Enlaces accesibilidad

Rosell: "Favorita siempre es la candidatura continuista"

  • "No sé cuál es la candidatura continuista con tanto movimiento"
  • Sobre los rumores de fichajes: "Si Pep está de acuerdo, adelante con ellos"
  • No le gusta hablar de "levantar la alfombra" en caso de ganar las elecciones

Por

El ex vicepresidente deportivo del FC Barcelona y precandidato a las elecciones del FC Barcelona Sandro Rosell ha asegurado que está "un poco perdido" en este mapa electoral pues desconoce cuál es la candidatura continuista de la actual Junta Directiva presidida por Joan Laporta, y es que tantos movimientos y "golpes de estado" no le permiten saber quién es el favorito.

Si algo tiene claro Rosell, es que de momento el mejor situado para relevar a Laporta como máximo dirigente blaugrana a partir del próximo 1 de julio, ya que el contrato del vigente presidente es hasta el 30 de junio, es el "candidato continuista".

"Favorito siempre es la candidatura continuista, la que sea. Estoy un poco perdido porque no sé cuál es. Ha habido muchos movimientos continuistas, precandidatos que lo eran y luego ya no, ha habido golpes de estado de por medio y no sé cuál es. Pero siempre ha de ser la favorita", explicó.

El 'golpe de estado' podría hacer referencia a la marcha conjunta de Marc Ingla y Ferran Soriano, junto a otros miembros, en 2008, ya que ahora irán de la mano -también con Alfons Godall-- a los comicios. "Cómo acabaron y se separaron no puedo dar detalles. Pero los que se separaron ahora se han juntado. Lo importante es que hay personas que se presentan y hay que tener máximo respeto por todas ellas", matizó.

"De las candidaturas que hay, solo la mitad vienen del 2003, el resto es nueva. Hay mucha más gente a la que hay que tenerle el mismo respeto que al resto. Me gustará escuchar a todos los candidatos, los que vinieron, los que fueron amigos, los que se separaron, y a los nuevos", aseveró.

Aún sobre el continuismo, al que en principio también pertenece y representa Rosell, apuntó que no es "absoluto". "En el modelo deportivo, somos continuistas, pero pusimos nuestro grano de arena. Así que sería absurdo que para nosotros esto no fuera continuismo. En otras áreas ya no tanto. Llegar es difícil, pero mantenerse más, y queremos ayudar a mantener la excelencia deportiva que hemos conseguido", expresó.

En cambio, dejó claro que, pase lo que pase, no habrá alianzas con ninguna otra precandidatura. "No, nuestro equipo es compacto y muy trabajado, conocemos nuestras virtudes y defectos y no pactaremos con nadie. Los equipos hay que hacerlos con tiempo porque si no dejas de ser un equipo y pasa a ser un conglomerado, que acaba deshaciéndose", subrayó.

Por último, el candidato vaticinó que muchas precandidaturas pasarán el corte de las firmas y que acudirán a distintos debates electorales, aunque no les ve mucho sentido. "Creo que pasaremos muchos el corte de las firmas y es interesante por el debate que habrá. Haremos las apariciones que se tengan que hacer. Debates con el Barça está bien, pero es que al final todos queremos lo mismo, no es como en la política. Queremos que el club sea el mejor del mundo, que el socio sea feliz y ganar todos los títulos posibles. Los debates no tienen tanto sentido en el barcelonismo, pero iremos", sentenció.

Sobre la parcela deportiva

Cuando trató el ámbito deportivo, Rosell garantizó la continuidad de Pep Guardiola como técnico, además de desear que el preparador llegue a ser un Alex Ferguson, técnico del Manchester United, quien se ha eternizado en el banquillo.
  
De los fichajes que se puedan hacer en este periodo, ya que el Barcelona estaría interesado en cerrar acuerdos con futbolistas durante la campaña electoral, el precandido no se opuso, pero alertó de que por su experiencia pueden "llegar a pagar entre un 30 y un 50% más del precio" que si lo hiciesen en otro momento.
  
"Cada año hay que fichar a dos o tres jugadores para mejorar la excelencia. Si Pep Guardiola está de acuerdo en los fichajes, adelante con ellos. Si es un arma electoral, acabaremos pagando mucho más del coste de la contratación", añadió Rosell, quien dijo tener amistad con Guardiola desde hace unos veinte años.
  
Del valencianista David Villa, pretendido por el Barcelona, subrayó que el atacante asturiano "entra en nuestro planes", pero se limitó a comentar que lo que sabe "lo he leído en la prensa".
  
El precandidato a la presencia del Barça precisó que no le gusta que se hable de "levantar la alfombra" en el caso de que acceda a la presidencia, y sí aseguró que impulsará una auditoría a fondo y que los socios tendrán conocimiento de la misma.
  
Dijo que ha leído que el actual secretario técnico, Txiki Begiristain, "ha decidido marcharse" y que por lo tanto presentará alternativas para cubrir su baja, y que si es presidente hablará con Johan Cruyff y le mirará a los ojos para preguntarle si le hace ilusión ostentar la presidencia de honor.
  
En cualquier caso, aseguró que aceptará cualquier consideración de los socios acerca del nombramiento de Cruyff, y recordó que él hubiese consultado a los asociados antes de determinar que el legendario jugador fuese presidente de honor.
  
Finalmente, Rosell aseguró que el proyecto de mejora y ampliación del Camp Nou ideado por Norman Foster no se realizará porque los proyectos de este arquitecto "siempre duplican el presupuesto inicial y la obra en nuestro estadio está valorada en 350 millones de euros".
  
Además, garantizó que el actual director general corporativo, Joan Oliver, será reemplazado a las 24 horas si es elegido presidente "porque es inaceptable que utilizase dinero del socio para espiar a directivos", y aseguró que la lucha contra los violentos en el Camp Nou la continuará él tras impulsarla Laporta.

Deportes

anterior siguiente