Catálogo para disfrutar de forma online y gratuita del mejor cine internacional reciente

Catálogo para disfrutar de forma online y gratuita del mejor cine internacional reciente. Cada semana se publican nuevas películas actuales protagonizas por algunos de los actores más relevantes a nivel mundial y grandes taquillazos de todos los géneros: acción, películas románticas, dramas, comedias, suspense…

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5897073
No recomendado para menores de 18 años Cine - Rambo: Last Blood - Ver ahora
Transcripción completa

(TV) "La Agencia Nacional de Meteorología ha elevado

la tormenta Telma a categoría 2".

"Se esperan fuertes lluvias y vientos de hasta 140 kilómetros por hora".

(RADIO) "Aquí Águila del Desierto".

"Seguimos buscando a los tres montañeros desaparecidos".

Aquí Rescate 1, Lima Charlie.

No hay novedades de los montañeros, pero esto se pone cada vez peor.

"La tormenta está arreciando".

Águila del Desierto, ¿cuál es la situación ahí arriba?

"Se está formando un torrente".

"Tiene que sacar a sus hombres de esa montaña. Cambio".

Suban a terreno elevado. Se acerca una tromba de agua.

"Equipos de rescate, retírense en busca de refugio".

¿Y el voluntario que iba a caballo? No ha contestado.

"Ha dado media vuelta".

Tendría que estar loco para estar por la zona.

Hay demasiadas turbulencias. Nos volvemos a la base.

¡Ayuda! ¡Ayuda! -¡Eh! ¡Estamos aquí!

¡Eh! ¡Ayúdenos! -¡Aquí!

¡Vamos! ¡Tenemos que salir de este lugar!

¡Viene un tromba de agua! ¡Arriba!

¡No encuentro a mi mujer! ¿Ha visto a mi mujer?

¡Vamos, monte!

¡No podemos dejarla! ¡Podría estar ahí abajo!

¡No está! ¡La he encontrado río abajo! ¡Ha muerto!

¡Por favor, Jimmy, vámonos! -Tengo que encontrarla.

¡Jimmy!

¡Baje de ahí!

¡Cójase junto a esa rama!

¡Vamos, chico!

¡Acérquese!

¡Agárrese fuerte a mí!

¡Vamos a morir!

¿Dónde los has encontrado?

A unos tres kilómetros, en el campamento base.

¿Los hemos identificado ya? -Aún no, están bastante desfigurados.

Eh, ¿quién es ese?

Trabaja como voluntario de vez en cuando, capitán.

Es un veterano de Vietnam y rastrea como nadie.

¿Estás bien, John?

La mujer murió con la primera tromba de agua.

El marido salió en su busca.

Sí, estaban a un par de kilómetros río abajo.

Has hecho lo que has podido, John,

y te agradecemos tu ayuda otra vez.

Hey, señor.

Gracias.

De nada.

Buen chico.

¿Estás cansado? Sí.

Debes estar congelado.

A ver si no te enfermas con este clima.

Tómate tu café.

Escuché las noticias.

Dos personas murieron.

No logré salvarlos.

Tampoco a mis hermanos en la guerra.

No te culpes por no haber podido... salvar a unas personas.

Ya no estás en la guerra.

Todo está en tu cabeza.

Me cuesta olvidarlo.

Ahí sentado... me recuerdas a tu padre.

Se sentaba en el porche, en su mecedora,

siempre pensando, callado...

Pero hiciste un gran trabajo aquí...

dirigiendo el rancho.

Te agradezco que me dejaras quedar para criar a mi Gabriela.

Gracias.

(Relincho)

Despacio, despacio. Bien, chico. Eso es.

Buen chico. Vamos, chico.

Gira, gira.

Vamos, vamos.

Muy bien. Sigue.

Sigue.

¡Buen día! Buenos días.

¿Cómo dormiste, mijo? Muy bien.

No he visto el coche de Gabri. Llamó. Está bien, John.

Está en casa de Antonia. Ah.

Esperaba que me ayudase a montar al nuevo semental.

Le gustaría ese caballo. Obedece bien, muy bien.

Sí. Será buena domadora.

Tiene buena mano con los caballos, ¿no crees?

Puede.

Pero irá a la universidad.

¿No creerás que quiere oler todo el tiempo a caballo como tú?

¿Tan mal huele?

No, hombre, para nada. Si te gustan los caballos...

"¡Ayuda!". -"¡Eh! ¡Estamos aquí!".

"¿Ha visto a mi mujer?".

"No cometeremos errores".

"Nosotros vamos a ganar. Puedo asegurarlo".

"A nivel militar, esta estrategia fracasará".

¡Tío John! ¡Estoy aquí!

Hola.

Hola, cariño. ¿Has acabado ya con los caballos?

Sí, más o menos.

¿En qué trabajas ahora?

¿Sabes qué es esto?

Un cuchillo pequeño. No, es acero de Damasco.

Es un abrecartas, para cuando vayas a la universidad.

Voy a añadirle esta empuñadura blanca.

¿Abre cartas? Quedará precioso en tu mesa.

Ajá...

Siento decírtelo, pero ya nadie escribe cartas.

Entonces, úsalo para ahuyentar a los chicos.

En fin. Okey.

Empuja. Voy. Dios...

Tengo que engrasar esas bisagras.

¿Te ayudo? Vale.

¿Qué tal anoche? No fue mucha gente a la fiesta.

¿Por qué no? Por lo de Lorraine.

La abuela me ha contado lo que pasó anoche.

Esas personas que murieron.

¿Estás bien? Ajá.

Sabes que no fue culpa tuya, ¿no? Lo intentaste.

Sí que lo intenté.

¿Quieres salir a montar?

Sí, ve a ponerte las botas. Okey.

Es de locos. Voy a empezar la universidad...

y no sé por qué, pero no sé aún qué voy a hacer.

¿Sabías qué querías hacer a mi edad?

Sí, quería ser soldado. ¿A mi edad?

Incluso antes.

¿Y te gustaba?

Bueno, tuve los mejores amigos de mi vida.

Esto se quedará muy silencioso sin ti

haciendo tantas preguntas.

Seguro que sobrevivirás. Sí.

Se va el sol, solo puedo montar una hora más.

¿Y eso por qué? Voy a casa de Antonia.

Organiza una fiesta para los que nos vamos a la universidad en otoño.

Invítalos aquí.

¿Qué? Tráelos al rancho.

¿Ya no recuerdas la última vez? Los asustaste.

¿Por qué? Pues porque no dejabas de mirarlos.

Oh, no. A veces hago eso, pero no es adrede.

Gracias, pero Antonia lo ha organizado todo

y lo haremos allí, ¿okey?

Enséñales los túneles.

¿Qué? Enséñaselos.

Jamás dejas que nadie vea los túneles.

No, pero... son tus amigos y son bienvenidos.

Okey. ¡Súper! ¡Sí! Sí, les gustará.

Sí, seguro. Seguro que sí.

Oye.

Echaré de menos montar contigo.

Yo también lo echaré de menos.

(Música)

Sí, es por aquí. ¿A que mola?

¿Veis cómo está excavado?

Fíjate. -Es impresionante.

Nadie ha bajado aquí antes.

Qué ruidero de veras. Qué música tan horrible.

Si su mamá lo oyera... (RÍE)

¿A ti te gusta esa música? Podría acostumbrarme.

Se lo están pasando bien.

A mí nunca me dejas entrar en los túneles.

Si quieres verlos, te haré una visita guiada.

No, gracias. Están resucios.

Eso es verdad.

Este sitio es genial para una fiesta. Ahora no, ¿vale?

Tengo mucho en qué pensar. Sí, te entiendo, yo...

¿Eso lo has dibujado tú? Sí.

Lo hice cuando tenía 10 años. ¿En serio? Es una obra maestra.

Oh. ¿Quién es?

Tengo que contestar.

Gizelle.

"¿Me escuchas? No tengo buena señal". No, no, sí, te oigo bien.

Cuéntamelo todo.

¿Gabriela? ¿Sí?

¿Qué haces aquí abajo? Todos tus amigos se han ido.

Han dejado todo tirado y estoy recogiendo.

¿Qué tal la fiesta? Eh... Se lo han pasado bien.

Me han preguntado por qué habías hecho estos túneles.

¿Y qué has dicho?

Pues que... te gusta cavar y que estás un poco loco.

Eso es verdad.

Quería hablarte de una cosa.

Necesito contarte algo, pero quiero que seas comprensivo.

Tengo que ir a México.

¿Y por qué quieres ir?

Porque he encontrado a mi padre.

Mi amiga Gizelle... vive allí.

Bueno vivía. ¿La recuerdas?

Le he pedido el favor y... le ha encontrado.

Vive en un pueblo cerca del suyo.

Tío John, tengo que hacer esto.

Quiero oírlo de su boca. Tengo que entender por qué...

lo hizo. Porque no es un buen hombre.

No puede ser tan sencillo. Lo es.

Tío John, he oído las historias

y sé que has pasado por muchas cosas, pero...

mi mundo es muy diferente al tuyo.

No, es peor. No es cierto.

La gente no hace cosas malas porque sí, hay...

Nadie debe abandonar a su familia cuando tiene la suerte de tener una.

¿Por qué te enfadas tanto? Porque no sabes lo malo que es.

Yo sé lo cruel que puede ser un hombre.

Ahí fuera no hay nada bueno, Gabriela.

Puede haber cambiado. Los hombres así no cambian.

Van a peor. Tú cambiaste.

No he cambiado, solo intento ocultarlo todos los días.

Tío John, tienes que confiar en mí. Tienes que...

saber que tomaré buenas decisiones.

No puedo controlar lo que hay por ahí.

No puedes protegerme eternamente.

Mientras viva, no volverá a hacerte daño ni él...

ni nadie.

Hiciste lo que creíste que debías hacer.

Te fuiste a los 17 años y nadie te lo impidió.

Ojalá lo hubieran hecho.

Gabriela, te quiero como a una hija.

Quieres respuestas, pero espera un poco.

Madura.

Descubre el mundo.

¿Harás eso por mí?

Está bien.

Gracias.

Me voy a la cama. Descansa.

Buenas noches.

(Voces)

¡Después de lo que le hizo ese señor a tu mamá!

¡No entiendes que ese hombre...

nunca ha querido que estés en su vida!

Necesito saber por qué. ¡No tiene caso! ¡No tiene sentido!

¡Ese hombre está muerto por dentro! ¡No tiene alma ni corazón!

¿Qué está pasando? Quiere ver a su padre.

Gabriela, hicimos un trato. Lo hicimos.

Lo sé, lo siento, pero...

lo he estado pensando toda la noche y...

Quiero respuestas ahora, no luego.

¿Cómo lo encontraste?

Gizelle me ayudó.

Oh, Gizelle. ¡Ella sigue hablando con Gizelle!

Ya. ¡Gizelle es una mala muchacha!

Cambió. ¡No! ¡Ella no cambió!

Eh, María... Ella estuvo contenta

cuando ella se regresó. Solo intenta ayudarme.

Él ni siquiera te va reconocer

porque nunca se ha portado como tu padre.

¡Este hombre sí ha sido tu padre!

Cuida de ti, te protege.

¡Estos últimos diez años, él ha sido tu padre,

no el otro, mijita! María, cálmate.

No. ¿Por qué? Porque...

Ese hombre ni siquiera tiene derecho a poner sus ojos sobre ti.

Jamás fue al hospital a ver a tu madre

mientras estaba muriendo de cáncer.

Y una Navidad, John tuvo que quitársela de encima

porque él estaba golpeándola con un cinturón.

Ya basta. ¡Díselo!

No quiero que veas a ese hombre.

Ni él ni yo te vamos a permitir que vayas a un lugar tan peligroso.

Por favor. ¡Ya!

Okey.

Está bien.

No iré.

Me voy a casa de Antonia. Está bien.

Es solo una niña.

¡Tío John!

¡Siento mucho lo de antes!

¡No pasa nada!

Okey.

(Claxon)

¡Hey! ¡Ven aquí! ¡Métete, métete!

¡Mírate!

¡Míralo más! Te ves bien, chamaca.

Hace mucho tiempo, pero está bien.

Oye ¿todavía eres virgen?

¡Relájate, güey! Es broma.

Tienes que estar toda seca manejando todo ese polvo y esa mierda.

¿Quieres beber algo? No, no.

Yo sí.

Me siento aquí.

Curiosona, noto cómo lo miras todo.

¿Qué? La casa está bien, ¿no?

Sí, está bien.

También noto cómo me miras.

No. No. Estás muy bien.

Sé que he cambiado.

La vida de este lado no es fácil, hermana.

Una hace lo que puede.

Sí, lo entiendo.

Te agradezco que me hayas ayudado a encontrar a mi padre.

No ha sido fácil, pero está bien.

Ten, deja que te dé un poco de... ¿Me ves tan pinche jodida?

No, Gizelle. ¡Es broma, güey!

Ah... Okey. Por un segundo te había creído.

Mira, yo nunca te ofendería, te lo juro.

Me lo voy a chingar y vemos a tu papá.

Okey.

¡Jía! ¡Jía!

¡Jía!

¡Vamos!

¡Jía!

Okey, aquí a la derecha, y ahora aparca en el primer sitio que veas.

El bar se llena. ¿Ya llegamos?

Sí, ya llegamos. Me estaciono aquí.

Sí, está bien. Okey.

Aquí es, en el 172.

Ve a ver a tu papá, niña.

Uno, siete, dos. Okey.

Hola.

¿Está Manuel? ¿Quién eres?

Solamente quiero hablar con él.

¿Te puedo ayudar en algo? -¿Con quién hablas?

¿Quién es, Manuel? -Luego te explico.

No tenía tu número de teléfono.

No esperaba volver a verte.

Pasó mucho tiempo.

Lo sé.

Estás muy mayorcita, Gabriela.

¿Cómo me encontraste?

No fue fácil.

Siempre te ha girado bien la piedra.

Incluso de pequeña eras muy aplicada en la escuela.

Tengo que hablar contigo.

Ahora mismo estás reigualita a tu madre.

¿En serio? Me cae. Te lo juro.

Hasta podrías ser su gemela.

Gracias. Quiero hacerte una pregunta.

Vale.

¿Por qué nos dejaste?

Únicamente intento entender por que te fuiste sin más.

Okey.

Porque un día las miré a tu madre y a ti,

y entendí... que ya no significaban nada para mí.

Sé que es difícil de entender,

pero... perdí el tiempo...

estando contigo... y con ella.

Y encima la pendeja se muere y me deja contigo,

a quien nunca quise tener.

¿Más preguntas?

No hace falta que vuelvas.

Un ratito.

Ya te hablo, ya te hablo.

Eh, eh, eh, ¿qué pasó? ¿Qué pasó, güey?

Debí haberle hecho caso. Tenía toda la razón.

Tengo que volver a casa esta noche. ¡A la mierda!

¡Así no puedes manejar! ¡Es tarde y estás muy mal!

Déjame ayudarte. Tienes que calmarte, ¿va?

Haremos algo para que olvides esto.

Yo manejo.

Mi buena amiga Gabriela.

Vete.

Es Gabriela, de Arizona. -Hola, ¿qué tal?

Hola. No te había visto aquí.

Don Miguel.

Gracias por venir.

¿Algo de tomar?

No creas que tengo mucho tiempo. Mejor vamos al grano.

Perfecto.

Dicen ahí que buscas expandirte al gabacho.

Bueno, más bien crecer.

Asociarme con usted, con su permiso, sería dar un salto de calidad.

Siempre busco putas nuevas.

El año pasado exportamos unas 17 000 chamacas más o menos.

Hasta las más corrientitas les puedes sacar unos 300 000 dólares.

¿Sigues acá, Víctor?

Don Miguel, qué bies se le ve. Mohicano, sáquense de aquí.

Ya les dije que estos culitos le iban a encantar.

Pura calidad acá.

Me dijo que le enviaron algo al gabacho en New York.

Súbete para arriba, Víctor.

Don Miguel y yo tenemos que platicar acá.

¡Pues platiquen, carajo!

¿Les tapo yo la boca o qué, chingados?

Mira, pónganse de acuerdo ustedes y luego platicamos.

Regálame tres minutitos, Don Miguel.

Víctor.

¿Qué te pasa, cabrón?

¿Tú sabes la que estamos armando con este güey?

¿Pero qué...? ¿A mí? ¿Qué te pasa a ti, carnal?

Me parto la madre para conseguirte las mejores putas,

¿y no puedo estar enfrente cuando haces negocios?

Nos haces quedar mal, pinches vergüenzas contigo.

Bájale. A mí no me hables así. No, bájale tú, pendejo.

Con este güey no podemos andarnos con mamadas.

Es un chingo de feria la que nos estamos jugando

para que la vengas a cagar.

Tú dedícate al verbo y yo a lo mío.

¡Con su permiso, señores!

¡John!

¡John! ¿Qué ocurre?

¡Nunca fue a casa de Antonia! ¡Se fue a México!

Gizelle llamó. Gabriela fue a ver a su padre y no regresó.

¿Tienes su dirección?

Y la de su padre.

¿Qué le habrá pasado, John?

¿Le hablo a la policía?

Ellos no pueden cruzar la frontera y al otro lado no hacen una mierda.

¡Por favor, John, regrésamela! La encontraré.

(PIENSA) "No puedo controlar lo que hay por ahí".

"No puedes protegerme eternamente".

¡La neta! ¡La neta! Me gustan los perros.

Pero si se me pela uno,

me encabrono.

Hay que castigarlo y darle sus buenos madrazos.

¿Qué te digo? Me da para abajo.

Si alguna de ustedes, pinches perras,

se quiere pelar, ¡lléguenle!

¡Córranle!

Pero las voy a encontrar.

Y me la voy a cargar.

Por esta.

Busco a Gabriela.

No está aquí.

¿Dónde está?

Yo no sé nada.

Toda esta mierda... es por tu culpa.

Debí partirte el puto cuello hace diez años.

Gizelle.

¿Quién eres tú? ¿Qué quieres?

Soy John. Nos hemos visto varias veces.

Busco a Gabriela. Aquí no está.

¿Sabes dónde puede estar? No lo sé.

Ella quería encontrar a su padre y es lo que sé.

¿Puedo hacerte unas preguntas sobre lo que ha pasado?

Okey, pero no sé mucho. Dentro, si no te importa.

Okey.

Estaba muy triste.

Su padre la mandó al carajo. Yo solo quería ayudarla.

¿Y qué pasó?

¿Qué pasó? Lloraba sin parar.

La verdad, me sentí remal y no quería traerla a esta ratonera,

que es deprimente, y pensé que era mejor salir por ahí

para que se calmara, se despejara y se echara unas copas,

así que fuimos a bailar y ahí ya no supe.

No sé dónde se metió. ¿Ah, no?

La neta, es que bebo demasiado. Son cosas que pasan.

Estaba hablando con unos amigos y cuando volví a mirar,

ella ya no estaba y la busqué por todas partes,

así que pensé que se había ido y ya no la he vuelto a ver.

¡Yo qué sé! ¿Y se fue sin despedirse?

Sí. No lo sé. Puede. Alguien me trajo a casa.

Sepa quién. Ya le dije. Estaba peda.

¿Estuvo hablando con algún chico? ¿Qué?

Si hablo con algún chico. No lo sé, güey, chance.

Supongo que habló con alguno. ¿Por qué me preguntas tanta madre?

¿No me crees?

Llamaste y dijiste que nunca volvió de casa de su padre.

Sí, le llamé porque le quise avisar. ¿O querías cubrirte el culo?

¡Vete a la...!

¿De dónde la has sacado? ¿Y qué te importa? Me la dio.

Era de su madre. Jamás te la daría.

La has vendido.

Era tu amiga. ¡Fuera! ¡Vete a la verga!

Mírame.

Vas a llevarme a ese lugar...

y vas a decirme con quién estuvo.

Si no, te descuartizaré.

¡Andando!

Sal.

No mames. No puedo entrar ahí.

La gente me conoce, yo tengo que vivir aquí.

Vas a entrar y vas a señalármelos.

Si haces cualquier otra cosa,

te aseguro que te volaré la cabeza antes de que acaben conmigo.

Andando.

(PIENSA) "No he cambiado, solo intento ocultarla".

"Mi mundo es muy diferente al tuyo".

"No sabes lo malo que es".

"Yo sé lo cruel que puede ser un hombre".

Es el Bato. Es el sofá.

Estamos en paz, ¿no? Piérdete.

Largo.

Hasta luego, mamacitas.

¡Eh, nos vemos mañana!

Está todo bien. Me trata bien.

¿Acaso no lo ves?

¿Dónde está mi truca?

Me pone estar contigo.

A ver. ¿Te regalo una como esta?

Ven acá.

Vete.

¿Dónde está?

Yo no conozco a esa pinche mora, cabrón.

¿Dónde está?

Vamos, dime dónde está o te la parto en dos.

¡Sí, sí! ¡Yo te digo! ¡Yo te digo dónde está ya! ¡Para! ¡Para!

¡Chicas! ¡Operando no más!

¡Hagan el piche jale a todas horas!

Todo el día y toda la noche.

Sin 40 o 50 güeyes, ni pedo.

No paren de jalar hasta que les digan que paren.

¡Cooperando!

Párate aquí.

¿Qué casa es?

Ahí, la de arriba.

La de las luces.

¡Gózale! ¡Atásquense con estas guayabas!

(TODAS GRITAN) -¡Venga, que están nuevecitos!

Mira quién llegó.

¡Uh, uh!

Bien chido, tu cuchillo, cabrón.

Bueno.

¿Qué haces aquí?

¿Andas perdido, viejito?

¿No? ¿Nada?

¿Y si te descoso el hocico con este cuchillo?

Víctor.

Arizona.

¿Qué pasó?

¿Se les acabaron las putas allá?

¿Qué hubo, qué hubo, qué hubo?

¡A esta yo la conozco! Sí, a huevo.

Esta puta es de nuestro corral. ¡Eh!

¿Qué es de ti esta?

¡Ya está!

Párenlo.

Suéltala.

¿Qué?

Suél... suél... suéltala. ¿Que la suelte?

¡Qué chíngalos le hablas! ¡Mándalo a los ácidos!

John... Rambo.

Bonito Rambo. (RÍE)

¿Sabes una cosa, Juanito?

Esas chicas no significan nada para mí o mis clientes.

En mi mundo no son nada, no son personas, solo son...

Solo son cosas.

No tienen ningún valor para nosotros.

Yo... no le habría puesto atención a esto...

A ella.

Pero ahora lo haré.

Porque el que tú hayas venido aquí es muy malo par ella, cabrón.

La habríamos entrenado, utilizado y vendido,

pero ahora daré ejemplo con ella.

Voy a dejarte vivir.

¡Pero qué mamada le estás diciendo! ¡Estoy hablando, Víctor! ¡Chingado!

Pensarás en esto cada puto día de tu puta vida.

Hasta que ya no puedas pensar más, Juanito.

Quémenlo como ganado a este hijo de la chingada

a su puta también.

Bien marcaditos, cabrón.

Bien marcaditos.

Menuda paliza que te han dado.

Levanta.

Te ayudaré. ¿Me entiendes?

Eso es. Tienes que levantarte. Pronto volverán.

(DELIRANDO) Suéltala...

Suéltala.

¿Por qué me tiras a pendejo?

Nadie te está tirando a pendejo. ¡Pues cómo que no!

¡Yo quería quebrarme al ruco y tú pura plática, plática con él!

¡Para verte como el chingón! ¿Qué chingados quieres?

Pues déjame a la murra.

Esto es un "business".

Un "business", chingada madre,

pero necesito desquitarme de ese pinche cabrón.

Está bueno.

¡No, no, no, no, por favor, no!

¿Quién es?

¿Quién es este güey?

¿Dónde encontraste eso?

(LLORANDO) No, no... ¿Quién es?

(LLORANDO) No...

A mí la letra me vale más.

Es tipo está tirado en la calle.

Con mi marca sujeta.

Ah, ya estás más mansita.

Muéstrame tu carita de bebé.

Mira.

Este es su cuchillo.

No, no, no, no.

(Grito)

Si se queda tranquilo, esto debe aguantar.

Una contusión cerebral importante.

Sí sabes que debe estar en el hospital, ¿no?

Ya sé.

Bueno.

Mira, debido a la contusión va a tener sensibilidad al...

al ruido, a la luz...

Debería estar mejor en un par de días.

Carmencita, tú sabes lo mucho que te aprecio,

pero esto que estás haciendo es una locura.

No te preocupes. Sí.

Nos vemos.

Ya, sin tanto desmadre.

Eso es.

¿Estás mejor?

Sí.

¿Seguro que estás bien?

¿Quién eres?

Carmen Delgado.

¿Cómo te llamas? John.

Tu camioneta está guardada en el garaje.

¿Cómo he llegado aquí?

Yo te traje.

Ni siquiera me conoces.

¿Por qué tendría que conocerte?

Eh... Estabas en peligro.

No sé, lo haría por cualquiera.

¿Por qué estabas allí?

Soy periodista independiente.

Estaba siguiendo al Flaco.

Un proxeneta que droga y vende a chicas.

Te vi en el club.

Observándole.

Vi lo que le hiciste.

¿Cuánto llevo aquí?

Cuatro días. ¿Cuatro días?

Ajá.

Dios.

Dime, ¿dónde están... los que se la llevaron?

¿A quién se han llevado? ¿A tu hija? Sí. ¿Dónde está?

¿Quiénes son?

Los hermanos Martínez.

Se llevaron a mi hermana.

La encontraron muerta de una sobredosis hace dos años.

Lo siento.

Tienes que decirme dónde crees que están.

Esto no funciona así.

Esa gente son demasiados. ¿Estás loco o qué?

Da igual, eso no importa. Solo puedo pensar en...

en lo asustada que estará,

lo que estará sufriendo;

lo que sufrió tu hermana.

Tienes... que ayudarme, por favor.

No puedo hacerlo sin ti.

Okey. Gracias.

Gracias.

Asunto. Quiero una chica.

¿Tienes una joven?

Entra.

20 dólares.

¡Corre! ¡Vete! ¡No puedo!

¡Fuera! ¡No puedo! ¡No puedo!

Pero, dígame, ¿qué pasa?

¡Vete! ¡Sal de aquí! ¡Lárgate! ¡Vete!

¡No puedo! ¡Me matarán! -¿Qué haces?

¡No! ¡No! ¡No! ¡No!

¡Vete! ¡No puedo! ¡No puedo!

¡Gabriela! ¡Vamos! (GRITA)

¡Calma! ¡Calma! ¡Ven, cálmate!

¡Vamos! ¡Soy el tío John! ¡Soy el tío John!

Soy John. Tranquila. Tranquila.

Se acabó. Se acabó.

Gabriela.

Vamos a casa. Te llevaré a casa.

¿Entonces nadie vio nada? ¿Eh?

¡Les dije que quebraran a ese cabrón! Ya estuvo, Víctor.

¡Fue él! ¡Fue él!

¡Solo un viejo regresaría por una vieja cortada, cabrón!

Lo encontramos y lo quebramos. No, no, no, no, no.

A mí me valen verga ellos, güey. Fue culpa tuya.

¿Pues qué chingados quieres, cabrón?

Que la que sigue, me hagas caso, carnal.

Vamos.

Jalar.

¡A jalar!

Viniste.

Te llevo de vuelta. Volvemos a casa.

Lo siento. No, tú no has hecho nada.

No has hecho nada malo. Volvemos a casa. Todo irá bien.

Ya lo verás.

Okey.

He recuperado esto para ti.

Oh.

Gabriela, tienes que abrir los ojos.

Abre los ojos.

Vamos a hablar de algo.

Recuerdo que montabas muy bien.

Cuando concursabas en cualquier competición,

ganabas todo.

Cuando tenías unos 11 años,

ganaste cinco pruebas en un día. Fue impresionante.

Gabriela, aguanta.

Tú puedes. Pronto estaremos en casa.

Yo cuidaré de ti.

Te queda mucha vida por delante.

Son muchas cosas las que te quedan por hacer.

Muchas cosas.

¿Sabes? Cuando regresé a casa, eras muy pequeña.

Una criatura preciosa.

Estaba perdido. Era un hombre perdido.

Pero te conocí... Te quiero, tío John.

...y vi algo que creía...

que ya nunca volvería a ver:

el bien de este mundo.

Un poco de inocencia.

Y tuve una familia que creía que ya nunca tendría.

Criarte es lo mejor que me ha pasado en la vida

y te doy las gracias por eso. Gracias.

Eras.... eras como...

¿Gabriela?

¿Gabriela?

Gabriela, no...

No me hagas esto.

Gabriela.

Oh, Dios...

Lo siento.

¿Por qué no a mí?

¡Espera!

La extraño mucho.

Debes irte con tu hermana.

Aquí ya no hay nada para ti ni para mí.

¿Adónde irás?

Iré de un lado a otro.

Como siempre.

¿Te volveré a ver?

Ajá. Claro.

Extrañaré esto.

Voy a estar tiste hasta que me muera.

Siento como...

si me hubieran arrancado el corazón.

Ya.

Ve con cuidado.

¿Qué quieres?

Tu ayuda.

Entra.

Como alguien te vea, moriremos los dos.

Volver aquí es muy peligroso.

¿La encontraste? Está muerta.

Oh. Lo...

Lo siento.

Sí, sé cómo te sientes,

pero haber vuelto es peligroso.

¿A qué has venido?

Quiero encontrar al delgado. No.

El que la rajó. No, no.

Lo siento, no te ayudaré otra vez.

Debes hacerlo. ¿Por qué debo hacerlo?

¿Qué cambiará? Nada.

Lloremos... y olvidemos.

¿Tú lo has hecho?

Pienso en mi hermana... cada día.

Cada puto día.

Pero tenemos que pasar página.

¿Y si no puedes hacerlo?

¿Y si no puedes hacerlo nunca? Tienes que hacerlo.

No tenemos más remedio. Eso se acabó.

¿Por qué se acabó?

¿Cómo es posible eso?

Cuando veo algo... tan inocente...

y veo que esa cara nunca volverá a tener vida,

me pregunto cómo puede acabarse.

Quiero venganza.

Quiero que sepan... que la muerte está cerca.

y que no hay nada... que pueda evitarlo.

Quiero que sientan nuestro dolor

y sepan que eso es lo último que llegarán...

a sentir.

Y sé que tú también quieres eso.

(RADIO) "Los hermanos Martínez...".

"Es la escena de la redada".

¡Largo!

¡Fuera! ¡Ya!

¡Atentos! ¡Hay estar bien vivos!

¡Cinco al granero! ¡El resto conmigo a la casa!

¡Vayan por él! ¡Ese pinche gringo no es nadie!

¡Yo primero! ¡Sígueme!

¡Todos atrás! ¡Está bajo tierra!

¡Chino y Charlie para allá! ¡El resto conmigo!

¡Vamos por él!

¡Ah! (GRITA)

¡Negro!

Órale pues.

(GRITA)

(Música)

¡Ah!

¡Ah!

Perro. Carita.

¿Me copian?

¡Chino! ¡Pelón! ¿Me copian, cabrones?

¡Ah!

¡Mierda! ¡Perro!

¡Ah!

(GRITA)

¡Aquí!

¡Están muertos!

"¡Todos!".

He podido matarte diez veces, pero debías ser el último.

Que te follen.

No, que te follen a ti. Eres hombre muerto.

Quiero que sientas mi ira,

"mi odio"...

"Cuando te meta la mano en el pecho"

¡y te arranque el corazón como tú me arrancaste el mío!

Chinga a tu madre.

"Y a tu puta también". ¿Quieres vivir?

Sigue las luces.

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

Esto es lo que se siente.

(GRITA)

"He vivido en un mundo de muerte".

"Intente volver a casa, pero no volví del todo".

"Una parte de mi mente de mi mente y mi alma

se perdieron por el camino,

pero mi corazón... seguía aquí,

donde nací,

donde defendería hasta el final

a la única familia que he tenido jamás".

"Al único hogar que he tenido jamás".

"Todos mis seres queridos son ahora fantasmas,

pero lucharé...

para mantener su recuerdo con vida...

para siempre".

Cine - Rambo: Last Blood

09 may 2021

Programas completos (80)
Clips

Los últimos 235 programas de Cine internacional

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios