Enlaces accesibilidad

El 'loco' Abreu abre el camino de semis a Uruguay

  • Los charrúas empataron a uno ante Ghana y vencieron en los penaltis
  • Abreu tiró elpenalti que valía un billete en semis a lo 'PanenKa'
  • Luis Suárez evitó la derrota en la próoroga cometiendo un penalti
  • Uruguay y Holanda se verán las caras en las semifinales del Mundial
  • Ver más: Mundial de Sudáfrica 2010 | Así te hemos contado el partido

Por

Resumen del Uruguay 1-1 Ghana (4-2)

Uruguay se ha metido en las semifinales del Mundial de Sudáfrica, tras vencer en los penaltis a Ghana por 4-2. El tiempo reglamentario y la prórroga acabó con empate a uno. Los 'charrúas' tendrán que luchar con Holanda en las semifinales para conseguir uno de los dos billetes que dan derecho a jugar la final del próximo día 11 de julio en Johannesburgo.  [Así te hemos contado el partido]

El gol del empate de Forlán, la mano de Luis Suárez en el descuento de la prórroga y un penalti a lo 'Panenka' del 'loquísimo' Abreu en el último lanzamiento de la tanda de penalti, valen un pase a las semifinales del Mundial, donde les esperan los holandeses, que se impusieron en la primera semifinal a Brasil.

Ghana se despide del Mundial con un sabor de boca amargo y dejan sin representantes africanos al continente anfitrión de la Copa del Mundo. Las ilusiones de las 'Estrellas Negras' se malograron en el minuto 120 de la prórroga, cuando Luis Suárez despejó con la mano el balón bajo la misma línea de gol. El delantero del Ajax se ganó la roja y el corazón de Uruguay.

Gyan fue el encargado de lanzar la pena máxima y por intentar asegurar el gol, mandó el Jabulani contra el travesaño de Muslera y el milagro se consumó para los 'charrúas'. Las lágrimas de desolación de Suárez se transformaron en lágrimas de alegría, su expulsión valió una segunda oportunidad para su combinado, que acabó aprovechando a la prefección.

Cuando el colegiado luso del partido, Olegario Benquerença, pitó el comienzo del encuentro, Ghana no sabía todavía que le quedaban sus últimos 120 minutos en este Mundial de Sudáfrica 2010, y eso que los hombres Rajevac pusieron todo encima de la mesa para hacer historia y convertirse en la primera selección africana en conseguir el logro en una cita mundialista.

El fútbol ha demostrado que es algo muy grande y a veces cruel. Las 'Estrellas Negras' han puesto el juego en el 'Soccer City' y los uruguayos el oficio. Los africanos salieron un poco agarrotados al encuentro y les costó casi media hora tomar el pulso al choque. Hasta entonces eran los 'charrúas' los que intentaban hacer daño, aunque sin mucho éxito.

Pero poco a poco, con Muntari y Boateng a la cabeza, los ghaneses tomaban el pulso al partido y empezaron a enlazar jugada tras jugada, hasta que el jugador del Inter, un no habitual para Rajevac, se inventó un tiro desde más de 30 metros para ajustar la 'bola' al palo izquierdo de Muslera, que aunque se estiró, no pudo evitar el tanto.

Con el 0-1 en contra, Uruguay sintió que le caía un jarro de agua fría y que el pase a semifinales 40 años después se ponía cuesta arriba. El descanso le vino bien a los hombre de Tabárez para tomar aire y evitar el desastre total que se les venía encima.

Golazo de Forlán y 'paradón' de Luis Suárez

Tras la reanudación, los problemas de Uruguay no mejaraban. Ghana tocaba mejor el balón y en un par de ocasiones ganaron la espalda a  zaga 'charrúa', pero la falta de precisión en el último pase de los africanos dotó de una falsa seguridad a los hombres de Tabárez.

El paso de los minutos consumía el físico de los uruguayos, cada vez más mermado. Ghana se precipitaba una y otra vez con los tiros desde la larga y media distancia, que apenas inquietaban a Muslera.

Uruguay necesitaba un gol para no marcharse por la puerta de atrás de Sudáfrica y tuvo que aparecer el 'mago' Forlán para dotar de esperanza a todo un país. El jugador del Atlético de Madrid aprovechó un lanzamiento de falta y la colaboración del guardamtea del Wigan Kingson para anotar el empate del partido.

Con el 1-1 en el luminoso y media hora por delante, parece que los dos equipo empezaban a conformarse con un empate que sólo podría romperse del lado de los africanos, por la insistencia que pusieron, pero la juventud les pasó factura.

Benquerença decidió descontar tres minutos al tiempo reglamentario antes de llegar a la inevitable prórroga. La media hora repartida en do tiempos de 15 minutos fueron un mero trámite para llegar a los penaltis, si no llega a ser por el último minuto, el 120+3, donde pasó de todo.

Un centro al borde del área pequeña que remtao en dos ocasiones, el primer remate lo salvó Luis Suárez con el pie y el segundo también lo evitó, pero esta vez con un despeje con la mano más propio del Voleibol. Benquerença no tuvo más remedio que sacarle roja y pitar penalti. Los aficionados africanos del Soccer City lo festejaron como si hubiese marcado Ghana, pero había que lanzar la pena máxima.

El delantero de las 'Estrellas Negras', Gyan, decidió tomar la responsabilidad y lanzarlo. El jugador del Rennes francés quiso hacer inalcanzable el disparo para Muslera y asegurar la victoria final. Lo primero lo consiguió, el disparo no pudo atraparlo el portero uruguayo, pero el larqguero impidió que el equipo africano hiciese historia y se tuvieron que marchar a los penaltis.

En la tanda de penaltis, la suerte no estuvo con los ghaneses. Gyan fue el primero en lanzar el penalti de los suyos y con un gesto de valentía mandó el balón a la escuadra de Muslera, para resarcirse de su fallo anterior.

Finalmente, Ghana falló en dos ocasiones desde los once metros, primero Mesah y luego Adiyiah. Por parte de los uruguayos erró Pereira y el 'Loco' Abreu se encargó de transformar a lo 'Panenka' el gol que vale el pase a semifineles ante la atónita mirada de todo un país.

Uruguay firma el pase a las semifinales 40 años después y ahora tendrán que superar a Holanda en las semifinales. A los de Óscar Tabárez ya sólo le quedan dos partidos para conseguir el 'triplete' mundialista.

Deportes

anterior siguiente