Enlaces accesibilidad
Cumple 50 años

Ewan McGregor ya no es el joven actor de Trainspotting al que confundieron con un delincuente: "¡Que soy un actor, por Dios!"

Por
Ewan McGregor adora rodar documentales a lomos de su Harley junto con su amigo Charley Boorman.

Wean McGregor forma parte del estupendo grupo de estrellas nacidas en Escocia, como Sean Connery ( el gran James Bond, el agente secreto 007 con licencia para matar), Peter Mullan, James McAvoy y Gerard Butler. Es uno de los actores más camaleónicos y versátiles del cine, y cumple 50 este miércoles 31 de marzo. Nació en Perth (centro de Escocia) y siendo muy joven decidió dejar la casa de sus padres para viajar a Londres en busca de sus sueños. Londres, donde se formaron los grandes de la interpretación. Eran sus ídolos, quería ser como ellos, y lo logró. Estudió en la Escuela de Música y Artes Dramáticas Guildhall, donde compartió aula con Daniel Craig. Se graduó en 1992 y empezó a trabajar. Debutó en el cine con Un hombre perdido en el tiempo, junto a Robin Williams, pero el destino puso en su camino al director Danny Boyle, y empezaron a cumplirse sus metas. Juntos rodaron Tumba abierta, trabajo recompensado con un premio Empire. No dudaron en repertir juntos e hicieron Trainspotting, la película que los encumbraría a los dos.

Ewan McGregor en Cannes en el año 1999.

Ewan McGregor en Cannes en el año 1999.

¡Que soy un actor, por Dios!

En Trainspotting, cinta de culto para toda una generación, interpreta a un drogadicto, Mark Renton. Un papel que le marcó dentro y fuera del cine, como ha contado en varias ocasiones. Una vez le pararon en la aduana del aeropuerto de Chicago y le obligaron a desnudarse para cachearlo, algo que le escandalizó: "¡Que soy un actor, por Dios! De verdad, no soy heroinómano", tuvo que decir. 

Se casó con la diseñadora francesa Eve Mavrakis en 1995 en Dordogne (Francia), con la que comparte iniciales (E.M.)  Juntos tuvieron cuatro hijas: Clara Mathilde (1996), Esther Rose (2001), Jamiyan (2001), quien fue adoptada en 2006, y Anouk (2011). En enero de 2018, McGregor solicitó el divorcio debido a diferencias irreconciliables y cuatro meses despues empezó a salir con la actriz estadounidense Mary Elizabeth Winstead.

Danny Boyle: "Volver a algo tan icónico como 'Trainspotting' es asumir un gran riesgo"

Hay quien le achaca haber tomado en aquella época una decisión un tanto absurda al truncar su buena racha tras Trainspotting dejándose eclipsar por Michael Caine con un papel secundario en el filme Little Voice, pero su carrera pronto recuperó el pulso. Después del tímido éxito de Una historia diferente, Boyle optó en La playa por sustituir a su actor de cabecera por Leo DiCaprio, dejando a McGregor desamparado hasta que cayó en los brazos de George Lucas, que lo nombró en 1999 maestro Jedi de la saga Star Wars.

El actor aceptó el papel sin dudarlo porque sentía que se lo debía a su niño interior y, sobre todo, porque quería seguir los pasos de su tío, Denis Lawson, quien dio vida en las tres primeras películas de la saga a Wedge Antilles, un joven y rebelde piloto. Convertido en el legendario Obi-Wan Kenobi, McGregor llamó a las puertas de Hollywood y se consagró con las tres precuelas de Star Wars.

Un actor muy camaleónico

El escocés no entiende de zonas de confort y prueba de ello es su vasto y premiado palmarés: tiene un Globo de oro, un Bafta y el premio Donosti. Ha hecho películas de culto, como Big Fish, taquillazos como Moulin Rouge, cintas de acción como Black Hawk derribado, comedias como El sueño de Cassandra (a las órdenes de Woody Allen), thrillers como Doctor Sueño, ciencia ficción como La isla, y filmes para el público infantil Robots, La bella y la bestia, Christopher Robin... En estas idas y venidas, McGregor se ha alejado en numerosas ocasiones del calor de los focos hollywoodienses para participar en obras teatrales y cintas independientes, dirigir y protagonizar la adaptación de Pastoral Americana y rodar documentales a lomos de su Harley durante largas travesías por el mundo junto con su amigo Charley Boorman.

Ewan McGregor, muy elegante en la alfombra roja.

Otro de sus mayores éxitos fue la película española Lo imposible, dirigida por Juan Antonio Bayona. Interpreta a Henry, el padre de la familia, y con este trabajo fue el primer actor extranjero en estar nominado en la categoría de Mejor Actor de Reparto de los premios Goya. Y hay más, fue galardonado en 2012 con el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián, un reconocimiento a toda su carrera. Como anécdota, recordar que el rodaje de Lo imposible se tuvo que suspender varios días porque un extra le amenazó de muerte dejando notas en su camerino, aunque luego alegó que era 'poesía'.

EEwan McGregor en el festival de cine de San Sebastián cuando presentó 'Lo imposible' RTVE

Atrás quedan los años en que el actor atraía la atención de los tabloides con sus desnudos integrales en varias películas y sus ya superados problemas con la bebida. Ahora saca el polvo a su viejo sable de luz de Star Wars para regresar a la galaxia que le hizo ver el estrellato, esta vez de nuevo en la piel de Obi-Wan, protagonista de la futura tercera serie de acción real de la saga, después de Rogue One The Mandalorian, en la que hay talento español ya que Richi Páramo es uno de los responsables de los efectos de este spin-off de Star Wars.