Enlaces accesibilidad

Unos 40 forenses tratan de identificar en IFEMA a las víctimas del accidente aéreo

Por
Desolación de los familiares en IFEMA
Los familiares del accidente en Barajas llegan desolados a IFEMA, el recinto ferial de Madrid, al pabellón que se ha habilitado especialmente para ellos. Allí les espera un centenar de especialistas, entre psicólogos y trabajadores sociales, que tratan de que no se derrumben en unos momentos tan duros. Unas doscientas personas han llegado procedentes de Canarias en el avión fletado por Spanair.

De algunas víctimas se ha podido recuperar el DNI, lo que ha facilitado la identificación, a otros se les tomarán huellas dactilares, y sólo a unos pocos habrá que hacerles las pruebas de ADN. Los servicios de emergencias de Madrid están informando en todo momento a los familiares.

Tras terminar el goteo de coches fúnebres en el pabellón 6, que se ha habilitado para realizar la identificación de los fallecidos en el accidente, es el momento de las autopsias, que serán complicadas porque la mayoría de los cuerpos están carbonizados. Antes, los furgones negros, escoltados por la policía, han ido entrando toda la tarde por la puerta este del recinto, cerrado a cal y canto para los periodistas. Entre los vehículos que han accedido al lugar se encontraba un camión de grandes dimensiones, que ha llegado pasadas las 4 de la madrugada.

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, confirmaba a los periodistas que todos los cadáveres se encuentran ya en IFEMA.  "Son 152 fallecidos, aunque el número no es exacto porque no sabemos si son cadáveres o trozos de cadáveres, por lo que pido prudencia", ha asegurado Calvo. El mal estado de los cuerpos hará necesaria la prueba de ADN para la identificación. Calvo ha subrayado que espera dar nuevos datos sobre la identificación y la entrega de cadáveres a primera hora del jueves.

'Protocolo 11-M'

El pabellón que acoge los féretros es el mismo que se habilitó para acoger los cadáveres de los atentados del 11 de marzo. Los familiares de las víctimas que se han desplazado al IFEMA están siendo atendidos piscológicamente por un equipo de 80 psicólogos y trabajadores sociales, muchos de ellos curtidos en otras tragedias como la del 11M.

El proceso de identificación de los cadáveres será muy duro y difícil, y podría llevar semanas. Los familiares tienen que describir los rasgos físicos de sus seres queridos a los expertos antes de proceder al reconocimiento visual. Pero el mal estado de los cadáveres provocará que sean necesarias pruebas de ADN para una correcta identificación.

Según explicó el delegado del área de seguridad del Ayuntamiento  de Madrid, Pedro Calvo, unos cuarenta forenses trabajaban esta noche  en el pabellón 6 en la realización de las autopsias. Además, podrían llegar otros forenses desde Barcelona y Sevilla para ayudar en las labores de identificación.

Los médicos desempeñarán su labor en el pabellón número 6 del Instituto Ferial Madrileño IFEMA donde se ha habilitado una sala de congelados, lugar al que están siendo trasladados los cuerpos de los fallecidos en  la catástrofe.

En el perímetro de seguridad, los periodistas acampan a la espera de noticias. Los más previsores han hecho acopio de agua y comida para pasar una noche que se prevé muy larga.

Un grupo de técnicos del Servicio de Biología del Instituto Nacional de Toxicología y Medicina Forense, expertos en pruebas de ADN, trabajará en IFEMA, en las identificaciones más difíciles.

"Acompañar"

La jefe de equipo del equipo psicosocial de Cruz Roja que trabaja en IFEMA, María Bengozar, ha afirmado hoy que los familiares de las víctimas del accidente aéreo ocurrido ayer en Barajas están en una situación de "desesperanza" y a la espera de obtener "un poco más de noticias".

En declaraciones a los periodistas a las puertas del recinto ferial de IFEMA  Bengozar ha indicado que el papel de Cruz Roja es "intentar acompañar y ayudar a los familiares que están pasando por este momento tan duro".

Zapatero y Rajoy, en IFEMA
 
Hasta allí también se están acercando numerosas autoridades. El último ha sido Mariano Rajoy que ha llegado pasadas las 9.30 de las noche para acompañar a las víctimas.

"Estamos ante un acontecimiento terrible para las familias de las personas que han fallecido y de las que están heridas", ha afirmado el líder del Partido Popular, que estaba acompañado, entre otros, por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y la portavoz popular en el Congreso de los Diputados, Soraya Saénz de Santamaría.

Pocos antes de la medianoche aún se encontraban en el interior del recinto ferial Esperanza Aguirre y María Teresa Fernández de la Vega, y pocos minutos más tarde ha llegado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, procedente del aeropuerto de Barajas. El presidente acompañó a los familiares hasta pasada la 1 de la madrugada.

Los Reyes, con los familiares

Los Reyes irán este jueves al tanatorio instalado en el recinto ferial IFEMA para apoyar a los familiares de los fallecidos, mientras que los Príncipes de Asturias prevén visitar además a los heridos ingresados en distintos hospitales madrileños, según informa Europa Press.

Antes de dirigerse a IFEMA, Don Juan Carlos y Doña Sofía se reunirán a lo largo de la mañana en el aeropuerto de Madrid Barajas con el grupo de crisis creado tras el siniestro para conocer los últimos datos sobre lo ocurrido. Posteriormente, en torno a mediodía, acudirán al tanatorio. Los Príncipes de Asturias también se desplazarán a IFEMA esta tarde y a continuación visitarán a los heridos ingresados en distintos hospitales madrileños.

La Familia Real se encuentra "muy afectada" por la tragedia y se mantiene permanentemente informada sobre la evolución de los acontecimientos, añadió la misma fuente.

El Rey mostró el miércoles, a través del mismo portavoz, su "consternación", "horror" y "dolor" por la magnitud del accidente. La Reina Sofía se espera que llegue a Madrid procedente de Pekín a primera hora de la mañana de mañana jueves, tal y como había previsto antes de que se produjera el siniestro.


Noticias

anterior siguiente