Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Una de las demandas de los ganaderos y agricultores españoles es la falta de mano de obra cualificada para trabajar en el campo. Así lo ha señalado Rodrigo Carrillo, que dejó Madrid hace 8 años para cultivar lavanda y cereal, quien ha destacado que "nos están salvando el cuello" los temporeros inmigrantes. Por su parte, Rosana Pérez, que regresó a su pueblo en Albacete para trabajar y ahora tiene una granja con 1.600 gallinas, reclama que haya menos trámites burocráticos para todos aquellos que quieran emprender en el campo.

Foto: Getty Images

Debatimos el futuro de Castilla - La Mancha y los retos que se le plantean con David Bejerano Fernández, miembro de la Plataforma por la Juventud de Castilla - La Mancha, estudiante de Derecho, Javier García, portavoz de “Manifiesto por Cuenca” y Lola Martín, Portavoz de FADEMUR, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales en Castilla La Mancha.

David Bejerano ha decidido quedarse en su ciudad, pero asegura que irse a Madrid es una tentación. "Hay muchas titulaciones, está a 40 minutos. Yo me quiero quedar, comprarme una casa y formar una familia aquí. Pero hay un 40% de paro. Hay una falta de oportunidades", ha dicho.

Lola Martín reclama que hay que atender a la población que ya está viviendo allí, en los pueblos. "Acogemos a la gente con los brazos abiertos, pero si no damos servicios a los que vienen nuevos, se van a ir", ha dicho.

Javier García explica que el talento se escapa de Castilla - La Mancha. "Siempre te dicen que el éxito está fuera y después es muy difícil volver".

Decenas de personas mayores en Cuenca se encuentran prácticamente aisladas al vivir solas y pertenecer a grupos de riesgo. Antes de la pandemia del coronavirus acudían diariamente al comedor de un centro de mayores. Ahora son los conductores de la Cruz Roja, como Luis, quienes les reparten diariamente a domicilio unos menús preparados. Para estos mayores, además de un importante ahorro económico, supone un momento de compañía y conversación con la única persona a la que ven en todo el día.