Enlaces accesibilidad

"Los hinchas de Al Masry saltaron al campo a linchar a los jugadores del Al Ahly"

  • Un testigo presencial habla de amenazas desde el comienzo del partido
  • El Gobierno habla de una escalada de violencia "casi intencionada"

Por

La mayor tragedia en la historia del fútbol egipcio ha dejado este miércoles al menos 74 muertos en la ciudad mediterránea de Port Said y ha sacudido a un país que atraviesa por una difícil transición después de que hace un año las revueltas sociales acabaran con más de 30 años de poder de Hosni Mubarak.

La salvaje batalla entre los aficionados del club local, Al Masry, y los del equipo rival, el cairota Al Ahly, estalló nada más pitar el árbitro el final del partido que habían ganado los primeros por 3 goles a 1.

Hosam Mohamed Mustafa, un testigo presencial de los hechos, ha explicado que los hinchas de Al Masry amenazaron de muerte desde el comienzo del partido a los seguidores y jugadores rivales, y a final del encuentro se lanzaron al campo para perseguirlos.

"Los ultras de Al Masry saltaron al campo a linchar a los jugadores de Al Ahly", dice Mustafa, quien añade que los futbolistas más hostigados fueron las principales estrellas del equipo cairota, como el portero Sherif Ekramy y el centrocampista Mohamed Abutrika.

Los hinchas atacaron como una avalancha a los futbolistas

"Los hinchas atacaron como una avalancha a los futbolistas e irrumpieron en las gradas reservadas a los seguidores de Al Ahly, indica Mustafa.

Las fuerzas de seguridad no impidieron a miles de hichas locales invadir el campo al final del encuentro, al igual que habían hecho algunos tras cada gol, informa Efe.

Según un comunicado del ministerio de Interior egipcio, "pese a los preparativos policiales antes del partido, hubo una escalada de la violencia casi intencionada por una parte del público, y los servicios de seguridad actuaron ante esa actitud con sabiduría".

El Gobierno también ha destacado la "insistencia de algunos grupos de hooligans en cometer agresiones injustificadas y crear un estado de caos" con la invasión final del campo.

¿Mera confrontación entre hinchas?

Los ultras de Al Ahly (equipo de El Cairo), más conocidos como los "Diablos Rojos", tienen una bien labrada fama de radicales y se han efrentado con frecuencia a las fuerzas de seguridad egipcias en las protestas de la plaza Tahrir.

Su rivalidad con los ultras de Al Masry (equipo local), conocido como las "Águilas Verdes", solo es superada con fiereza con la que mantienen con otro equipo, el Zamalek, por lo que la violencia en los estadios de fútbol es un fenómenos habitual, aunque no se había llegado nunca a este extremo.

Sin embargo, las circunstancias actuales, con el país convertido en un polvorín tras la revolución que acabó hace un año con el régimen de Hosni Mubarak, han llevado a los principales actores políticos a extraer concluciones que van más allá de una mera confrontación entre hinchas radicales.

Noticias

anterior siguiente