Enlaces accesibilidad

Al menos 156 muertos en enfrentamientos entre policía y la minoría musulmana china Uigur

  • La policía china ha dispersado a 200 manifestantes fuera de la mezquita de Kashgar
  • La protesta del domingo se saldó con más de 800 heridos y "centenares" de detenidos
  • Iniciaron una sentada pacífica por el linchamiento de dos uigures en una fábrica
  • Pekín acusa a grupos uigures de ser terroristas que buscan la secesión de la región
  • La ONU insta a China a respetar el derecho de sus ciudadanos a protestar
  • Repasa los principales acontencimientos del conflicto de China con los uigures

Por
140 muertos en China en enfrentamientos entre la policía y la minoría uigur
Al menos 156 personas han muerto y más de 800 han resultado heridas en la represión de las protestas de la minoría étnica Uigur de la región de Xinjiang, al oeste de China. El Departamento de Seguridad regional ha informado, además, de que hay "varios cientos" de detenidos. Los grupos de esta minoría musulmana en el exilio han acusado a la policía china de disparar contra manifestantes pacíficos.

Por otro lado, la policía china ha dispersado a 200 "alborotadores" fuera de la mezquita de Kashgar.

Las hechos comenzaron en la tarde del domingo de forma pacífica para protestar por la muerte de dos uigures linchados en una fábrica de juguetes tras ser acusados falsamente de violar a dos jóvenes. Las autoridades han decretado un toque de queda en Urumqi, la capital de Xinjiang, a partir de las ocho de la tarde hora local, las 14 horas en España peninsular.

La cifra de muertos es la más alta en una intervención militar en China desde Tiananmen, en 1989, cuando el Ejército mató a cientos de estudiantes pro democráticos en Pekín.

El Gobierno de Pekín mantiene desde hace años un fuerte control sobre la minoría uigur, unos 10 millones de los 20 que habitan Xinjiang, y acusa a algunos de estos grupos de terroristas que buscan la independencia de la región, mientras que los uigures aseguran que Pekín intenta reprimir y acabar con su cultura.

Según un comunicado difundido por la agencia oficial de noticias Xinhua, la policía "arrestó a varios cientos de participantes, incluidas más de diez figuras clave que provocaron los disturbios" en Xinjiang. La fuente ha añadido que aún están buscando "a otras 90 personas" en la ciudad, bajo la sospecha de haber instigado las revueltas.

Las protestas empezaron la tarde del domingo en Urumqi, capital de la región autónoma de Xinjiang, cuando unos 300 uigures iniciaron una sentada pacífica en la Plaza del Pueblo.

El objetivo de la protesta, organizada por estudiantes uigures, era expresar su desacuerdo con la respuesta de las autoridades chinas al ataque y linchamiento en una factoría de juguetes de Shaoguan, en la provincia de Cantón (sur), de obreros de su etnia acusados falsamente de violar a dos jóvenes locales, el pasado 26 de junio.

Dos de los linchados murieron y 118 resultaron heridos, por lo que los manifestantes pretendían con la protesta del domingo pedir justicia por las víctimas de Shaoguan y expresar su solidaridad con las ellas y sus familiares.

La policía acudió a dispersar la protesta

Cuando la policía acudió a dispersar la sentada, los manifestantes se opusieron y empezaron los actos violentos, con vehículos quemados, según se puede comprobar en imágenes grabadas por civiles, algunas de ellas censuradas ya en internet en China.

Por la noche, la agencia oficial Xinhua había informado de la muerte de tres chinos de la etnia mayoritaria han. A primera hora del lunes, Xinhua ha dado cuenta de la muerte de 129 personas y un poco después un dirigente local del Partido Comunista ha elevado el balance a 156 fallecidos y 816 heridos.

Estas cifras no cuadran con la estimación de manifestantes que habían ofrecido las autoridades, no más de medio millar. Otras fuentes hablan de 3.000 personas, "varios cientos" de los cuales han sido detenidos, según Xinhua.

Por la mañana las calles habían recuperado la calma, informa la misma fuente.

Condena del "uso excesivo de la fuerza"

La Asociación Americana Uigur (UAA, siglas en inglés), grupo político exiliado en EEUU de esta etnia de lengua turcomana, ha explicado que manifestantes uigures que pidieron anonimato informaron por teléfono a otro grupo, el Proyecto de Derechos Humanos Uigur (UHRP, en inglés), de que la policía china disparó y mató a uigures.

UAA condenó de forma rotunda en un comunicado "el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes pacíficos en Urumqi", capital de la región de Xinjiang.

La líder democrática uigur en el exilio, Rebiya Kadeer, acusada por el gobierno regional de Xinjiang de incitar a la protesta mediante mensajes en internet, señaló en un comunicado que "el incidente podría haberse evitado si las autoridades hubieran investigado apropiadamente las muertes de Shaoguan".

La independencia del Turkestán Oriental

Xinjiang, conocida como el Turkestán Oriental entre los grupos que piden su independencia, disfrutó de periodos de autonomía hasta que en 1949 las tropas comunistas llegaron a la región, que desde entonces ha sufrido un deterioro de los derechos humanos y políticos de la etnia, según el grupo Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) y el Departamento de Estado de EEUU.

En su último comunicado, las autoridades chinas, que acusan a algunos grupos uigures de ser terroristas que buscan la secesión de la región, señalan que "todavía están calculando el número exacto de muertes", aunque horas antes informó de al menos tres civiles y un militar muertos y 20 heridos en las protestas del domingo.

En uno de los hospitales de Urumqi, hay 37 heridos ingresados, entre uigures y chinos de la etnia Han.

Noticias

anterior siguiente