Enlaces accesibilidad

Clásico | FC Barcelona - Real Madrid

El Clásico asoma sin Messi ni Cristiano por primera vez en once años

  • La lesión del argentino y la marcha del portugués a la Juventus deja huérfano de superestrellas un partido colosal
  • FC Barcelona-Real Madrid en vivo, domingo a las 16:15h. en RTVE.es

Por
Un Clásico sin Messi ni Cristiano once años depués
Leo Messi y Cristiano Ronaldo, durante el último Clásico disputado por ambos en 2018. EFE/Alejandro García. EFE PO

23 de diciembre de 2007. Se juega el último Clásico de Liga en el Santiago Bernabéu sin la presencia de ninguno de los dos cracks que han marcado el último decenio en los choques entre los dos eternos rivales. 

Leo Messi, ya habitual en el esquema del FC Barcelona de Frank Rijkaard se lesionó en la jornada anterior y no puedo estar en la derrota de su equipo en el Camp Nou. En la temporada 2009-2010 llegó Cristiano Ronaldo al Real Madrid y el 29 de noviembre de 2009 ambas estrellas, aún emergentes, disputaron su primer cara a cara en un Clásico sin el brillo que aportarían en los siguientes enfrentamientos.

38 partidos después en el caso del argentino y 30 en el del portugués, ninguno de los dos estarán en el partido más mediático del calendario por circunstancias bien distintas: a la marcha de CR7 a la Juventus se ha unido la lesión del rosarino en el partido ante el Sevilla.

Si nos centramos en los números, el balance de sus duelos arroja cifras solo al alcance de dos extraterrestres que, sobre el césped, han arrojado datos de vértigo: 17 victorias para Messi tras anotar 26 goles desde que disputó el primero Clásico el 19 de noviembre de 2005 y ocho de Ronaldo después de marcar en 18 ocasiones tras su estreno el 29 de noviembre de 2009.

Han sido treinta ocasiones en las que ambos se han visto las caras en un Clásico a las que hay que sumar 35 si sumamos sus tres enfrentamientos directos cuando el de Madeira jugaban en el Manchester United y los dos partidos que han disputado defendiendo las camisetas de Argentina y Portugal.

Si desgranamos sus enfrentamientos por competiciones, han sido 34 partidos oficiales tras 17 de Liga con 9 victorias y 11 goles para Messi y 4 para Ronaldo tras nueve tantos. Solo se han enfrentado en dos ocasiones en Champions con las camisetas azulgrana y blanca con una victoria y dos goles para el argentino y un empate. En Copa el balance es superior para el exmadridista tras dos victorias, dos empates y una derrota con 5 goles por ninguno del ’10’. En la Supercopa de España el balance es casi idéntico con dos victorias y un empate para cada uno pero 6 goles para CR7 y cuatro para Messi.

Ambos han puesto su punto de mira goleador en el rival ya que el Real Madrid es el tercer equipo al que Messi le h marcado más goles en todas las competiciones (24), después del Sevilla (29) y el Atlético de Madrid (27). El Barcelona es el 5º equipo al que más goles ha marcado Cristiano Ronaldo en todas las competiciones (17), después del Sevilla (27), Atlético de Madrid (21), Getafe (21) y Celta (20).

El argentino es el máximo anotador histórico en el Clásico con 25 dianas, siete por delante de Cristiano, que junto a Di Stefano consiguió 18, por delante de Raúl González con 15.

Más que un Clásico

La rivalidad Messi-Crisitiano se ha elevado a través de los años por encima incluso de la rivalidad Barça-Madrid ya que han sido ambos los que han acaparado todos los focos, tanto por su papel decisivo en el desarrollo del juego como por la trascendencia mediática que proyectan.

Mucho se ha comparado a ambos futbolistas y opiniones dispares ha habido para todos los gustos a la hora de determinar quién de los dos era el mejor. Pero para gustos los colores. Han sido los dos únicos 'Balones de Oro' durante los últimos diez años -cinco cada uno- han marcado el devenir de un partido que atrae las miradas del mundo entero.

Este domingo, Barça y Madrid saltarán al céspd del Camp Nou huérfanos de sus grandes estrellas sin que en ninguna de las dos plantillas se atisbe en el horizonte alguien capaz de generar el liderazgo que ambos jugadores han representado.

Si miramos a otros deportes, tenemos sobrados ejemplos de una rivalidad similar. Centrándonos en el Clásico, la que más ha llamado la atención fue la que protagonizaron Pep Guardiola y José Mourinho al frente de los dos banquillos con momentos que todos tenemos en la retina -el dedo en el ojo de Tito Vilanova del portugués- y declaraciones llenas de tensión como cuando el azulgrana afirmó que "en la sala de prensa Mou es el puto jefe" en la previa de su único enfrentamiento en Champions.

Otras rivalidades históricas

Fuera del fútbol, la rivalidad entre Rafa Nadal y Roger Federer ha marcado una buena época en el tenis mundial, tal como resaltó el suizo al compararla con la de los dos futbolistas en la previa del torneo británico de Wimbledon. Treinta años atrás, John McEnroe y Bjorn Börg protagonizaron otra rivalidad similar.

Si torcemos la vista hacia el mundo de la canasta, quizás la más significativa fue la que tuvieron Magic Johnson y Larry Bird con Los Lakers y los Celtics en la NBA. Se enfrentaron en tres finales. La primera, en 1984, fue para Bird. Las otras dos, en 1985 y 1987, fueron para Johnson.

El motor tampoco se ha privado de sus duelos estelares donde destaca sobre todos los demás el que ofrecieron en el Mundial de Fórmula 1 Alain Prost y Ayrton Senna con triunfo para el francés en 1985, 1986, 1989 y 1993  y el brasileño, en 1988, 1990 y 1991.

Otros deportes tuvieron también sus cara a cara sonados como el de Joe Frazier con Mohamed Alí en boxeo. El primero noqueó a Ali en 1971 y el segundo se cobró la revancha en 1974, sin el título en juego. En 1975 en Manila Frazier tiró la toalla en el último asalto.

Tampoco hay que olvidar el duelo que arrojó la ajedrez entre Kasparov y Karpov que no sólo se reflejó en lo deportivo sino que trascendió en lo político. Ambos disputaron cinco Mundiales. El primero, el de 1984, fue suspendido porque olvidaron poner un límite de partidas, y ya llevaban seis meses.Kasparov destronó a Karpov en 1985 y retuvo la corona en las revanchas del 1986, 1987 y 1990.

La sombra de Messi y Cristiano es demasiada alargada y a buen seguro sobrevolará este domingo el Camp Nou para nostalgia de los amantes al fútbol y todos los amantes del deporte.

Deportes

anterior siguiente