Enlaces accesibilidad

Selección española | Xavi Hernández

Xavi, el adiós del cerebro de la mejor España

  • El centrocampista deja la selección tras 133 internacionalidades
  • Xavi es el emblema del estilo que ha cambiado el fútbol español
  • Se marcha con dos Eurocopas y un Mundial en la mochila

Por
La Roja se queda sin Xavi

Se acaba un ciclo en la selección española. Lo dijo el fútbol en Brasil, donde la Roja cayó con estrépito, y lo ha dicho este martes el futbolista más importante de la mejor España de la historia. Xavi Hernández, el cerebro del equipo, ha anunciado el final de su etapa como internacional.

En una selección plagada de mitos pero sin una estrella definida, el de Terrasa emerge como el corazón de un estilo que ha llevado al combinado nacional a límites que parecían imposibles hace tan solo seis años. Luis Aragonés le dio los galones al '8' y España cambió para siempre. Hoy, seis años después y con un Mundial y dos Eurocopas en la sala de trofeos, Xavi ha oficializado un adiós esperado.

Su suplencia en los partidos mundialistas contra Chile y Australia adelantaba el relevo generacional al que se ve abocada España. Del Bosque sentó a Xavi y Xavi decidió que ese iba a ser el punto y final a su brillantísima etapa con la Roja.

"Me voy muy orgulloso y muy contento. Contento también por la continuidad de Vicente del Bosque, no hay hoy en día un mejor seleccionador español que él. Pero creo que mi etapa ha terminado. Les deseo todo lo mejor y ahora seré un seguidor más de la selección", aseguró este martes en rueda de prensa.

El emblema de un estilo

Xavi aterrizó en la selección española hace ya catorce años, allá por el 2000. Y, como en el Barça, a Xavi le costó hacerse indispensable. Pero lo consiguió. Contó para José Antonio Camacho y contó para Iñaki Sáez, pero no fue hasta la llegada de Luis Aragonés al banquillo de España cuando Xavi explotó definitivamente.

Con el 'Sabio de Hortaleza' al mando, Xavi recuperó el peso que ya había tenido en aquel exitosa selección campeona del Mundial sub-20 de 1999, donde se puso la primera piedra de la futura campeona del mundo absoluta, y en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, donde se colgó la medalla de plata. Con la absoluta, Xavi ha disputado 133 partidos, con, paradójicamente, debut y despedida con sendas derrotas ante Holanda.

El más destacado de los 'bajitos', Xavi ha sido el timón de un equipo inolvidable que pivotaba en torno a los rápidos pases e inteligentes movimientos del jugador azulgrana. Aunque la gloria de los goles se la llevaron otros, como Torres en 2008 e Iniesta en 2010, y la imagen del levantamiento de copas se la quedó el capitán, Casillas, Xavi será, para siempre, la imagen de un estilo inolvidable.

Nombrado mejor jugador de la Eurocopa 2008, Xavi también lideró a España en el Mundial de Sudáfrica y en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, siendo una de las grandes claves de la mejor España. En Brasil 2014, el campeonato del reto definitivo de la selección, la decepción fue absoluta y Xavi, muy lejos de su mejor nivel, se llevó un duro baño de realidad que ha acabado con su impresiontante carrera en la Roja.

Deportes

anterior siguiente