Enlaces accesibilidad
Un duelo de cine

Bardem vs Bardem, de 'Los lunes al sol' al 'El buen patrón'

Por

Los dos alter egos que León de Aranoa ha creado para Javier Bardem
Los dos alter egos que León de Aranoa ha creado para Javier Bardem

Veinte años antes de meterse en la piel de un empresario descarado y sin escrúpulos en El buen patrón (2021), Javier Bardem fue un héroe sin capa ni empleo en Los lunes al sol (2002). Dos personajes contrapuestos que Fernando León de Aranoa, director de ambas películas, crea para hablar de una misma realidad desde focos distintos. Ellos son Santa Julio Blanco, víctima y verdugo de un mundo empresarial caníbal, individualista y deshumanizado.

¿Qué pasaría si ambos personajes se enfrentasen cara a cara? Hace unos días, Aranoa definía su nueva película, -candidata española al Oscar el próximo 27 de marzo-, como “el reverso tenebroso de Los lunes al sol”. La otra cara de la moneda de la precariedad laboral cuyo foco se posa sobre aquellos que alimentan a la bestia, empresarios como Julio Blanco. Esos patrones, tan reconocibles por todos, que no tienen miramientos para poner de patitas en la calle a trabajadores como Santa.

Javier Bardem es Santa en 'Los lunes al sol' (2002)

Javier Bardem es Santa en 'Los lunes al sol' (2002)

 

Santa Vs Julio Blanco

Si estos dos Bardem se juntaran en una misma sala, seguramente saltarían chispas (y no de amor, precisamente). Santa es un trabajador que no se doma tan fácilmente, mucho menos cuando le echan a la calle. Un hombre que encarna la dignidad del rebelde y que procede de un tiempo, no tan lejano, en el que aún la división y desposesión de la identidad de la clase trabajadora no era tan descarada. Su fortaleza reside en el grupo y en la colectividad. Un tipo desheredado, pero integro.

La fábula oscura la protagoniza Julio Blanco, un Bardem que peina canas y despliega poses y ademanes de un auténtico empresario de medio pelo. Un hombre henchido de gusto por uno mismo, que mira a todos desde un escalafón de altura, con la socarronería propia de quien se cree dueño y señor de cuantos tiene bajo contrato. Presidente de Básculas Blanco, un puesto que le viene por la gracia divina de una herencia familiar, su estandarte es el equilibrio. Un estado indispensable en su vida y su negocio que está dispuesto a conseguir a toda costa, incluso si para ello ha de trucar la balanza.

Javier Bardem es Julio Blanco en 'El buen patrón' (2021)

Javier Bardem es Julio Blanco en 'El buen patrón' (2021)

 

En las antípodas: la hormiga y la cigarra

En realidad, Santa y Blanco son la hormiga y la cigarra de aquel cuento que el personaje de Bardem el leía a su hija en una de las escenas más famosas de Los lunes al sol:

“-. Pasó el tiempo, y la hormiga trabajó y trabajó todo el verano, ahorró cuanto pudo, y en invierno, la cigarra se moría de frío, mientras la hormiga, tenia de todo... ¡Que hija de puta la hormiga! 

La Cigarra llamó a la puerta de la Hormiga, que le dijo: Cigarrita, cigarrita, si hubieras trabajado como yo, ahora no pasarías hambre ni frío... ¡¡y no le abrió la puerta!! 

¿Quién ha escrito esto? Porque esto no es así; la hormiga ésta es una hija de la gran puta y una especuladora. Y además, aquí no dice porque unos nacen cigarras y otros hormigas, y tampoco que si naces cigarra estás jodido, y aquí, no lo cuenta.” 

¿Se hubiese encarado Santa a Blanco en la realidad?

Quizá en aquellos 2002 sí, pero en el contexto en el que Aranoa sitúa El buen patrón hay muchas cosas que han cambiado. El mercantilismo humano y la competencia de puñales por la espalda, de la que se nutre Balanzas Blanco, han proliferado como setas. Sus trabajadores están tan compartimentados y aislados que cualquier lucha resulta estéril. Ahí está el personaje que interpreta Oscar de la Fuente en El buen patrón, un obrero despedido que inicia una protesta ridícula, sin estrategia, ni conciencia de clase (ni rastro de sindicatos) al que nadie se une, ni por camaradería.

'Los lunes al sol' (2002)

'Los lunes al sol' (2002)

El Santa de Los lunes al sol hubiese entendido que esa lucha personal trasciende a algo más grande. Que luchar contra un titan provinciano como Blanco no puede hacerse sin arroparse de otros tanto que sufren la misma tiranía. Santa y sus compañeros José (Luis Tosar), Lino (José Angel Egido) y Amador (Celso Bullago) se comportan como una familia, ayudándose en la medida de la posible, aunque sólo sea a través de pequeños gestos, ánimo o sobrellevando la situación con bastante humor negro y cierta rebeldía. 

Y aunque en ambas historias acaben perdiendo los mismos. La sensación es diferente, el halo de esperanza que posee Los lunes al sol (2002) se convierte en amarga impotencia en El buen patrón (2021). De ahí el reverso tenebroso. Afortunadamente, el humor negro y la sátira de esta última hace que el trago pase, aunque queda flotando algo molesto en el interior.

Ambas películas vencieron a Almodóvar en la preselección a los Oscar

Ambas películas vencieron a Almodóvar en la preselección a los Oscar

Descubre las dos caras de la moneda con Los lunes al sol (2002), en RTVE Play disponible hasta el 25 de noviembre. Y no te pierdas El buen patrón, película participada por RTVE, ¡ya en todos los cines!