Enlaces accesibilidad

El Banco Caja España-Duero y Unicaja requerirán hasta 1.500 millones de ayudas para su fusión

  • Será el séptimo mayor grupo bancario de España
  • Caja España-Duero adquiere el 30% de Unicaja
  • La fusión requerirá entre 850 y 1.500 millones de euros de ayudas públicas

Por

Los consejos de administración del Banco Caja España-Duero y de Unicaja Banco han aprobado de forma definitiva su fusión y se convertirán en el séptimo grupo bancario español. 

La fusión entre Unicaja Banco y Banco Caja España-Duero, Banco Ceiss, requerirá ayudas públicas que oscilarán entre 850 y 1.500 millones de euros, según un comunicado remitido este viernes por la entidad andaluza. La castellanoleonesa adquiere un 30% de Unicaja Banco, a la que traspasará todos sus activos y pasivos.

Para alcanzar un objetivo de "ratio de capital principal superior al 10%" en la entidad resultante de la fusión (Grupo Unicaja/Ceiss), Unicaja Banco dispondrá de hasta 1.025 millones de euros de la entidad pública Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Así, ha precisado que Unicaja Banco, "tendrá abierta una línea de disponibilidad -en el FROB- de obligaciones convertibles desde 375 millones de euros y hasta un límite de 1.025 millones de euros", mientras que Banco Ceiss pedirá "475 millones en obligaciones convertibles" que suscribirá el FROB.

Volumen de negocio de 120.000 millones

Para alcanzar la estructura de capital prevista, Banco Ceiss seguirá contando con los 525 millones de euros en participaciones preferentes suscritos con anterioridad por el FROB.

De acuerdo con el comunicado, "la nueva entidad contará con unos elevados niveles de solvencia y dará lugar al mayor tercer grupo de cajas de ahorros, con unos activos totales aproximados de 80.000 millones de euros y un volumen de negocio bancario de 120.000 millones de euros".

Además, ha precisado que "ambas entidades comparten el propósito del Ministerio de Economía y el Banco de España de avanzar en el proceso de consolidación del sistema financiero" y ha añadido que "próximamente se modificará el contrato de integración para adecuarlo a esta nueva situación".

El nuevo grupo Unicaja/Ceiss, con presencia en prácticamente todo el ámbito nacional, tiene una implantación principal en las comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía.

Fusión por adquisición

Conforme a este acuerdo no se materializará una absorción como se contemplaba inicialmente, sino una adquisición, es decir, el 30% de este banco pasará a ser del de Caja España-Duero.

El reparto de consejeros del nuevo banco no variará por el momento, 5 del Banco Caja España-Duero, y 10 de Unicaja, mientras que el presidente previsto seguirá siendo Braulio Médel, tal como se acordó en el primer acuerdo entre ambas cajas, y el consejero delegado Evaristo del Canto.

Asimismo, el consejo de administración de Caja España-Duero ha acordado que esta entidad emita 475 millones de euros en bonos convertibles contingentes, denominados en el argot CoCos, que posteriormente comprará el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB 3), a un 8% de interés y con un plazo de devolución de ocho años, siempre que la entidad tenga la suficiente solvencia para ello.

Ambas entidades habían iniciado su proceso de fusión el pasado septiembre, con el acuerdo de sus respectivos consejos de administración, aunque los contactos se habían iniciado en marzo.

La fusión se completa después de que el Gobierno de Mariano Rajoy haya aprobado un plan de reestructuración del sector financiero que obliga a las entidades a provisionar capital por 50.000 millones de euros para protegerse de su exposición al "ladrillo". Esto supone que Caja España-Duero requiera 1.140 millones de euros, mientras que Unicaja 691 millones de euros. La reforma daba a las entidades financieras un plazo de cuatro meses, hasta el próximo mes de junio para completar su fusión con otras.

Noticias

anterior siguiente