Enlaces accesibilidad

La cifra de fallecidos en el partido de fútbol de liga egipcia asciende a 74

       
  • 248 personas han resultado heridas y 47 ya han sido detenidas
  •    
  • Los choques se han producido entre Al Ahli, de El Cairo, y Al Masri, equipo local
  •    
  • Convocada una sesión de urgencia en el Parlamento para este jueves
  •    
  • Los jugadores de Al Ahli han jugado un importante papel contra la Junta Militar

Por
La mayor tragedia del fútbol egipcio deja 74 muertos en un país convulso

El Gobierno egipcio ha anunciado que 74 personas han muerto, entre ellas un policía, y otras 248 han resultado heridas en los disturbios tras un partido de fútbol de la liga egipcia en el estadio de Port Said (noreste de Egipto).

En un comunicado, el Ministerio del Interior ha explicado que hasta el momento 47 personas han sido detenidas por los enfrentamientos entre los hinchas del equipo local, Al Masry, y los aficionados del rival Al Ahly, de El Cairo.

El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, ha asegurado en declaraciones a la televisión pública que todavía se están realizando detenciones por los sucesos, que comenzaron después de que los aficionados del Al Masry invadiesen el terreno de juego tras la victoria de su equipo para agredir a los jugadores rivales.

Ibrahim ha señalado que había un total de 13.000 espectadores en el estadio, y que 20 brigadas de policías antidisturbios estaban encargadas de controlar la seguridad.

Sin embargo, "pese a los preparativos policiales antes del partido, hubo una escalada de la violencia casi intencionada por una parte del público, y los servicios de seguridad actuaron ante esta actitud con sabiduría, para llevar el partido a buen puerto", según el comunicado de Interior

Una escalada de la violencia casi intencionada por una parte del público

De igual forma, el Gobierno ha destacado la "insistencia intencionada de algunos grupos de hooligans en cometer agresiones injustificadas y crear un estado de caos" con la invasión final del campo.

Un testigo presencial de los hechos, Hosam Mohamed Mustafa, ha explicado a Efe que, con el pitido final del partido, los hinchas del Al Masry "saltaron al campo para linchar a los jugadores del Ahly".

El Ministerio ha finalizado su comunicado diciendo que ya había advertido en reiteradas ocasiones  de la propagación de la violencia en los estadios de fútbol de Egipto.

En la televisión egipcia, Ibrahim ha recordado que se reunió con los presidentes de los principales clubes, la federación y las peñas de los equipos para contener a sus hinchas más radicales.

El Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, que controla casi la mitad del Parlamento egipcio, acusó a los partidarios del antiguo régimen de Hosni Mubarak de los trágicos sucesos.

Helicópteros para evacuar al equipo

El jefe de la Junta Militar egipcia, Mohamed Husein Tantaui, ha ordenado que dos helicópteros del ejército se desplacen a Port Said (noreste) para evacuar a El Cairo al equipo del Al Ahli y a sus aficionados.

La llegada de los helicópteros responde a una petición expresa del club cairota, según fuentes próximas al equipo. El ejército ya ha comenzado a sacar de la ciudad a los aficionados del Al Ahli en autobuses protegidos por vehículos blindados de las fuerzas armadas.

Sin embargo, según Mena, los locales comerciales han cerrado sus puertas en Port Said tras varios actos de vandalismo, mientras los servicios de sanidad han comenzado a pedir donaciones de sangre entre los vecinos de la localidad.

El entrenador de Al Ahli: "la policía desapareció"

El portugués Manuel José, entrenador del Al Ahli, de El Cairo, ha constatado a los medios lusos el "caos completo" que se ha vivido en los choques.

"Nuestros aficionados han llegado a entrar en nuestro vestuario. Mientras, han prendido fuego. De nuestro equipo están todos bien. Yo no logré regresar al vestuario. La culpa es de los soldados, había decenas de ellos y de policías también. Desaparecieron todos, está el caos completo", ha declarado a la televisión lusa Sic Noticias.

Manuel José, de 65 años, aseveró que le propinaron "puntapiés, puñetazos" y expuso que le "metieron en una sala y nunca más consiguió volver a la cabina".

Sesión de urgencia en el Parlamento

El presidente de la cámara baja del Parlamento egipcio, Saad al Katani, ha convocado de urgencia una sesión de la institución legislativa para debatir el jueves los sucesos de Port Said.

La televisión estatal egipcia ha añadido que la Fiscalía ha ordenado la investigación de los disturbios en este partido de la competición egipcia.

Las repercusiones de los enfrentamientos han saltado de inmediato a otros estadios de Egipto, como ha sucedido en el choque entre el Zamalek cairota y el Ismaily, que ha sido suspendido al final de la primera parte por el árbitro.

Los "ultras" del Al Ahli, más conocidos como los "Diablos Rojos",se han enfrentado con frecuencia a las fuerzas de seguridad egipcias en las protestas que han sacudido en los últimos meses la plaza Tahrir de El Cairo.

Sin embargo, según han dicho testigos presenciales a Efe, han sido los hinchas del Al Masri quienes han provocado el enfrentamiento, al invadir el terreno de juego tras cada gol de su equipo (que se impuso por 3 a 1) y hacerlo de nuevo cuando ha acabado el partido.

Noticias

anterior siguiente