Enlaces accesibilidad

CiU justifica su abstención por "responsabilidad", pero pide elecciones anticipadas en otoño

  • Junto a CC y UPN, permitirá la convalidación del decreto contra el déficit
  • Durán argumenta que los mercados castigarían a España si no aprueba
  • El resto de grupos, muy críticos, votarán en contra de los recortes

Por
El resultado,169 votos a favor y 168 en contra, ha confirmado que todos los votos eran necesarios

Con la sensación de estar justificándose ante sus propios votantes, el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Durán i Lleida, ha confirmado que su grupo -al igual que CC y UPN- se abstendrá en la votación para la convalidación del decreto de medidas adicionales contra el déficit, permitiendo su aprobación, aunque ha reclamado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que convoque elecciones generales en otoño.

"Muchos grupos esconden la cabeza debajo del ala, esperando que nuestro grupo asuma la responsabilidad", ha dicho nada más comenzar su intervención Durán i Lleida. "No podemos sustraernos de la realidad, todo el mundo sabe que sucedería si hoy el Gobierno no tuviera capacidad para aprobar este decreto: mañana los mercados reflejarían una caída importante de la Bolsa y castigarían nuestra deuda", ha argumentado el portavoz nacionalista.

"Soy muy consciente de que nuestra decisión puede ser no entendida por muchos de nuestros electores", ha reconocido Durán, que después ha señalado que "nuestra responsabilidad es posibilitar que España no caiga en un pozo más profundo", ha subrayado Durán, para después frenar los aplausos que ha suscitado en la bancada socialista: "No me aplaudan, porque no estoy de acuerdo con ustedes".

Cuando lleguen los presupuestos y no pueda sacarlos adelante, convoque elecciones

Así, tras insistir en que su grupo no comparte los recortes, ha emplazado a Zapatero a culminar las reformas necesarias para encarrilar el crecimiento económico -en concreto, la reforma laboral y la reforma financiera- para después dejar el cargo: "Se ha acabado su etapa; responsabilidad por responsabilidad, asuma usted la suya: cuando lleguen los presupuestos y no pueda sacarlos adelante, convoque elecciones".

Abstenciones críticas

Los otros dos partidos que han posibilitado la aprobación del decreto también han tratado de justificar su "abstención crítica", asegurando no estar de acuerdo con los recortes, especialmente con la congelación de las pensiones. Así, el diputado de UPN, Carlos Salvador, ha reprochado al Ejecutivo que apele a la responsabilidad del resto de grupos tras equivocarse en su política económica: "Nos piden, con el agua al cuello, que actuemos con responsabilidad por el bien de España. Lo haremos, no porque confiemos en este Gobierno: votamos para salvar a España de la quiebra, no porque compartamos sus irresponsabilidades".

Por su parte, la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, también ha confirmado su abstención, aunque cargando contra la inacción del Ejecutivo: "Se negaron a congelar los salarios el año pasado y hoy se ven obligados a pedir a los funcionarios un esfuerzo cinco veces superior", ha dicho, advirtiendo a Zapatero de que a partir de ahora "los ciudadanos ya no le van a creer. No se puede hacer justo lo que dijo que nunca haría".

El resto de grupos parlamentarios, además del PP, han anunciado que votarán en contra de las medidas, empezando por el PNV, que hasta este miércoles se debatía entre una posible abstención y el voto negativo. Así, el diputado Pedro María Uriarte ha señalado que su partido "no está dispuesto a que los más débiles y los que no han tenido nada que ver con esta crisis sean los primeros que paguen la factura". "Hay que pgar las factura entre todos, pero en ningún caso podemos empezar por los pensionistas, los empleados publicos y las personas en situación de dependencia", ha reiterado.

La izquierda pide impuestos a las rentas altas

Los partidos de izquierda han insistido, por su parte, en la necesidad de repartir la carga del ajuste. En este sentido, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha señalado que el decreto "pone en cuestión la política social del Gobierno, los avances de los últimos años" y ha vuelto a pedir que se eleven los impuestos a las rentas más altas.

"Los que han provocado la crisis, los banqueros, las principales rentas de este país, no comprometerán siquiera un ápice para sacarnos de ella, si acaso alguna medida cosmética", ha comentado, por su parte, el portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares, que ha advertido al Gobierno de que se dirige "hacia la huelga general".

Desde el BNG, Francisco Jorquera ha criticado las medidas, además de por injustas, por estrangular la recuperación del crecimiento y del empleo, mientras que la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha señalado que eran medidas ¿evitables, si ustedes hubieran hecho todo lo contrario de lo que hicieron: despilfarrar con medidas populistas¿. Por último, la portavoz de Na-Bai, Uxue Barcos, ha pedido también más impuestos para las rentas altas para ¿ajustar el capítulo de gastos¿.

Noticias

anterior siguiente