Enlaces accesibilidad

Fútbol | Real Madrid

Lopetegui no despeja dudas pero aguantará hasta el Clásico

  • El técnico blanco habló de "punto de inflexión" tras ganar al Viktoria Plzen pero la imagen del equipo no fue buena
  • Ante el Barça no le basta con un aprobado, club y afición piden una actuación sobresaliente para mantenerle en el cargo

Por
Jugadores y afición, divididos por el futuro de Lopetegui en el Real Madrid

La victoria de Champions ante el Viktoria Plzen le ha dado algo de aire al técnico del Real MadridJulen Lopetegui.

El director de relaciones institucionales del club blanco, Emilio Butragueño, confirmó que el vasco seguirá siendo el entrenador madridista de cara al Clásico ante el FC Barcelona el próximo domingo y pidió “mantener la calma y estar unidos” para afrontar un duelo tan importante.

Sin embargo, y aunque esta victoria le permita seguir al frente de los blancos unos días más, Lopetegui es consciente de que su futuro sigue pendiendo de un hilo.

Por mucho que en rueda de prensa asegurara que este triunfo “es un punto de inflexión para el equipo” y que puede cambiar la dinámica tras cinco partidos sin ganar, el técnico blanco no puede estar satisfecho con la imagen ofrecida por los suyos.

Hubo claros errores defensivos, el juego no fue vistoso y para colmo los últimos minutos del encuentro, con el Madrid encerrado atrás y pidiendo la hora, no son la imagen de contundencia que el madridismo reclamaba y Julen lo sabe.

Técnico y jugadores nerviosos

Su nerviosismo se hizo patente en los instantes finales cuando, con Marcelo lesionado, Lopetegui hizo el tercer y último cambio. Metió a Mariano por Benzema solo unos segundos después de que el brasileño hubiera recibido una fea entrada en su tobillo derecho. El técnico blanco no pudo con la presión y se precipitó con un cambio que ya tenía previsto. Esa decisión hizo que el Madrid terminara el encuentro con 10 ya que Marcelo no pudo seguir y la ansiedad de Lopetegui en la banda era más que patente.

Después, en la sala de prensa, afirmó sentirse “un poco cansado, pero contento", aunque su rostro no era, ni mucho menos, el de un técnico que se siente respaldado.

Esa angustia y desasosiego por el futuro de Lopetegui también afecta a la plantilla. Solo así se entienden las palabras de Marcelo atacando a la prensa en zona mixta. El defensa blanco, que comenzó diciendo que “es maravilloso saber que Lopetegui estará en el Clásico”, terminó perdiendo los papeles y acusando a los periodistas de tener envidia por no saber jugar al fútbol. Todo porque los medios de comunicación seguían hablando de crisis y mala imagen cuando el equipo acababa de ganar al Viktoria Plzen.

Pero aunque a Marcelo no le guste la opinión de la prensa, sí respeta lo que dice el público del Bernabéu. La afición blanca silbó a su equipo en varios momentos y lejos de despedirles con una ovación tras la victoria, lo hizo con una sonora pitada. Ahí sí, Marcelo reconoció que “si te pitan no es injusto es porque pasa algo y tienes que mejorar”.

Estaba aceptando, por tanto, que el equipo no está bien, al igual que hizo Lopetegui cuando confesó que “nos cuesta ganar partidos y de manera contundente”.

Ahora, ante el Barça, todo hace indicar que el técnico vasco se juega su última y definitiva oportunidad. Un examen en el que el equipo deberá estar sobresaliente y no conformarse con el aprobado raspado conseguido ante el Viktoria Plzen.

Deportes

anterior siguiente