Enlaces accesibilidad

FCC se adjudica la segunda mayor obra del Canal de Panamá junto con ICA y Meco

  • Su oferta de 267,79 millones de dólares ha sido la más baja
  • Construirá un canal en seco de 6,1 kilómetros y una presa

Por

Un consorcio integrado por la constructora española FCC, la mexicana ICA y la costarricense Meco se ha adjudicado la mayor excavación en seco dentro de la ampliación del Canal de Panamá, con una oferta de 267,79 millones de dólares.

En la licitación, la segunda obra de mayor coste tras las nuevas esclusas, también participaban, por separado, la compañía belga Jan de Nul, la brasileña Oderbrecht y el consorcio ISC Panamá, integrado por la española Sacyr, la italiana Impregilo y la panameña CUSA.

La finalidad de los trabajos es abrir un cauce en seco de 6,1 kilómetros de longitud y construir una presa de tierra y roca, con núcleo de arcilla impermeable, de unos 150 metros de ancho por 32 de alto y 30 metros de ancho, que comprende un relleno de unos cinco millones de metros cúbicos.

La mejor oferta

Por la obra, la española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la mexicana Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y la costarricense Meco ofrecieron un precio total de 267,79 millones de dólares, bastante por debajo de los 294,91 millones de ISC Panamá, la que más se acercó a la propuesta ganadora.

Este proyecto, el cuarto de excavación que se adjudica dentro de las obras de ampliación del canal y el último que restaba por presentarse a licitación, contempla la excavación y retirada de unos 27 millones de metros cúbicos de material.

El administrador del canal, Alberto Alemán Zubieta, destaca que la licitación estuvo "muy cerca, muy cerrada" y se mostró complacido por el resultado ya que en el pliego de condiciones, se había mencionado un precio de referencia para esta licitación de unos 400 millones de dólares.

Acabado en 2013

Ahora se habrá de revisar la documentación presentada por el consorcio ganador, para otorgar el contrato en unos días de manera que los trabajos comiencen en los próximos meses, coincidiendo con la temporada seca.

"La idea es que este proyecto pueda estar concluido para 2013", añade el máximo funcionario de esta institución pública panameña que administra la vía interoceánica desde que Estados Unidos la entregó a Panamá el 31 de diciembre de 1999.

Por su lado, Roberto Hernández, gerente general de Meco en Panamá, niega que su oferta pudiera considerarse demasiado baja, y recuerda que la constructora costarricense ya se adjudicó el año pasado el tercer contrato de excavación seca en la ampliación del canal.

"Los otros estaban incursionando por primera vez" en este tipo de licitación, y "nosotros conocemos muy bien el trabajo", declara Hernández, y destaca que en la licitación que se adjudicaron el año pasado "las diferencias fueron muy similares".

Por la tercera excavación en seco, Meco, de capital cien por cien costarricense, ofertó en 2008 un precio de 36,6 millones de dólares, que resultó el más bajo.

Nuevas esclusas

Sacyr, junto a la italiana Impregilo, la panameña CUSA y la holandesa Jan de Nul, se adjudicó a mediados de julio la principal obra de la ampliación del canal, la construcción de un nuevo carril de esclusas, un proyecto por el que pidió 3.118 millones de dólares.

El canal, diseñado en 1904 para barcos de 267 metros de eslora y 28 metros de manga, como máximo, se ha quedado pequeño con los barcos conocidos como "post-Panamax", que superan con creces esas medidas, por lo que las obras se hacían necesaria.

Con esta ampliación, que comenzó en 2006, se pretende duplicar la capacidad de tránsito del canal, de 300 a 600 millones de toneladas anuales, en una obra que se espera esté concluida para 2014, cuando se cumple el centenario de la puesta en marcha de la vía acuática.

Noticias

anterior siguiente