Enlaces accesibilidad

El déficit tarifario supera en septiembre el límite anual aprobado por el Gobierno

  • En nueve meses se pasa de 3.000 millones de déficit sobre ingresos regulados
  • Las previsiones se han incumplido sobre todo en el sector de las renovables

Por

Un déficit que cotiza

El déficit tarifario de la electricidad comenzó a acumularse en 1999. Desde entonces y hasta junio de 2011 la deuda acumulada ha alcanzado los 20.000 millones de euros.

El Gobierno aprobó, en mayo de 2010, financiar esa deuda sacándola al mercado en forma de títulos, con un límite temporal, diciembre de 2012 y la previsión de alcanzar el equilibrio entre costes e ingresos de las compañías para 2013.

El Gobierno señaló entonces que esa decisión no repercutiría en los bolsillos de los consumidores, una opinión no compartida por analistas que después de que se celebrase la primera emisión de bonos de déficit tarifario, alertaron de que esa deuda, que hay que devolver, encarecería la tarifa básica un 1,9%.

El déficit de tarifa del sistema eléctrico, que se genera porque los ingresos regulados son inferiores a los costes reconocidos, se ha situado en los nueve primeros meses del año por encima de los 3.000 millones de tope legal fijados por el Gobierno para el conjunto de 2011.

En concreto, el desajuste del sistema eléctrico en los nueve primeros meses del año fue de 3.044 millones de euros, 266 millones más que entre enero y agosto, según la novena liquidación mensual del año realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y que se ha conocido este lunes.

La deuda generada por el sistema eléctrico es un 1,2% inferior a la del mismo periodo de 2010 y se sitúa por debajo de la previsión de 3.182 millones de déficit realizada a comienzos de año por la propia CNE, que pronosticaba además en ese momento un déficit de 4.100 millones para el ejercicio.

En la liquidación de los nueve primeros meses, el organismo también constata que las primas al régimen especial, que incluyen renovables y cogeneración, ascienden a 5.655 millones de euros, un 25% más que lo previsto y un 6,1% más que en el mismo momento del año pasado.

En todo caso, los recortes a las horas con derecho a prima fotovoltaica aplicados por el Gobierno a comienzos de año para ahorrar 740 millones empezarán a apreciarse en esta parte final del año, cuando las instalaciones ya han sobrepasado el tiempo con derecho a subvención y venden electricidad a precio de mercado.

Equilibrio en 2013

El Gobierno aprobó una ley según la cual el sistema eléctrico deberá dejar de ser deficitario en 2013. Para ello, existe la posibilidad de recortar gastos o de elevar ingresos, lo que pasa fundamentalmente por subidas de la tarifa de la luz.

En octubre, el Ejecutivo decidió congelar la tarifa de último recurso la única que controla y la más extendida, que en sus dos años de existencia se ha encarecido un 22,8%.

Esa congelación fue muy criticada por las empresas y tampoco calmó a los consumidores, porque no despejaba la incertidumbre sobre nuevas subidas próximas, por la necesidad de llegar al equilibrio en breve plazo y de devolver el déficit, que ahora se financia mediante la emisión de bonos por el Estado.

Noticias

anterior siguiente