Enlaces accesibilidad

Un hombre en estado grave en San Sebastián por síntomas de una infección de la bacteria E.coli

  • Se trata de un guipuzcoano de 43 años que había estado en Alemania
  • La prueba microbiológica da negativo, pero no se descarta la infección
  • Se confirma que consumió "verduras frescas en Alemania"

Por
En el País Vasco hay un enfermo que tiene una alta probabilidad de padecer la misma enfermedad

Un hombre de 43 años permanece ingresado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Donostia de San Sebastián tras presentar síntomas de una posible infección de la bacteria E. coli, según ha informado Radio Nacional.

La prueba microbiológica para la detección de infección por la bacteria E. coli enterohemorrágica realizada ha dado negativo, aunque los responsables médicos no descartan que sí esté infectado.

Según han informado fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno vasco, el resultado de la prueba microbiológica no es determinante, ya que el tratamiento con antibióticos al que ha sido sometido el paciente puede "enmascarar la infección", como ha ocurrido en el 48% de los 398 casos detectados en Europa, por lo que mañana se harán nuevas pruebas para intentar determinar la infección.

El afectado es un hombre de unos 40 años que ingresó en Urgencias del Hospital Donostia el 20 de mayo, tras un viaje a Alemania, con un Síndrome Hemolítico Urémico (SHU) producido por una cepa del E.coli y quedó ingresado en el área de digestivo con un tratamiento antibiótico.

Sin embargo, su situación se complicó y fue necesario operarle y extirparle una parte del colon, tras lo cual, el día 26 fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde permanece en la actualidad.

Grave, pero evoluciona "favorablemente"

El hombre está "grave pero evoluciona favorablemente", aunque no está consciente y los médicos no descartan que surjan "complicaciones", según ha dicho hoy viceconsejero vasco de Sanidad, Jesús María Fernández, en una rueda de prensa en Bilbao.

El viceconsejero ha explicado esta mañana que, a tenor de los síntomas y de la estancia del paciente guipuzcoano en Alemania -donde comió verdura cruda-, hay una "altísima probabilidad" de que tenga relación con el brote germano.

Si se confirma el positivo, sería el primer caso que se detecta en España, aunque la atleta vallisoletana Elena Espeso tuvo que ser ingresada en Hamburgo, tras detectarse la bacteria en su organismo.

Elena Espeso: "Hay psicosis en Alemania con los pepinos"

Asimismo, han subrayado que no existe ningún riesgo para la  población vasca derivada de consumo de productos frescos o vegetales en nuestro país.

Al parecer, este guipuzcoano estuvo en la República Checa y Alemania de viaje y regresó el 20 de mayo. Alemania es el país más afectado hasta el momento por la infección estomacal, con 1.400 casos y 15 fallecidos, la mayoría mujeres. Además, Suecia ha informado de su primera victima mortal, una mujer de mediana edad que viajó a Alemania, donde contrajo la bacteria.

Infectados en Alemania

También se han dado casos en países como Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos, Francia y Austria, aunque en su mayoría son pacientes que contrajeron la infección en Alemania.

Además, fuentes comunitarias han confirmado los dos primeros casos fuera de la Unión Europea, en Estados Unidos, si bien se trata de dos personas procedentes de Alemania.

Desde el Gobierno español, hay críticas hacia la gestión que está haciendo Alemania de esta crisis del pepino. En concreto, el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha afirmado en declaraciones a RNE, que desde que el viernes pasado Alemania ha buscado "desesperadamente" culpables.

Puxeu afirma que el Gobierno está "consternado" ante la "ligereza" con la que el Ejecutivo alemán ha tratado el asunto.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, anunció este lunes que pedirá a la UE ayudas para el sector hortofrutícola español, cuyas pérdidas semanales calcula en 200 millones por las acusaciones de Alemania sobre que el origen del brote infeccioso estaría en una partida de pepinos españoles.

La Comisión Europea considera que no hay razones para bloquear el mercado europeo a los pepinos españoles, por temor a que sean el origen del brote de E.coli.

Más control en la República Checa

Las autoridades sanitarias checas, que habían retirado ya dos partidas de pepinos, han anunciado que amplían el control de las hortalizas frescas a todo el territorio nacional y analizarán muestras de productos procedentes no sólo de España, sino de otros países europeos.

"La dirección de la Inspección Nacional de Productos Agrícolas y Alimentarios (SZPI) decidió hoy ampliar los controles extraordinarios a Alemania, Holanda y Dinamarca, considerados países riesgo, así como hortalizas frescas de toda la República Checa.

"En las próximas dos semanas serán extraídas 260 muestras de hortalizas frescas de todos los tipos, no sólo de pepinos orgánicos", ha afirmado el organismo de control sanitario en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente