Enlaces accesibilidad

Naciones Unidas insta a China a respetar el derecho a manifestarse de sus ciudadanos

  • "Todas las diferencias deben ser resueltas a través del diálogo", subraya Ban Ki-moon
  • El presidente chino visita Italia tras los disturbios de Xinjiang, que han dejado 140 muertos
  • Hu Jintao no menciona los hechos, pero Napolitano le recuerda la importancia de los DDHH

Por
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha afirmado que los gobiernos tienen que respetar el derecho de sus ciudadanos a protestar, al ser preguntado por la muerte de 140 personas en los disturbios entre manifestantes de la minoría musulmana uigur y la policía en la región china de Xinjiang.

Ban ha explicado que la posición de la ONU y la suya propia es "coherente y clara" en cualquier sitio en el que surja la violencia. "Todas las diferencias de opinión, tanto internas como internacionales, deben ser resueltas pacíficamente a través del diálogo", ha subrayado Ban Ki-moon en una conferencia de prensa.

"Los gobiernos deben también extremar el cuidado y tomar las medidas necesarias para proteger la vida y seguridad de la población civil y sus ciudadanos y proteger las libertades de expresión, asamblea e información", ha añadido.

"Este es el principio básico de la democracia. Es por eso que yo insto de nuevo a todos los países del mundo".

Hu Jintao 'mudo' en Italia


El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, ha recordado al presidente chino, Hu Jintao, de visita en Italia este lunes, que el desarrollo económico impone "nuevas exigencias" en el campo de los derechos humanos.

Napolitano ha añadido que Italia afronta esta cuestión "con el máximo respeto" a la "integridad y autonomía de China y sus instituciones representativas" durante la reunión con Hu.

El presidente chino se ha reunido con Napolitano en el primer acto oficial de su visita de Estado a Italia, la primera en diez años de un líder chino.

El mandatario chino no ha hecho ninguna declaración sobre los disturbios originados en Xinjiang, provincia donde habita la minoría uigur, de religión musulmana, en los que han muerto más de 140 personas y 828 han resultado heridas.

Japón, preocupado por las víctimas

El Ministerio de Exteriores japonés ha mostrado su preocupación por las numerosas víctimas registradas en los disturbios de la provincia china de Xinjiang y ha asegurado que Japón está muy atento a los acontecimientos.

El viceministro de Exteriores japonés, Mitoji Yabunaka, ha indicado que "el Gobierno japonés estás siguiendo muy de cerca los acontecimientos (en la región de Xinjiang) y está preocupado por el número de muertos y heridos", ha informado la agencia local Kyodo.

Noticias

anterior siguiente