Enlaces accesibilidad

España devolverá 115,7 millones a Bruselas por la mala gestión de los fondos agrícolas

  • 70,9 millones por controles deficientes en el aceite de oliva
  • 37,2 millones en frutas y hortalizas y 7,6 en la ganadería

Por

La Comisión Europea (CE) ha exigido a España la devolución de 115,7 millones de euros por irregularidades en la gestión de los fondos agrícolas europeos, según fuentes comunitarias. El año pasado el Gobierno tuvo que devolver casi 50 millones por el mismo motivo.

Bruselas ha aprobado una "liquidación de cuentas" por la que reclama a España y a otros nueve países más el reembolso de dinero por considerar que ha habido "incumplimiento de las reglas o un control inadecuado" de las dotaciones de la Política Agrícola Común (PAC).

De esta sanción, España deberá reembolsar a las arcas comunitarias 70,9 millones por "controles deficientes" en el sector del aceite de oliva; 7,6 millones en la ganadería y 37,2 millones en los fondos para frutas y hortalizas.

En el caso del aceite de oliva, la multa afecta a las campañas entre 2003 y 2006, por "deficiencias en los controles de los rendimientos" del cultivo, "incorrecciones en las penalizaciones por retrasos en la presentación de declaraciones", según el texto de la decisión.

Poco control financiero

La "corrección financiera" relativa a la ganadería corresponde a los fondos de los años de 2004 a 2006, por los atrasos y la "escasa calidad" de los controles sobre el terreno, a la hora de otorgar las primas al vacuno y al ovino.

La parte de la sanción en el sector hortofrutícola afecta a los años entre 2006 y 2008, por admitir que se financien medidas que, según la CE, no están costeadas por el presupuesto comunitario: transportes, gestión ambiental de envases, la compra de ordenadores para fines no agrícolas o gastos relacionados con la certificación.

En total, Bruselas decidió reclamar la devolución de 530 millones de euros a España y a nueve países más (Bulgaria, Dinamarca, Francia, Grecia, Italia, Portugal, Rumanía, Holanda y el Reino Unido).

La liquidación de cuentas es un procedimiento habitual dentro de la UE para vigilar el gasto de los presupuestos de la Política Agrícola Común (PAC). El importe de la sanción es proporcional al índice de "error" o deficiencia que encuentra la CE en sus auditorías, según la misma fuente.

El Ministerio de Agricultura rechaza irregularidades

Después de la reclamación de Bruselas, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ha asegurado que "en ningún caso" se puede hablar de "irregularidades" en el pago de las ayudas europeas.

Fuentes del ministerio han subrayado a Efeagro que se trata de casos "en los que la Comisión Europea considera que los controles realizados por las autoridades españolas "no eran suficientes" o no reflejaban "todos los extremos recogidos en la normativa comunitaria", o incluso porque existen "diferencias de interpretación de la normativa".

Además, han recordado que estas correcciones financieras de Bruselas equivalen a "menos del 1,1% de los gastos anuales" y que, "si se consideran como un indicador de calidad de los pagos realizados, podemos decir que la práctica totalidad de los pagos se vienen realizando correctamente".

"Los ciudadanos pueden confiar en que su dinero está debidamente controlado", han remarcado esas mismas fuentes.

Noticias

anterior siguiente