Enlaces accesibilidad
Transparencia

La Casa Real ahorra medio millón de euros tras retirar la retribución al rey emérito y reducir sus actos oficiales

Por
Posado de toda la familia real de España: el rey Felipe VI, la reina Letizia y las infantas Leonor y Sofía de Borbón
El rey Felipe VI, la reina Letizia y las infantas Leonor y Sofía de Borbón, en un posado familiar GTRES

La Casa Real ahorró 595 308 euros en 2020 (un 6,9 % del total del presupuesto, que asciende hasta los 8,5 millones de euros) tras reducir sus actos presenciales debido a la pandemia de la COVID-19. Los confinamientos y las medidas preventivas del coronavirus restringieron la mayoría de actividades oficiales y de viajes por España y al extranjero. Así lo ha comunicado la Zarzuela a través de su página web, donde han compartido el desglose de gastos y la ejecución presupuestaria durante 2020, así como los informes que auditan las cuentas de la institución y la retribución de sus altos cargos como muestra de transparencia hacia la ciudadanía con las cuentas de la Corona, como viendo siendo habitual anualmente desde el inicio del reinado de Felipe VI en 2014. También

La Casa Real reduce sus gastos y apuesta por la innovación tecnológica

La jefatura de Estado contaba con un presupuesto inicial de 7,8 millones de euros en 2020, el cual se vio incrementado con una partida de 648 519 euros para modernizar la plataforma de comunicaciones de la institución. Por tanto, el presupuesto definitivo de la Casa Real en 2020 fue de 8,5 millones de euros.

Sin embargo, la crisis sanitaria condicionó la actividad de los reyes, lo que se ha traducido en un ahorro de 595.308 euros, que se une al superávit que ya registró en 2019 (607 904 euros) y 2018 (533 732). La pandemia de la COVID-19 provocó que hubiera menos atenciones protocolarias y representativas, por lo cual es el capítulo donde hubo menor gasto respecto al programado, consiguiendo ahorrar un total de 267 210 euros. Además, los viajes se vieron reducidos, por lo que se gastaron 21802 euros en vez de los 44 500 euros previstos en ellos. En cuanto a los gastos corrientes, el ahorro fue de 140 906 euros.

Además, la Zarzuela ha facilitado por primera vez una memoria de actividades interactiva y audiovisual que resume la labor de los miembros de la familia real durante el pasado año: en total fueron más de 360 actividades y actos oficiales, incluida una gira por toda las comunidades autónomas del país, de las cuales solo 28 fueron en el extranjero. En España, el 70 % de las 332 actividades tuvieron lugar en la Comunidad de Madrid, seguida del Principado de Asturias (5 %), Andalucía y Baleares (4 %), Galicia (3 %) y La Rioja (2 %).

Las retribuciones del Estado a los miembros de la familia real

Además de la situación sanitaria, la retirada de la retribución a don Juan Carlos I también ha contribuido a este ahorro, ya que el rey emérito dejó de percibir 161 034 euros, de los alrededor de 200000 euros previstos. Esto ocurrió tras haber retirado el rey Felipe VI la asignación y renunciado a su herencia por la polémica de sus presuntos negocios ocultos en el extranjero. Por tanto, el rey emérito solo cobró 42 033 euros en 2020 y el dinero restante fue destinado a renovar los equipos tecnológicos e informáticos del Estado con el objetivo de fomentar la implementación del teletrabajo en las empresas. 

La Casa Real de España apuesta por la innovación tecnológica, lo que ha acarreado un triple incremento de las inversiones, que estaban previstas en 477000 euros, pero que finalmente supusieron 1,3 millones de euros. Durante 2020, Felipe VI ganó 253 843 euros en doce mensualidades; la reina Letizia, 139 605, y doña Sofía, 114 231 euros, cantidades que han permanecido congeladas en el presente ejercicio, mientras que la princesa Leonor y la infanta Sofía no han obtenido ninguna retribución del Estado. 

Según la auditoría desarrollada por la Intervención General de la Administración del Estado, complementaria a la de la propia Casa Real, las cuentas de la jefatura del Estado "expresan en todos sus aspectos significativos la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la institución" a 31 de diciembre de 2020. De acuerdo con este informe, a finales del pasado año, la Casa Real real tenía 1,4 millones de euros en deudas con diversos acreedores y, a su vez, derechos pendientes de cobro por 406418 euros. La tesorería asciende a 5,1 millones de euros, cantidad que está repartida en varias entidades bancarias (4,9 millones del total), en el Banco de España y en caja.