Enlaces accesibilidad

Standard&Poor's rebaja el bono de Grecia a basura y deja a Portugal al borde

  • Justifica la rebaja en las condiciones de acceso al fondo de rescate de la UE
  • S&P rebaja dos escalones la nota de Grecia y uno la de Portugal
  • Considera que Grecia no ha endurecido lo suficiente el control del gasto

Por

Las notas de la deuda

La triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión. Si las agencias consideran que hay riesgo de impago, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera un producto especulativo, es decir, un bono basura

La agencia crediticia Standard&Poor's ha rebajado la nota de la deuda pública de Portugal un escalón desde BBB-/A-2 hasta BBB-/A-3,y la de Grecia dos escalones, hasta BB-, solo un día después de que rebajara la calificación a los cinco grandes bancos lusos. S&P ya había advertido que dejaba la perspectiva de Portugal en negativo y que podría haber más rebajas de la deuda soberana del país luso.

La rebaja deja la deuda portuguesa al límite del bono 'basura' , mientras que los bonos griegos ya se encuentran en el grado especulativo. Como reflejo de la decisión de Standard & Poor's los intereses que penalizan la deuda lusa a corto plazo subieron casi 25 puntos base y llegaron, en el caso de los bonos a dos años, al 7,67%.

El Ministerio de Economía griego considera que la decisión de S&P no ha tenido en cuenta las últimas decisiones adoptadas en la zona euro, en referencia a la aprobación de un Mecanismo Europeo de Estabilidad que será permanente a partir de 2013.

Revisión a la baja del Banco de Portugal

Los títulos lusos a diez y cinco años ya habían batido otro récord al situarse este martes en el 7,82 y el 8,53% de interés que tendrá que pagar el Estado, respectivamente. Entretanto el Banco de Portugal ha anunciado una revisión a la baja de sus previsiones que pintan un negro cuadro de la economía lusa, con una recesión del 1,4% este año, un aumento de casi el 1% del desempleo y una inflación del 3,6%.

En el momento de conocerse la rebaja de la calificación de la deuda portuguesa y la griega, el mercado de Lisboa ha cerrado la sesión con una pérdida del 0,16%. La Bolsa de Atenas, que ya se encontraba en números rojos, ha aumentado sus pérdidas, hasta cerrar con un descenso del 2,4%.

El Ibex 35 también ha reaccionado con pérdidas y después de conocerse la rebaja de la calificación de la deuda de Portugal y Grecia, ha cerrado un descenso del 0,15%, hasta los 10.735 puntos, aunque el parqué madrileño ya registraba pérdidas antes de la noticia, debido, sobre todo, a la caída de los grandes bancos.

Perspectiva negativa para los dos países

En relación a Portugal, la agencia ha justificado su decisión en que las dificultades económicas y la situación política del país pueden perjudicar aún más su situación financiera. Las dificultades de la situación financiera y política pueden afectar negativamente al sistema financiero luso y forzar "la necesidad" de que el país pida ayuda, ha explicado la agencia.

El "panorama negativo", afirma, refleja la posibilidad de que el ambiente macroeconómico se deteriore y de que la crisis política afecte a la aplicación de los ajustes presupuestarios para reducir este año el déficit del país al 4,6 por ciento, la mitad de lo que alcanzó en 2009.

"La rebaja refleja nuestra visión de que el comunicado con las conclusiones del Consejo Europeo del pasado 24 y 25 de marzo confirma nuestras expectativas de que la reestructuración de la deuda puede ser una condición de acceso a los fondos del Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM) y de que la deuda pública senior estará subordinada a los préstamos del ESM", ha explicado la agencia, que considera que estas circunstancias van en detrimento de los acreedores comerciales de los países de la UE.

Standard & Poor's había rebajado la nota de Portugal en dos escalones la nota de Portugal el pasado 25 de marzo, hasta 'BBB' desde 'A-', aunque advirtió de que podría adoptar nuevos recortes al haber colocado en vigilancia negativa el 'rating' luso.

La agencia mantiene en perspectiva negatica la deuda soberana de los dos países.

La deuda griega baja a 'bono basura'

Por otro lado, Standard & Poor's ha rebajado un escalón la nota de solvencia de Grecia, hasta 'BB-' desde 'BB+', dentro del llamado grado especulativo o 'bono basura', y no descarta la posibilidad de más recortes a corto plazo, puesto que mantiene el 'rating' griego bajo vigilancia con implicaciones negativas.

S&P ha explicado que, del mismo modo que en el caso de Portugal, la rebaja refleja su opinión de que el comunicado final de la reciente cumbre de la UE confirma los temores de la agencia de que el acceso a los fondos del fonfo de rescate, ahora denominado Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM), esté condicionado a la reestructuración de la deuda soberana y de que los bonos gubernamentales senior estarán subordinados a los préstamos del ESM, explicó el analista de S&P Marko Mrsnik.

"Pensamos que estas precondiciones del ESM, combinadas con el considerable déficit de Grecia y sus elevadas necesidades de financiación, lastran los planes de Grecia de volver los mercados de capitales a mediados de 2013, cuando finalice el actual programa de asistencia del FMI y la UE, lo que incrementa la probabilidad de reestructuración de la deuda", explica la agencia, que prevé que Grecia acabará solicitando asistencia del ESM.

Recortes insuficientes en Grecia

Por otro lado, S&P ha destacado los riesgos presupuestarios crecientes para Grecia ante el probable deterioro registrado en 2010, que podría implicar un desequilibrio de las cuentas públicas superior al objetivo del 9,6%.

"Además, creemos que el Gobierno no ha endurecido suficientemente los controles al gasto, a la vez que los ingresos públicos han quedado por debajo de lo previsto", advierte la calificadora de riesgos.

"A falta de medidas adicionales para reducir el déficit, pensamos que el Gobierno no logrará cumplir el objetivo del 7,5% del PIB en 2011", señala S&P, que advierte de que la adopción de dichas medidas adicionales puede generar nuevas presiones políticas y sociales.

Por otro lado, la agencia apunta que resolverá la situación de vigilancia negativa sobre la deuda griega "en los tres próximos meses", después de que el Gobierno del país heleno presente sus datos definitivos de la ejecución presupuestaria de 2010 y se hayan aclarado las tendencias fiscales del presente ejercicio.

Noticias

anterior siguiente