Anterior Simeone: "Siento alegría, entusiasmo y emoción de empezar a competir" Siguiente Los gladiadores de la bicicleta toman Nimes con la Vuelta Arriba Ir arriba
FC Barcelona 5 - Sevilla 1 | 12ª jornada de Liga

'Zarra' Messi devuelve la confianza al Barça

  • El argentino marca un triplete y bate el registro histórico en Liga (253)

  • El Barcelona le endosa una 'manita' al Sevilla y gana por 5-1

  • Neymar, Rakitic y Jordi Alba en propia puerta completan el marcador

  • Datos y estadísticas del FC Barcelona 5 - Sevilla 1 de Liga

|

Ficha técnica:

5 - FC Barcelona: Bravo; Alves, Mathieu, Piqué, Alba (Adriano, min.81); Busquets, Xavi (Rafinha, min.77), Rakitic; Suárez (Pedro, min.74), Messi y Neymar.

1 - Sevilla FC: Beto; Coke, Pareja, Carriço, Fagueira; Banega, Krychowiak; Aleix Vidal (Deulofeu, min. 60), Denis (Gameiro, min.60), Vitolo; y Bacca (Iago Aspas, min. 74).

Goles: 1-0, min. 21: Messi. 1-1, min. 47: Alba, en propia puerta. 2-1, min. 49: Neymar. 3-1, min.66: Rakitic. 4-1, min.72: Messi. 5-1, min.78: Messi.

Árbitro: Martínez Munuera (comité valenciano). Mostró cartulina amarilla a Coke (min. 26), Pareja (min.48) y Mathieu (min.56).

Incidencias: 78.283 espectadores en partido correspondiente a la duodécima jornada disputado en el Camp Nou.

El FC Barcelona golea al Sevilla (5-1) en partido de la duodécima jornada de Liga. Al margen del resultado, el protagonista indiscutible de la noche fue Leo Messi, que con sus tres goles batió el récord histórico de goles que Telmo Zarra había dejado en 251.

Tras una semana en que se había vuelto a especular con su continuidad, el delantero argentino volvió a enamorar a la grada del Camp Nou con lo que mejor sabe hacer, marcar goles. Esos 253 se quedarán a buen seguro cortos, dada la edad de Messi, que dejará el registro cuando se retire en una cota casi inalcanzable.

El brasileño Neymar, que lleva 13 en esta Liga, y el croata Rakitic completaron la 'manita'. Todos los goles fueron locales, puesto que el que subió al marcador para el Sevilla lo hizo Jordi Alba en propia puerta.

Al concluir el partido pusieron en los videomarcadores un vídeo homenaje a Messi, con imágenes de sus goles y dedicatorias de sus compañeros. También del presidente, Josep Maria Bartomeu, y del director deportivo, Andoni Zubizarreta, que fueron silbados por el público.

El Barça apaga fuegos

Se presentaba una ocasión para el técnico Luis Enrique de apagar varios fuegos y uno de los primeros lo extinguió dando la titularidad a Gerard Piqué, cuestionado antes del parón de selecciones y reivindicado con la Roja.

Por su parte, para el Sevilla, al igual que para su técnico Unai Emery, era la oportunidad de acabar con el maleficio del Camp Nou. El conjunto hispalense, con los apuntes de partidos anteriores del Barça, cedió las bandas y cerró filas en torno a la frontal del área.

Algo arriesgado, tratando de contener al tridente culé con ayudas en defensa y confiando todo en la velocidad de Denis, Vitolo y Aleix Vidal. El uruguayo Luis Suárez avisó a Beto tras recibir un gran pase de Xavi.

Tanta presión defensiva en la frontal hacía que se acumularan las faltas. Y en una de ellas llegó un gol para la historia. El argentino Leo Messi la puso directa en la escuadra (minuto 20) y el Camp Nou coreó su nombre para celebrar su tanto 251 en Liga, igualando el récord de Zarra.

Al Sevilla le costó reaccionar, pero con casta y una mayor presencia de Banega que de Krychowiak, consiguió enlazar más de tres pases seguidos para acercarse al área de Claudio Bravo, aunque no había disparos a la puerta defendida por el chileno.

Ni a puerta ni de ningún tipo, pobre bagaje ofensivo para un equipo que juega con el marcador en contra. Preocupados más por defender, a punto estuvieron de encajar el segundo antes del descanso. Primero fue Pareja el que evitó el remate de Suárez y luego Beto el que sacó con el pie el tiro de Neymar.

El Sevilla empata sin tirar a puerta

Tanto fue así, que el empate nada más reanudarse el partido llegó por un gol en propia puerta de Jordi Alba al intentar cortar un pase de Vitolo (minuto 46).

Sin embargo, la alegría del Sevilla fue un espejismo que borró el brasileño Neymar al rematar de cabeza una falta sacada por Xavi Hernández (minuto 48). Y vuelta a empezar, a jugar y tocar el Barça acechando la frontal contraria.

Emery quiso buscar un revulsivo con un doble cambio y apostó por Gameiro y el exbarcelonista Deulofeu. Se marchó otro exculé, Denis, y fue ovacionado; no tanto Aleix Vidal.

Muy poco cambió la fisonomía del cuadro sevillista, puesto que los acercamientos seguían siendo nulos y el Barça continuaba jugando a placer. Así llegó el tercero, obra de Rakitic de cabeza a pase de Luis Suárez (minuto 65); el croata, ex del Sevilla, no lo celebró.

La misma sociedad estuvo a punto de lograr el cuarto. El delantero uruguayo, a falta de gol, está creciendo como asistente. Pudo haberlo marcado, pero Messi remató antes el pase de la muerte de Neymar para batir a Zarra (252) y hacer historia (minuto 72). El argentino fue manteado por sus compañeros y de nuevo homenajeado por el Camp Nou.

Pero la fiesta no se había quedado ahí, puesto que en una jugada marca de la casa -de la banda al centro haciendo la pared- hizo el tercero en su cuenta del día; el 253 en todo lo que lleva de Liga (minuto 77).

Con el Sevilla prácticamente noqueado, el equipo local se relajó un tanto y perdonó algo más, pero no un insaciable Messi. La amenaza del ídolo azulgrana pasa al siguiente rival.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente