Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha asegurado tras el Consejo de Ministros de este lunes que con la reforma del impuesto sobre plusvalías por venta de vivienda el Ejecutivo garantiza que los Ayuntamientos "puedan seguir dando servicios" pero a la vez los ciudadanos "solo tenga que pagar cuando les corresponde". "No pagar ni un solo euro cuando no hayan ganado dinero. Se trata de adecuar la determinación de la base imponible del tributo (...) y acercarlo a la realidad del mercado inmobiliario", ha explicado.
La ministra ha explicado que habrá dos opciones que podrá elegir el ciudadano: multiplicar valor catastral por un coeficiente o calcular sobre la diferencia de precio entre la adquisición del inmueble y su venta. "Devuelve la seguridad jurídica a contribuyentes y ayuntamientos", ha concluido.

EFE/ Fernando Alvarado

El Consejo de Ministros da hoy luz verde a la reforma del impuesto de plusvalía que el Constitucional ha declarado nulo. El decreto va a adaptar el impuesto a los bandazos del mercado inmobiliario; para que se conozca la revalorización real de una vivienda cuando se vende o se traspasa. Hacienda da dos opciones para calcularlo y el contribuyente podrá elegir el que más le beneficie, así que se podrá optar por calcular el importe aplicando los nuevos coeficientes sobre el valor catastral en el momento del traspaso o bien estimar el valor haciendo la diferencia entre el precio de compra y el de venta. En este sentido, el decreto va a permitir a los ayuntamientos rebajar un 15% el valor catastral del suelo en función de cómo esté el mercado. La nueva normativa no tendrá carácter retroactivo. Informa Cristina Ganuza 

Julio Rodríguez, ex presidente del Banco Hipotecario y miembro de Economistas Frente a la Crisis, ha explicado en Las mañanas de RNE que, previsiblemente, los precios de los alquileres vana seguir subiendo por encima de los incrementos salariales, y ha puesto 2022 como el año en el que, una vez pasado "el parón de la pandemia", se volverá a complicar, "sobre todo para los jóvenes", el acceso a la vivienda, especialmente en zonas urbanas donde la demanda supera con creces la oferta. Por tanto, ha valorado positivamente el nuevo marco para los alquileres que, en caso de salir adelante, establecerá la nueva Ley de Vivienda, en especial la intención del Gobierno de aumentar el parque de vivienda social. También ha llamado la atención respecto a la negativa de las CCAA gobernadas por el Partido Popular a aplicar el control sobre el precio de los alquileres propuesto en este nuevo texto, y ha criticado esta actitud que considera es propia de quien "tiene muy escasa cultura de lo que es el mercado de alquiler en España".

El investigador de la Universidad Camilo José Cela, Juan Vázquez Rojo, analiza las causas y las consecuencias de los problemas que atraviesa el gigante chino Evergrande, cuyos problemas de liquidez para hacer frente en sus deudas han metido el miedo en el cuerpo a los inversores. "Evergrande es un síntoma de un problema mucho mayor en China, la creciente dependencia de la construcción que supone casi el 25% de su PIB, una proporción muy similar a la de España antes de que estallara la burbuja inmobiliaria", ha explicado Vázquez, que cree que el declive de la inmobiliaria simboliza el fin del modelo de crecimiento chino. El investigador asegura que el Gobierno chino es consciente del problema y lleva años intentando desinflar la burbuja, algo que, en la práctica, es complicado. En cuanto al impacto en la economía mundial, Vázquez cree que es difícil compararlo con Lehman Brothers aunque las repercusiones de su posible caída se harán notar. "El impacto económico es inevitable. El cambio de modelo va a reducir el crecimiento chino y eso va a impactar en el mundo", ha concluido.

¿Es Evergrande el Lehman Brothers chino? Los temores se extienden entre los acreedores de esta gran inmobiliaria. En el próximo año vencen 100.000 millones en deuda y la compañía sólo cuenta con liquidez por el equivalente al 10% de esa cantidad. Sin embargo hay diferencias muy importantes: al banco de inversión Lehman Brothers no se le pararon los pies en su día y a Evergrande un cambio regulatorio le impide endeudarse más. El desafío en todo caso continúa siendo importante.

Un reportaje de Daniel Hernández Baldó.

El terremoto que ha provocado en el mercado asiático la posible quiebra de Evergrande ha sacudido la economía mundial. La inmobiliaria china ha caído en bolsa un 11 por ciento y ha arrastrado a las bolsas europeas, que han terminado todas en rojo. El Ibex se ha dejado un 1,2 por ciento y Wall Street también ha registrado pérdidas en su apertura. El rojo ha sido predominante en los índices de referencia europeos con caídas cercanas al 2% en la mayoría de los casos. También Wall Street se sumergía en terreno negativo con su cierre próximo: el índice Dow Jones caía un 2'2% y el tecnológico Nasdaq un 2'6%. Los sectores más relacionados con Evergrande y la economía china apuestan por las ventas ante el tambaleo del gigante inmobiliario.

La promotora inmobiliaria china Evergrande está haciendo caer a las bolsas de todo el mundo tras reconocer que tiene que hacer frente a una deuda de 260.000 millones de euros y que podría incurrir en impagos. Buena parte de esa deuda está en manos de bancos y fondos occidentales. Los inversores temen que su caída pueda ser similar a la de Lehman Brothers en 2008 arrastrando a otras empresas del sector inmobiliario y financiero. En el último año las acciones de Evergrande han perdido más del 80 por ciento de su valor.

-->