Anterior Torres se despide con un 'doblete' ante su afición Siguiente Lopetegui ofrece la lista del Mundial con Morata como centro de atención Arriba Ir arriba
Imagen del nigeriano Emmanuel Emenike (i) y del iraní Ashkan Dejagah.
Imagen del nigeriano Emmanuel Emenike (i) y del iraní Ashkan Dejagah. AFP AFP
Mundial 2014 | Irán - Nigeria

Irán y Nigeria pelean por la plaza que deje Argentina

  • La armada iraní de Carlos Queiroz, a evitar el vuelo de las Súper Águilas Verdes

  • Ambas selecciones no consiguen una victoria mundialista desde Francia'98

  • Mundial 2014: Irán - Nigeria en vivo, a las 21:00h. en RTVE.es

|

Alineaciones probables:

Irán: Davari; Beitashour, Hosseini, Sadeghi, Pooladi; Nekounam, Teymourian; Haddadifa; Shojaei, Dejagah; y Ghoochannejhad.

Nigeria: Enyeama; Ambrose, Oboabona, Omerou, Oshaniwa; Onazi, Mikel, Azeez, Moses; Odemwingie y Emenike.

Árbitro: 

Carlos Vera (ECU).

Estadio: 

Arena da Baixada de Curitiba.

Irán, al mando del luso Carlos Queiroz, pretende imponer su robustez y seriedad para evitar el vuelo de las Súper Águilas Verdes de Nigeria en un duelo inédito en un Mundial pero que puede ser clave en la lucha por el segundo puesto del grupo F de Brasil 2014, cuyo primer puesto parece destinado para Argentina. [Irán - Nigeria en vivo, a las 21:00h. en RTVE.es]

El estadio Arena da Baixada de Curitiba será el escenario de un choque entre dos conjuntos que buscan su primera victoria mundialista desde Francia'98 y que hasta el momento se han encontrado solamente una vez en su historia, en un amistoso previo a dicha cita, con triunfo africano por 1-0.

Los nigerianos, tras sorprender en el torneo galo a España (3-2) y Bulgaria (1-0) -se clasificaron para octavos-, acumulan desde entones dos empates y seis derrotas y no han superado la fase de grupos ni en 2002 ni en 2010. Los iraníes ganaron en Lyon por 2-1 a Estados Unidos en un encuentro marcado por el conflicto socio político entre ambos países y en su posterior presencia mundialista, en Alemania 2006, no ganaron partido alguno.

Pero ambos equipos parecen llegar con otro espíritu a Brasil. Los dos certificaron y celebraron su pase mundialista y sobre todo los Águilas Verdes acabaron con una larga travesía del desierto en la Copa de África 2013 en Sudáfrica, donde rompieron los pronósticos y reconquistaron el torneo continental.

En la Copa de las Confederaciones de Brasil 2013 tan solo fueron capaz de ganar a la más que débil, Tahití. Luego ya no pudieron con Uruguay ni España.

Irán, que decidió contar con la dilatada experiencia de Queiroz -dirigió a Portugal en Sudáfrica-, se ha mostrado como un conjunto que basa su fuerza en la solidez, la solidaridad y la fortaleza defensiva. En los amistosos previos igualó sin goles con Bielorrusia y Montenegro, y a uno con Angola y ganó en el último a Trinidad y Tobago por 2-0.

Nigeria igualó también tres, ante México (0-0), Escocia (2-2) y Grecia (0-0), pero perdió el último contra Estados Unidos (2-1) el pasado día 7.

Los africanos parecen en principio un conjunto más anárquico, guiado en la medular por el centrocampista del Chelsea John Obi Mikel y que confía su suerte en la velocidad de los Victor Moses, Peter Odemwingie y Emmanuel Emenike, todos con experiencia en clubes europeos.

En Irán, el jugador más internacional puede ser Javad Nekounam, exjugador del Osasuna español, un hombre con calidad para dirigir y buena llegada, pero la apuesta es el bloque, el conjunto que mantenga el equilibrio y evite las acometidas veloces de los nigerianos.

La victoria es clave para los dos equipos en esa teórica lucha por la segunda plaza de la serie que deberían jugarse con Bosnia Herzegovina.
 

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente