Anterior La Audiencia anula la condena al menor acusado de la muerte de Jimmy Siguiente El COI deja en manos de las Federaciones la participación de los deportistas rusos en Río Arriba Ir arriba
Laboral Kutxa 80-86 Real Madrid
Copa del Rey de baloncesto 2016 | Laboral Kutxa 80-86 Real Madrid

Llull y 'El Chacho' llevan al Real Madrid a la final (80-86)

|

Ficha técnica:

80 - Laboral Kutxa (17+27+17+19): Caseur (14), Hanga (12), I. Diop (3), Tillie (8) y Adams (15) -equipo inicial-, James (6), Bourousis (16), Blazic (5) y Bertans (1).

86 - Real Madrid (25+15+20+26): Maciulis (8) Reyes (8), Ayón (14), Carroll (8) y Llull (15) -equipo inicial-, Rivers (5), Rodríguez (13), Taylor, Nocioni (11), Lima (2) y Hernangómez (2).

Árbitros: 

Emilio Pérez, Miguel A. Pérez y Carlos Peruga. Sin eliminados.

Incidencias:

Partido correspondiente a las semifinales de la Copa del Rey disputado en el Coliseum de La Coruña ante unos 10.000 espectadores.

El Real Madrid será el rival del Herbalife Gran Canaria en la gran final de la Copa del Rey de baloncesto. El equipo blanco ha salido victorioso en la segunda semifinal tras un duelo vibrante y emocionante frente al Laboral Kutxa Baskonia. De la mano de Sergi Llull y Sergio Rodríguez, los de Pablo Laso podrán optar a ganar su tercer torneo copero consecutivo. [Final de la Copa del Rey en directo, domingo a las 19:00h. en La 1 y RTVE.es]

Igualdad desde el balón al aire

Se enfrentaban los dos cabezas de serie que quedaban vivos en el torneo. Real Madrid había sido el único además que se impuso con holgura en cuartos de final. Los de Laso llegaron enchufados a la semifinal y no se amedrentaron por el ambiente caliente con el que los aficionados del Baskonia inundaron las gradas del Coliseum.

No se habían cumplido ni tres minutos de partido cuando Perasovic pidió el primer tiempo muerto al ver el marcador 2-10. La arenga del técnico balcánico surtió efecto y su equipo, ya con Borousis en pista, logró detener la hemorragia (17-25 al fin del primer cuarto).

Con el paso de los minutos y mucho esfuerzo a la hora de defender, el equipo vitoriano fue acercándose en el tanteador hasta lograr el empate en el minuto 18 gracias a una gran jugada de tres más uno obra de Adams. No se detuvieron ahí los baskonistas y es que el parcial a su favor se alargó hasta el 14-0.

Al descanso el pulso entre los dos titanes se fue 44-40. Marcador un tanto elevado fruto de unos buenos porcentajes de tiro en ambas canastas (60% en tiros de dos para los madrileños y 65% para los vascos).

Lull y Borousis, imparables

Le costó despertar al Real Madrid pero lo consiguió de la mano de un incasable Llull. El de Mahón, que acumulaba más de 17 minutos en pista se cargó el equipo a la espalda con una canasta y un triple prácticamente consecutivos (47-45). Habría que ver si se notaría después el cansancio en Llull y Ayón por los de Laso y en Borousis y Hagan por los de Perasovic.

El partido la semifinal tendría que resolverse en los últimos diez minutos (61-60), eso si alguno de los dos era capaz de doblegar al otro y romper la igualdad. Para tal hazaña se necesitaban héroes y en cada bando hubo candidatos. Por el lado merengue se erigió Sergio Rodríguez. ‘El Chacho’ ofreció un recital de entradas a canasta, bandejas y asistencias. En el lado baskonista estaba Borousis, deseoso de saldar cuentas pendientes con el club rival. Sus dos triples consecutivos empataron el partido a 75-75 a falta de tres minutos.

Se consumió un minuto y medio y 78-78. Tuvo que aparecer, de nuevo a la carrera como siempre, Sergi Llull para poner a su equipo a las puertas de la final con dos bandejas seguidas (78-82) y una canasta en suspensión (80-84) para decantar la balanza.

Con la victoria final por 80 a 86 el Real Madrid podrá optar el domingo a su tercera Copa del Rey consecutiva, algo que nadie nunca ha conseguido (con el actual formato). Otra medalla más para colgarle a Pablo Laso.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente