Enlaces accesibilidad

De Juana Chaos, la vida de un sanguinario asesino de ETA

  • Tras su paso por la Ertzaintza, huyó a Francia al descubrirse su vículo con ETA
  • Al frente del comando Madrid, asesinó a 25 personas en la década de los 80
  • En enero de 1987 fue detenido y condenado a más de 3.000 años de cárcel
  • Una nueva condena por amenazas evitó su salida de la cárcel en 2005
  • El nuevo proceso le llevó a dos huelgas de hambre para exigir su excarcelación

Por

Pidió champán y langostinos para celebrar el atentado contra el concejal de UPN Tomás Caballero y, cuando ETA asesinó en Sevilla al concejal del PP Alberto Jiménez de Becerril y a su esposa, escribió: "Sus lloros son nuestras sonrisas y terminaremos a carcajada limpia. Me encanta ver las caras desencajadas que tienen". Su personalidad ha sido descrita como "fría y narcisista" por los psicólogos de prisiones.

Es el perfil de un terrorista que ha asesinado a 25 personas y que nunca ha mostrado arrepentimiento por ello: Iñaki de Juana Chaos. Un terrorista que ha ido por libre durante sus años de prisión y que ha llegado a ponerse en huelga de hambre en contra del critero de la dirección de la banda, aunque luego ésta intentara convertirlo en mártir.

De Juana Chaos salió de la cárcel el 2 de agosto de 2008 después de haber cumplido sólo 18 años por sus asesinatos (de una condena de más de 3.000) al haber sido juzgado por el Código Penal de 1973 y tres años más por un delito de amenazas y enaltecimiento del terrorismo por dos artículos escritos en Gara.

El jefe del Comando Madrid desarticulado en 1987 nació en Legazpi (Guipúzcoa) el 21 de septiembre de 1955. Nieto de militar, ingresó en la Ertzaintza, pero en 1983 huyó a Francia después de que se le relacionara con ETA por el robo de más de un centenar de pistolas en un cuartel de la policía autonómica vasca.

Desde 1985 hasta el 16 de enero de 1987, cuando fue detenido, De Juana participó en 11 atentados en la capital española al frente del Comando Madrid. Algunos especialmente sangrientos como el que costó la vida a 12 guardias civiles el 14 de julio de 1986 en la plaza de la República Dominicana.

La Audiencia Nacional le impuso una pena de 2.232 años de prisión por este atentado. Las condenas irían cayendo en los siguientes años hasta sumar más de tres milenios de cárcel.

Durante la tregua de ETA de 1998, De Juana Chaos fue trasladado de la prisión de Melilla hasta la del Puerto de Santa María (Cádiz). Después consiguió la redención de 175 días en 2001 por realizar un curso de Redacción y Arte de Escribir y de otros tantos un año después por escribir 'Días', un libro en el que apoya el terrorismo.

De Juana Chaos ha estado a punto de salir en numerosas ocasiones de prisión, pero la anulación de algunas redenciones y una nueva condena lo ha impedido, lo que llevó al terrorista a dos huelgas de hambre.

La Audiencia Nacional evita su salida en noviembre de 2004 y luego en febrero de 2005 al anular varias reducciones extraordinarias de condena por entender que las decidieron órganos judiciales que no eran competentes.

Tres años más por los artículos de Gara

Pero si de Juana ha permanecido más tiempo en la cárcel fue por la imputación, por parte del juez Grande Marlaska de dos nuevos delitos, en enero de 2005, por pertenencia a banda armada y amenazas terroristas por los artículos 'El Escudo' y 'Gallizo'.

El primero, publicado en Gara el 1 de diciembre de 2004, lo terminó de esta forma: "Hace años escuche a un muy apreciado compañero chillar con fuerza "Sacad vuestras sucias manos de Eukal Herria". Sí, sacadlas, porque otro camino sólo implica más sufrimiento. O el futuro terminará demostrando, sin duda, que os quedasteis sin ellas".

El segundo, publicado el 30 de diciembre, da el nombre de varios directores de prisiones y les acusa de torturas a los presos.

Aunque el juez sustituto de Grande Marlaska, Santiago Pedraz, decide el 13 de junio de 2005 no procesarle, el Gobierno pide a la Fiscalía recurrir "todas las excarcelaciones de etarras" y poco después, el 7 de julio, la misma Audiencia ordena su procesamiento por los dos artículos.

Un año después, en medio de su proceso por amenazas, comienza su primera huelga de hambre en la cárcel de Algeciras (Cádiz) que durará desde el 7 de agosto hasta el 8 de octubre de 2006 y que le llevó primero al hospital de la localidad gaditana y finalmente al Hospital 12 de octubre de Madrid.

Poco antes de la vista oral deja la huelga, pero vendrá una segunda. Ésta la inicia el 7 de noviembre después de conocer que la Audiencia Nacional le condena finalmente a doce años y medio de cárcel por un delito de amenazas terroristas contra cinco responsables de prisiones.

El 25 de noviembre vuelve a ser hospitalizado y, aunque en febrero de 2007 el Tribunal Supremo rebaja a tres años de prisión la pena por un delito de amenazas no terroristas, no dejará la huelga hasta el 1 de marzo, después de 114 días de protesta en las que aparecerá, incluso en una entrevista de The Times que muestra unas polémicas fotos del preso que asegura que no se arrepiente de sus asesinatos.

La polémica de la prisión atenuada

Ese día es trasladado a un hospital de San Sebastián después de que Instituciones Penitenciarias le conceda la prisión atenuada por "razones legales y humanitarias", según explicó entonces el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Esto permitiría a De Juana Chaos cumplir algo más del año de prisión que le queda en su casa bajo vigilancia policial. El terrorista da sus primeros paseos por los alrededores del hospital.

Esta decisión tendrá una fuerte contestación en la calle con la convocatoria de varias manifestaciones por parte de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Fin de la tregua y vuelta a la cárcel

El 6 de junio de 2007, un día después de que ETA comunique la ruptura del "alto al fuego permanente" (aunque de facto ya lo había hecho con el atentado de Barajas medio año antes), De Juana Chaos ingresa de nuevo en prisión. Esta vez en la de Aranjuez.

El 3 de agosto, le retiran la prisión atenuada. Y en un año, apenas vuelve a hablarse de él.

Pero De Juana Chaos vuelve a saltar a la palestra pública apenas unas semanas antes de la nueva fecha para su salida de la cárcel: el 2 de agosto de 2008.

Hasta entonces poco más. Tan sólo algunos detalles como su boda en prisión, con otros dos terroristas presos como testigos con Irati Aranzabal, una joven del colectivo de familiares de presos vascos a la que De Juana dobla en edad.

Ahora la Audiencia Nacional ha ordenado investigar los bienes de De Juana para saber si ha cometido desfalco o no para evitar pagar los 8 millones de euros que debe a las víctimas.

La Fiscalía solicitó el embargo de sus bienes el pasado 16 de julio, tras lo que De Juana volvió a ponerse otra vez en huelga de hambre, la tercera, pero esta vez le durará poco. Vivirá en su casa después de haber pagado con la cárcel por sus asesinatos, algo que ya no podrán hacer sus víctimas.

Sobre la mesa queda ahora el debate sobre el endurecimiento de las penas a los terroristas.

Noticias

anterior siguiente