Enlaces accesibilidad

El Congreso de Estados Unidos aprueba el plan de rescate financiero de Bush

  • La Cámara de Representantes aprueba el proyecto por 263 votos a favor y 171 en contra
  • El voto a favor de la mayoría demócrata ha sido decisivo para que el plan salga adelante
  • 31 congresistas demócratas y 26 republicanos han cambiado el sentido de su voto hacia el sí
  • Los republicanos han seguido apostando por el No de manera mayoritaria
  • Con este visto bueno, por fin se podrá aplicar el rescate de 700.000 millones de dólares

Por
El Congreso de EE.UU. vota a favor del plan de rescate financiero
La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado el plan de rescate financiero impulsado por la Administración Bush, que prevé inyectar 700.000 millones de dólares al sistema financiero, con el apoyo mayoritario de los demócratas y el rechazo de la mayoría de los congresistas republicanos, aunque algunos han cambiado su voto respecto a la primera votación.

En concreto, el proyecto para salvar Wall Street ha sido aprobado por 263 votos a favor y 171 en contra. La clave ha estado en el cambio en el sentido de voto de 31 congresistas demócratas y 26 republicanos, de forma que los apoyos al plan han aumentado en 57 votos desde el pasado lunes, cuando fue rechazado en la misma Cámara.

De esta forma, se han superado con creces los 217 votos necesarios para dar luz verde al proyecto, pese a que los republicanos han seguido inclinándose mayoritariamente por el no. El plan, que previamente había sido aprobado por el Senado, podrá ahora comenzar a aplicarse, aunque la Casa Blanca estima que tardará semanas en comenzar a adquirir deuda de mala calidad a las entidades afectadas.

Pese a la aprobación, la iniciativa de la administración Bush ha contado con la fuerte oposición del ala más liberal del partido republicano, contraria a la intervención en los mercados. La Casa Blanca lleva días urgiendo a los legisladores para que den el visto bueno a su plan para evitar que la crisis financiera provoque una profunda recesión en la economía y estaba esperanzada de que esta vez sí los legisladores diesen su brazo a torcer.

Historia de un plan

El plan fue lanzado tras la caída del banco de inversión Lehman Brothers y el salvamento de la aseguradora AIG, que llevó a Poulson a presentar este ambicioso plan con alta carga intervencionista que fue defendido ardorosamente por Bush.

Sin embargo, desde el principio el plan provocó desde el principio la reticencia de los legisladores, tanto demócratas como republicanos, por el fuerte esfuerzo que le pedían al contribuyente en un año en el que muchos de ellos se juegan su plaza, justo el mismo día de las presidenciales.

Por eso, un comité de altos representantes de ambos partidos acordó una modificación en la que se dividía en varias partidas la dotación de 700.000 millones de dólares y se ponía un máximo a las retribuciones de los ejecutivos de Wall Street 'salvados' por el Gobierno.

Una reunión de alto nivel entre Bush, estos representantes, y los candidatos demócrata y republicano, Barack  Obama y John McCain, iba a suponer la rública de esta modificación, pero la abierta discrepancia de los congresistas republicanos por el carácter intervencionista del plan volvió a frustrar el acuerdo.

El debate se reanudó el domingo, con el objetivo de lograr un plan antes de que abriesen los mercados el lunes, pero la postura de los republicanos no varió y el plan fue rechazado en primera votación por 220 votos en contra y 203 a favor.

De esta forma, el plan llegó al Senado, donde fue de nuevo remozado hasta su configuración actual, y en el que recibió el apoyo de la mayoría, con McCain, Obama y Biden entre ellos.

Tras esta votación decisiva, Wall Street ha estado a la expectativa de lo que harán los congresistas, los encargados de decidir todo lo relativo al gasto del Gobierno y, por tanto, los que tienen la llave para que este plan se aplique.

Noticias

anterior siguiente