Anterior El número dos de Interior asegura que no sabía de la Operación Lezo cuando se reunió con Pablo González Siguiente El liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen disputarán una segunda vuelta inédita Arriba Ir arriba

Nueva 'videojuegoprotesta' en Israel contra Benjamín Netanyahu y Ehud Barak

  • Un joven crea un juego para protestar por la moratoria a la construcción de asentamientos

  • En el videojuego aparecen Netanyahu y Barak lanzando cubitos de hielo

|

La moratoria de diez meses dictada por el gobierno de Israel para construir en los asentamientos sigue generando polémica entre los colonos y gran parte de la población de Israel.

A las protestas y movilizaciones por la congelación en las construcciones se suma una protesta diferente. Un joven de 27 años y vecino de la ciudad de Petah Tikva, muy cerca del Tel Aviv, ha creado un juego de videojuego en protesta por la decisión de Benjamín Netanyahu y su gobierno.

El juego se llama Congelación y consiste en evitar que el primer ministro, Benjamín Netanyahu y su ministro de Defensa, Ehud Barak, llenen de cubitos de hielo y congelen los asentamientos.

Durante la partida, el cursor del ratón se convierte en una lanza, con la que el jugador perfora y derrite el hielo que va cayendo sobre los asentamientos existentes.

El éxito del videojuego ha sido inmediato pero no ha estado exento de polémica. Las opiniones van desde los que aceptan la protesta como novedosa hasta los que la critican al considerar que la situación de los asentamientos no es ningún juego.

250.000 colonos viven en los asentamientos

En la actualidad hay 145 asentamientos en los territorios anexionados por Israel tras la guerra de 1967. En estas comunidades, que van desde Cisjordania a Jerusalén Este y los Altos del Golán, viven más 250.000 personas.

A pesar de lo que dice la Hoja de Ruta aprobada en los Acuerdos de Oslo, Israel ha seguido construyendo y ampliando los mismos, algo que los palestinos y gran parte de la comunidad internacional consideran una actividad ilegal.

De hecho, la Autoridad Nacional Palestina, con Mahmud Abbas a la cabeza, se niega a volver a la mesa de negociación con Israel en tanto en cuanto no se congelen definitivamente las construcciones.

La búsqueda de un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos se encuentra detenida desde el 27 de diciembre del pasado año cuando Israel inició la llamada Operación Plomo Fundido.

Esta ofensiva militar se saldo con la muerte en Gaza de 1400 palestinos, la gran mayoría civiles y buscaba, según Israel, detener el lanzamiento de cohetes y granadas de mortero desde Gaza a Israel.

La decisión de congelar la construcción en los asentamientos ha puesto en pie de guerra a los colonos y a los sectores religiosos más conservadores. Ha habido, incluso, varios Rabinos que han llamado a los soldados a la desobediencia en caso de que se les obligue a desalojar colonos o controlar las construcciones que estarán diez meses paralizadas. Después, ya ha dicho, Netanyahu, continuarán su crecimiento natural.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente