Enlaces accesibilidad

Champions | Real Madrid 3-1 PSG

El Real Madrid impone su ley en Europa con una remontada frente al PSG

  • Dos goles de CR7 y uno de Marcelo acercan a los blancos a los cuartos
  • El equipo galo se había adelantado con un gol de Rabiot en la primera parte
  • Las entradas de Bale y, sobre todo, de Lucas Vázquez y Asensio; decisivas
  • Así hemos narrado el Real Madrid 3-1 PSG en RTVE.es, por Óscar López

|

Por
Cristiano Ronaldo celebra el gol frente al PSG.
Cristiano Ronaldo celebra el gol frente al PSG. EFE nip

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Lucas Vázquez, m.79), Kroos, Modric, Isco (Asensio, m.79); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.68).

1 - París Saint Germain: Areola; Dani Alves, Marquinhos, Kimpembe, Yuri Berchiche; Verratti, Lo Celso (Draxler, m.84), Rabiot; Mbappé, Cavani (Meunier, m.65) y Neymar.

Goles:

0-1, M.33: Rabiot.
1-1, M.45: Cristiano Ronaldo, de penalti.
2-1, M.83: Cristiano Ronaldo.
3-1, M.86: Marcelo.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Neymar (m.14), Lo Celso (m.25), Isco (m.32), Rabiot (m.64), Nacho (m.78) y Meunier (m.90).

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 82.000 espectadores.

Cuando al Real Madrid se le da por muerto, más peligroso es. Especialmente en Champions. El equipo blanco ha vivido otra noche europea de ensueño al remontar frente al París Saint Germain en la ida de los octavos y acabar ganando 3-1. A pesar del gol de Rabiot, la eliminatoria se resolverá el 6 de marzo en París con ventaja para los blancos gracias a los dos goles de Cristiano Ronaldo y al de Marcelo. [Así hemos narrado el Real Madrid 3-1 PSG en RTVE.es, por Óscar López]

Se hablaba que era el partido que enfrentaba al rey de Europa con el candidato al trono y ambos quisieron hacer honor a las expectativas desde el pitido inicial. Con un Bernabéu enchufado como en las grandes noches europeas, el equipo blanco salió convencido de que había que morder a los franceses.

Como ordenaba Camacho cuando mandaba en el vestuario desde la capitanía, el Real Madrid hizo la primera falta —a Neymar— y el primer ataque sobre la portería rival. El ritmo de la presión que imprimieron los de Zidane en los primeros diez minutos era imposible de mantener durante muchos más minutos.

En los últimos cuatro años, cuando el Real Madrid apretaba así en su casa era sinónimo de que al menos un gol caía. Esta temporada cuesta mucho más abrir la lata. Los años pesan. No se había cumplido la media hora y en una contra Marcelo habilitaba a Cristiano Ronaldo para que se jugara el mano a mano frente al portero rival (27'). No se rompería el cero a cero y es que el esférico se estrelló contra el rostro de Areola.

Zidane: "Es una victoria de todo el equipo"

Neymar atrae defensas, Rabiot marca

Esa ocasión ocurría tras una jugada individual de Neymar en la que acabó emborrachándose de balón en lugar de fusilar a Keylor. Cada vez que la estrella brasileña entraba en contacto con el balón la velocidad de la jugada se encendía, y provocaba miedo en los defensores blancos. Neymar atraía tanto que siempre que él participaba se quedaba alguno de sus compañeros libre de marca.

Así llegó el primer gol de la noche (min. 33). Mbappé, que apenas había tocado el balón hasta entonces, montaba la galopada por la banda derecha y su centro al área buscaba a Neymar. Nacho desvió pero el balón se quedaba franco en la frontal para que Rabiot batiera sin oposición a Keylor Navas.

Las pesadillas vividas el día del Clásico frente al Barça empezaban a aparecerse al recordar aquel buen arranque, aquel cabezazo al palo de Benzema y aquel resultado final. La diferencia es que el PSG no es el Barça y errores como el de Lo Celso antes de llegar al descanso.

El argentino le puso las manos en el hombro a Kroos y el alemán se cayó de maduro en el área. Penalti claro y gracias que Lo Celso no vio la segunda amarilla. Ahora sí que Cristiano no perdonaría y empataría el duelo a través de su gol número 100 en la Champions League.

Tras el intermedio el Real Madrid continuó crecido, no había miedo al nuevo rico del fútbol mundial. Como los parisinos también querían demostrar mucho, el partido se volvió un intercambio de golpes desde el minuto 50.

Dos boxeadores fatigados se pegaban con todo en el ring y ninguno de los dos hacía uso de las sustituciones. El primero en mover el banquillo acabaría siendo Emery en el 65’ al introducir a Meunier y retirar a Cavani. Zidane haría lo propio tres minutos después al retirar a Benzema y dar entrada a Bale.

Emery: "El árbitro ha desequilibrado el partido desde el principio"

Lucas Vázquez y Asensio descosen al PSG

El movimiento de Unai Emery permitió a los franceses hacerse con el control de la posesión y poner al Real Madrid contra las cuerdas, tocaba achicar agua en el área merengue porque ya no había pulmones.

El bajó físico era clamoroso y Zidane se vio obligado a dar refresco. Entraron Lucas Vázquez y Asensio, se fueron Isco y Casemiro.

Con los dos españoles en el césped la inercia volvió a cambiar. Se hartaron a robar balones y volcaron el campo sobre la portería francesa. Dos jugadas por la banda izquierda concluyeron en el segundo gol, obra de Cristiano Ronaldo (min. 83) —con una pizca de suerte—, y en el tercero, obra de Marcelo (min. 86).

El club más laureado en la Copa de Europa-Liga de Campeones lograba su victoria 250 en la historia de la máxima competición continental. Ahora hay que viajar y certificar la clasificación en el Parque de los Príncipes. El salvavidas de Zidane sería la guillotina de Unai Emery.

Deportes

anterior siguiente