Enlaces accesibilidad

El boliviano que perdió el brazo trabajaba de forma ilegal 12 horas al día por 700€ al mes

  • Franns Melgar confirma que su jefe tiró el brazo a la basura y le abandonó cerca del hospital
  • Acusan a la panificadora de contar con muchos otros trabajadores en situación ilegal
  • El accidentado ha denunciado a la empresa con el apoyo de CCOO

Por
CC.OO. denuncia a una empresa panificadora por un accidente laboral
El trabajador boliviano que sufrió la amputación de su brazo izquierdo mientras trabajaba en una panificadora de Real de Gandía (Valencia) el pasado 28 de mayo, ha declarado este miércoles que trabajaba de forma ilegal, durante 12 horas al día y que percibía 690€ al mes.

Franns, de 33 años, ha confirmado que su jefe, quien, según el sindicato CCOO, tiró el brazo a un contenedor de basura después del accidente, le dejó a "200 metros del hospital" y le pidió que en urgencias "no dijera nada", tan sólo que "había sido un accidente".

Los médicos no pudieron hacer nada para que el trabajador no perdiera el brazo, que fue encontrado tiempo después del accidente en un contenedor, "en un par de bolsas de plástico" que contenían también restos de masa de pan, ha afirmado el cuñado del accidentado, Mario Azogue.

"Muchos" trabajadores de la empresa en situación ilegal

Según Azogue, "muchos" trabajadores de esta empresa están "en situación ilegal" al igual que Franns, que trabajaba de 11 de la noche a 11 de la mañana y cobraba por jornada 23 euros, lo que suponía un sueldo de 690€ al mes.

Los responsables de la empresa han reconocido que el joven boliviano no tenía contrato pero han sostenido que sí le prestaron ayuda cuando sufrió el accidente.

El propio Franns, sin embargo, ha explicado que fue él mismo quien paró la máquina para no perder más partes del cuerpo. "Tumbé el papel de la levadura a la batidora y ahí pasó la desgracia", ha relatado respecto al accidente.

Denuncia a la panificadora

Silvia Melgar, la hermana de Franns, ha presentado junto a CCOO una denuncia contra el empresario que tiró el brazo del joven boliviano a la basura.

El sindicato ya ha confirmado que se personará contra los propietarios de la panadería industrial por un delito contra el derecho de los trabajadores. Además, ha ofrecido de forma gratuita a la familia del joven boliviano sus servicios jurídicos para su defensa en la causa.

Noticias

anterior siguiente