Enlaces accesibilidad
Eurovisión 2022

Los artistas españoles que triunfaron después de Eurovisión, ¿qué le espera a Chanel?

Por
David Civera representó a España en Eurovisión 2001
David Civera representó a España en Eurovisión 2001 GTRES

España debutó en el Festival de Eurovisión en 1961. A lo largo de todos estos años, hemos ganado en dos ocasiones. La primera con Massiel y su mítico "La, la, la". La propia artista confesaba arrepentirse de haber participado en el certamen al considerar que su paso pudo perjudicar su carrera. La segunda, al año siguiente, con Salomé y su tema "Vivo cantando". ¿Te acuerdas de los artistas que representaron a España en Eurovisión? ¿Qué fue de ellos después del festival? ¿Quiénes triunfaron y quiénes no fueron capaces de aprovechar la oportunidad?

Para algunos artistas Eurovisión supuso el empujón necesario para que su carrera no se estancara. Para Raphael, además, fue la llave que le abrió la puerta al público internacional. "Yo soy aquel" y "Hablemos de amor" sonaron en 1966 y 1967 respectivamente en el festival que, a pesar de no ganar, se llevó el mayor premio que un artista puede tener: el reconocimiento mundial

Eurovisión 1966 - Raphael cantó "Yo soy aquel"

Para otros significó el principio de su carrera musical. Es el caso de Julio Iglesias, que empezó escribiendo canciones para distintos artistas, hasta que decidió llevar uno de sus temas a una discográfica. Allí le convencieron para que fuera él el intérprete. Fue entonces cuando se presentó al Festival Internacional de la Canción de Benidorm. En 1970 Julio Iglesias representó a España en Eurovisión con el clásico "Gwendolyne" y consiguió meterse en el top 5 con un celebrado cuarto puesto. 

Festival de Eurovisión 1970 - Julio Iglesias cantó "Gwendolyne"

Algunas canciones que sonaron en Eurovisión acabaron convirtiéndose en auténticos himnos en nuestro país, como el que Mocedades llevó al certamen en 1973. Con "Eres tú" alcanzaron el segundo puesto con un total de 125 puntos, la puntuación más alta conseguida en todas las ediciones del festival por España.

Las hermanas Salazar ya eran conocidas en España cuando participaron en Eurovisiñon en 1990. Las Azúcar Moreno quedaron quintas con el tema "Bandido", canción que posteriormente fue seleccionada en 2005 por la Unión Europea de Radiodifusión como una de las mejores canciones y actuaciones de la historia del certamen. Un éxito en España, América Latina y Turquía, así fue como Encarna y Toñi se ganaron la fama internacional, a pesar de aquel contratiempo que nos puso en vilo durante unos minutos. 

Azúcar Moreno - Bandido

Algo parecido pasó con David Civera. Con veintidós años, se presentó a la preselección española y consiguió su plaa en Eurovisión a ritmo de "Dile que la quiero". Logró la sexta posición y el título de rey del pop de los 2000. Sus éxitos no paraban de sonar en la radio. Civera sigue trabajando en la música. En 2019 lanzó el EP Empatía. Ahora, de hecho, está a punto de estrenar nuevo videoclip. 

Festival de Eurovisión 2001 - David Civera cantó "Dile que la quiero"

Rosa López, recién salida de Operación Triunfo, o Ruth Lorenzo, un rostro no tan conocido para la audiecia entonces, ambas empezaron sus carreras musicales tras su participación en Eurovisión. Otros como Edurne, Pastora Soler o Blas Cantó ya contaban con un largo recorrido artístico antes de poner un pie en el certamen. 

¿Qué fue de Anabel Conde? 

Quedó segunda en el Festival de Eurovisión en 1995 con "Vuelve conmigo", pero no le sirvió para mucho. Anabel Conde no tuvo la misma suerte que Mocedades, que consiguió el mismo puesto en el certamen, pero sus carreras tras su participación fueron de todo menos parecidas. 

Tras aquel segundo puesto, se quedó sin  discográfica, después de que la suya quebrara. En el año 2000 intentó volver a Eurovisión y se presentó a la preselección junto a David Domínguez, pero quedó en cuarto lugar con la canción "Ni colores, ni fronteras". Igual que en 2005, con el tema "Incéndiame". También compitió contra Daniel Diges en otra edición. Pese a sus intentos, no volvió a pisar el escenario del certamen, solo como corista con la delegación de Andorra en 2005. Tampoco pudo encontar sello discográfico que le ayudar a impulsar su carrera. Actualmente, Anabel Conde trabaja como profesora de música.