Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Jefe del Estado lanzó esta semana un doble mensaje: de optimismo en el futuro y de confianza en que la pandemia nos enseñe a identificar los problemas sobre los que hay que poner atención, esfuerzo y dedicación. El primero, en Valencia, entre empresarios reunidos en el Congreso anual de Directivos y Ejecutivos. El lunes en Madrid, entre patronos del Instituto Elcano y arropado por los cuatro ex-presidentes vivos de la democracia.
De la pandemia habló con los siete nuevos embajadores que el jueves le entregaron credenciales en el Palacio Real.
Sus efectos y consecuencias también presentes en la entrega de los Premios Nacionales de la Industria de la Moda que presidió la Reina o en las jornadas sobre Tratamiento Informativo de la Discapacidad.

Desde Oviedo los reyes, acompañados de sus hijas, presidieron una ceremonia que por razones sanitarias se celebró en el Hotel Reconquista de la capital asturiana. La pandemia marcó una edición en la que se evidenció, más que nunca, la vigencia de los valores de humanismo y solidaridad que inspiran los premios. Este año, con un especial significado: de reconocimiento a los sanitarios anónimos que han luchado en primera línea contra la pandemia y de respaldo a la Corona.
En el Día de la Fiesta Nacional también se homenajeó a los sanitarios y otros colectivos civiles y militares que han luchado duramente contra la pandemia. Sin desfile, sin recepción real y sin público, las principales instituciones del Estado, con los Reyes a la cabeza, celebraron un 12 de octubre marcado por las restricciones sanitarias.

El rey Felipe VI ha aprovechado su discurso en los Premios Princesa de Asturias 2020 para pedir "un esfuerzo colectivo, un gran esfuerzo nacional, de entendimiento y de concordia" para superar la crisis que ha causado la pandemiade coronavirus y, al mismo tiempo, ha advertido que la situación exige que todas las instituciones actúen "con la máxima integridad y rectitud, para que el interés nacional prevalezca".

El tradicional desfile que se celebra cada año en el centro de la ciudad con motivo del Día de la Fiesta Nacional ha sido suspendido en 2020, así como la posterior recepción en el Palacio Real por la COVID-19, y ha sido sustituido por un acto en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, que ha sido presidido por los reyes. Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han sido recibidos a su llegada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.  En la plaza se encontraban todos los integrantes del Ejecutivo, salvo la titular de Exteriores, Arancha González Laya, incluido el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (que nunca había acudido a esta celebración) y el resto de ministros de Podemos.

El Rey viajó esta semana a Barcelona donde asistió junto al Presidente del Gobierno a la entrega de los premios de la New Economy Week y apoyó la industria digital en la zona. Estuvo acompañado por el Presidente del Gobierno en un gesto de apoyo a la Corona y a su presencia en Cataluña tras semanas de polémica. Apoyo institucional implícito que también recibió en Madrid, en la reunión del Patronato del Instituto Cervantes y en la apertura del curso en las Reales Academias rodeado de las principales Instituciones del Estado.

Mientras, la Reina en Galicia abría el de Formación Profesional entre la incertidumbre sobre el mantenimiento de las clases presenciales, básicas en FP.

Felipe VI ha animado este viernes desde Barcelona a afrontar "juntos" la recuperación económica para propiciar "un entorno estable y beneficioso" para las empresas y trasladar "una imagen de unidad" en el plano internacional acorde a la reputación que tiene España.

El rey y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitan este viernes Barcelona en medio de protestas independentistas y por primera vez tras la polémica por la ausencia del rey en el acto con los nuevos jueces hace dos semanas. Ambos han participado en la ciudad condal en dos eventos organizados por la Zona Franca, pero que se han dado con el plante del Govern y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Se cumplen tres años del mensaje institucional del Jefe del Estado tras el referéndum ilegal en Cataluña del 1 de octubre. Coincide con una semana de fuerte tensión institucional tras la confirmación por el Supremo de la inhabilitación del Presidente Torra y en plena tormenta política por las acusaciones al Rey de ministros de Podemos de maniobrar contra el gobierno.
Mientras, Felipe VI inauguró en La Toja el Foro "Vínculo Atlántico". Junto al Presidente de Portugal.
Los efectos y consecuencias de la pandemia centraron también las actividades de la Reina Letizia. De ellas se habló en las reuniones de trabajo con las "Mujeres Incansables" de la Fundación Microfinanzas BBVA, la Confederación Salud Mental España o Cruz Roja Española.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este viernes a la Monarquía y al pacto constitucional frente a las declaraciones de algunos ministros como el de Consumo, Alberto Garzón, quién cuestionaba la "neutralidad" del rey Felipe VI y ha acusado al Partido Popular de "patrimonializar" instituciones como la Corona. En una rueda de prensa desde Bruselas tras el Consejo Europeo, Sánchez ha vuelto a reconocer algunas "discrepancias" con su socio de Gobierno, Unidas Podemos, en cuestiones como esta y ha manifestado su "compromiso" con el pacto constitucional y con la monarquía parlamentaria.

Las críticas a Felipe VI de parte del Gobierno han centrado este miércoles la sesión de control en el Congreso de los Diputados. Casi todos los portavoces se han pronunciado sobre el papel del rey. El PP ha pedido a Pedro Sánchez medidas contundentes contra el vicepresidente Iglesias y los dos ministros de Podemos que también han cuestionado al monarca. La tensión ha subido con la intervención del portavoz de ERC, Gabriel Rufián. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reprochado a Pablo Casado que invente "amenazas ficticias.

El ministro de JusticiaJuan Carlos Campo ha dicho en Las mañanas de RNE que no hay "ningún frentismo con la Casa Real, en absoluto". El ministro Campo ha explicado en RNE que hubo razones que desaconsejaban la asistencia del rey Felipe VI al acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces en Barcelona. Campos ha alegado motivos de seguridad, por la inminencia de la sentencia del president de la Generalitat, Quim Torra, la cercanía del 1 de octubre y "motivos de convivencia". "Hubo un intento de que el acto se aplazara y el presidente del Consejo General del Poder Judicial entendió que no", ha explicado el ministro de Justicia en los micrófonos de Radio Nacional. "Todo ha sido un tanto extraño, pero tampoco hay que hiperbolar, lo importante es que el poder judicial cuenta con una nueva promoción", ha dicho. Sobre la renovación de los órganos institucionales, Campos asegura que es el Partido Popular quien lo tiene lo en su mano. "No se puede ser constitucionalista a tiempo parcial. Hay que renovar nuestras instituciones, es lo que genera confianza", ha dicho Campos. 

Sobre la situación de la pandemia y la tensión entre el Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid, el ministro de Justicia ha apelado a la unidad y a la actuación conjunta entre instituciones para "vencer al virus" y a que la Comunidad de Madrid atienda a las recomendaciones expuestas por las autoridades sanitarias y ha aclarado que el ordenamiento jurídico está "bien diseñado" y hay instrumentos para "casi todo". "Judicializar una lucha colectiva me parece una mala idea", ha asegurado. Campos ha insistido en que "no hay una carga ideológica y quien lo quiera ver, se equivoca". En Las mañanas de RNE el ministro de Justicia ha señalado que "sería aberrante que no se tramitaran" los indultos de los presos del procés. "Es la obligación de cualquier Gobierno y ministro de Justicia. Cada año se presentan 2.000 peticiones de indulto y estamos tramitando 4.000, hay un gran retraso", reconoce. "Deberíamos hacer un ejercicio de contención. Hay otros debates que están ahí[...] Poner el grito en el cielo porque se inicia una tramitación de unas peticiones de indultos no me cabe en mi cabeza de jurista y me parece una forma muy mala de hacer política". Sobre dar por hecho el indulto, Juan Carlos Campo asegura que creer eso es "no creer en el Estado de derecho" y "es un ejercicio muy censurable". "Lo ocurrido fue muy grave", afirma, "y el Tribunal Superior de España los condenó. Hay que ver si son merecedores o no de un indulto parcial o total".

Crece la polémica por la ausencia del rey Felipe VI en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces. El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido el "cese inmediato" del ministro de Consumo, Alberto Garzón, y la reprobación del vicepresidente Pablo Iglesias por sus críticas en redes sociales a la imparcialidad del monarca tras su llamada al presidente del Consejo General del Poder Judicial. Además, dice que pedirá la "comparecencia urgente" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que de explicaciones. Señala Casado que la neutralidad institucional exige y presupone la defensa de las propias instituciones, y ha reiterado la defensa de su formación a la corona para seguir existiendo como democracia unida europea. Por su parte, Carmen Calvo, ha pedido "tranquilidad" para todos los que han participado en este debate. Informa Juan Luis Merino.

En Audiencia Abierta les hablamos de la inauguración por el Rey del curso universitario más difícil y de su visita al Tribunal de Cuentas. También de la polémica por la ausencia inexplicada del monarca, por primera vez en veinte años, en la entrega de despachos a los nuevos jueces. Y de dos aniversarios con presencial real. Telemática, en la ONU en su 75 aniversario y presencial, en Almería, en el centenario de la Legión. La Reina Letizia, en el Día Mundial de Investigación en Cáncer, quiso poner también el foco en la necesidad de no olvidar la lucha contra otras enfermedades, tanto o más dañinas.

Las asociaciones de jueces han pedido al Gobierno que explique el motivo por el que el rey Felipe VI no va a asistir, por primera vez en su reinado, a la entrega de despachos judiciales que tendrá lugar el próximo viernes en Barcelona. La Casa Real había confirmado la presencia del monarca y, de hecho, así figuraba en las invitaciones al acto que había enviado el Consejo General del Poder Judicial. Sin embargo, fuentes del CGPJ han confirmado a RNE que La Zarzuela comunicó anoche que el rey no asistiría porque el Gobierno no lo autorizaba. Las presencias institucionales del monarca se deciden al más alto nivel entre La Moncloa y La Zarzuela. Fuentes del Gobierno quitan hierro a la ausencia y recuerdan que es el ejecutivo es el que tiene la última palabra sobre la agenda del monarca del rey en este tipo de actos.

Esta semana, el Rey habló largo y tendido en Zarzuela con los Presidentes de Euskadi y Galicia. la Reina inauguró el curso escolar en Navarra y la Princesa Leonor dio negativo en la prueba de la COVID. Los Reyes, juntos, recibieron en Zaragoza el premio extraordinario del Heraldo de Aragón en su 125 aniversario y de vuelta en Madrid inauguraron en la Biblioteca Nacional la exposición sobre Delibes en el centenario de su nacimiento y en el Teatro Real la temporada de ópera.

El Jefe del Estado abrió el nuevo año judicial marcado por la pandemia y las decisiones sobre el futuro del rey emérito y los principales líderes independentistas y preocupado por la ausencia de acuerdo político para renovar el ya órgano de gobierno de los jueces. Como preocupado se mostró por la situación de la pequeña y mediana empresa, del sector del automóvil y de la cooperación internacional al desarrollo. Semana en la que siguió muy atento al comienzo del curso escolar y del inicio de las clases de sus hijas.