Anterior Tsipras logra el apoyo de su partido para terminar de negociar el acuerdo Siguiente Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Arriba

La subida del IRPF ingresa hasta abril 559 millones de los 4.100 previstos

  • El aumento de IRPF se empezó a aplicar en febrero

  • Esta es una de las medidas del gobierno para aumentar los ingresos impositivos

|

El Estado recaudó hasta abril 559 millones de euros procedentes de la subida del impuesto sobre la renta, lo que supone el 13,6% de los 4.100 millones que tiene previsto ingresar en el conjunto de 2012 por este concepto.

Los ingresos adicionales obtenidos por el aumento del IRPF han permitido frenar el desplome de la recaudación que se viene produciendo como consecuencia de la pérdida de empleos, la contención salarial y la mayor solicitud de aplazamientos por parte de las administraciones territoriales, de acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda.

No obstante, la recaudación total del impuesto sobre la renta -el principal ingreso no financiero del Estado- ha seguido disminuyendo respecto al año anterior y hasta abril supuso un 0,2% menos, con lo que bajó hasta 27.989 millones de euros.

La subida del IRPF se empezó a aplicar en el mes de febrero, aunque su efecto sobre la recaudación comenzó a notarse en marzo y sólo por las retenciones efectuadas por las administraciones públicas y las grandes empresas.

El aumento del IRPF es solo una de la medidas fiscales con las que el Gobierno pretende aumentar los ingresos impositivos en más de 12.000 millones este año para contribuir a la reducción de déficit público al 5,3% del PIB.

Está previsto que se puedan recaudar otros 7.850 millones

Según el proyecto de presupuestos para este año, está previsto que con la supresión de algunos incentivos fiscales a las empresas se puedan recaudar otros 5.350 millones, a los que se sumarán 2.500 millones más procedentes de la amnistía fiscal parcial que se aplicará a las rentas ocultas que afloren, si bien aún no hay datos sobre los resultados que están dando estas medidas.

El Ejecutivo asegura que la recaudación se está comportando conforme a lo previsto, aunque reconoce que la aportación de todos los tributos sigue siendo negativa por el contexto de recesión.

La excepción es el impuesto de sociedades, que ha conseguido elevar su recaudación un 2,6%, hasta 3.730 millones de euros, debido al pago fraccionado correspondiente al primer trimestre de año que se efectúa en abril.

También han crecido los impuestos especiales que gravan el tabaco y la electricidad en consonancia con el aumento de tarifas.

Además de en el IRPF, donde más se nota el efecto de la crisis económica es en el IVA, que supone el segundo ingreso no financiero más importante para el Estado y cuya recaudación cayó el 8,2% en los cuatro primeros meses del año, hasta 20.969 millones, por la atonía del consumo.

También la falta de consumo privado ha provocado la caída de la recaudación del impuesto sobre hidrocarburos, que junto con el del tabaco son los tributos especiales que más ingresan (2.304 y 2.949 millones, respectivamente).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente