habrá requisitos de garantías por parte de los gobiernos".

Condiciones para acceder al rescate

Pero el rescate no es a cambio de nada. El comisario finlandés ha subrayado que en paralelo a las condiciones impuestas a la banca, "España tendrá que cumplir plenamente" con las exigencias del procedimiento por déficit excesivo y con las recomendaciones específicas de la UE: subida del IVA, aumento de impuestos indirectos o eliminación de la deducción por vivienda, entre otras. Recomendaciones que, según ha advertido el comisario Joaquín Almunia, son "obligaciones".

El BCE podrá actuar como agente fiscal del FEEF en el mercado secundario

Rehn no ha querido desvelar si el ministro de Economía, Luis de Guindos, les ha informado de la inminente aprobación de estos ajustes, pero ha asegurado que "España tendrá que adoptar medidas pronto". A cambio del año extra para rebajar su déficit público del del actual 8,9 % al 2,8% en 2014, el Ejecutivo tendrá que aplicar nuevos recortes, reequilibrar el gasto de las Comunidades Autonómas y soportar revisiones periódicas. E

El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha avanzado la subida del IVA y reformas en el sector público como un incremento de las horas de trabajo semanales de los funcionarios.

El deterioro de la economía española ha obligado a Bruselas a cambiar el calendario de ajuste, pero la receta de austeridad es la misma. España tendrá que hacer un importante esfuerzo de consolidación fiscal para cumplir los nuevos objetivos en un escenario de recesión agravado por los recortes y el alto desempleo (25%).

Además, el director de los fondos de rescate, el alemán Klaus Regling, ha indicado que, tal y como se acordó en la cumbre, se ha decidido que los cortafuegos puedan operar de forma flexible en el mercado secundario para aliviar la presión sobre la deuda soberana de los Estados que lo soliciten. En este sentido, ha señalado que el BCE podrá intervenir como agente fiscal del FEEF en el mercado secundario para comprar bonos de países en problemas.

Al termino del encuentro, De Guindos se ha limitado a señalar que ha logrado "dos muy buenos acuerdos". Este martes, tras el Ecofin, el ministro tendrá la oportunidad de explicar esos acuerdos y también por qué España ha sido la gran perjudicada en el reparto de 'sillas' de las principales instituciones económicas europeas.

Noticias

anterior siguiente