Enlaces accesibilidad
El James Bond más carismático del cine

La increíble vida de Sean Connery

  • La 2 rinde homenaje al agente 007 en Días de Cine Clásico
  • Todos los lunes, a las 22.00, una nueva película del espía al que dio vida Sean Connery 
  • RTVE le dedicó un monográfico en 1984 en el programa De película, disponible en el Archivo

Por

'Días de Cine Clásico' homenajea a Sean Connery y James Bond a partir del 1 de febrero

¿Fue Sean Connery el James Bond definitivo? Para muchos la respuesta es obvia. Él es el auténtico “Bond. James Bond”. Fue su 007, el espía de carácter suave y corazón frío, el primero en decir en la gran pantalla la frase más icónica del agente británico.

Con su mirada penetrante, el cigarrillo colgando en sus labios y el humo azul envolviéndolo todo, aquella escena inmortalizó a Sean Connery en el séptimo arte y se convirtió en un clásico instantáneo. Sus sucesores -Roger Moore, Pierce Brosnan, Timothy Dalton o Daniel Craig- no han dejado de ser, desde entonces, meras replicas.

"Soy Bond. James Bond"

Una aparición que derrochaba fiereza, elegancia y seducción. Tres elementos que definieron el carácter del personaje y que sin embargo chocaban mucho con el Connery de aquel momento. La gran aparición como agente 007 del actor irlandés tuvo lugar con Agente 007 contra el Doctor No (1962), pero antes de que obtuviese su papel como James Bond, un alto ejecutivo de un estudio preguntó: “¿Cómo un escocés que manejaba camiones como repartidor de leche va a interpretar a un inglés distinguido y sofisticado?”.

Quizá se preguntó lo mismo Ian Fleming, el autor de las novelas de Bond, que prefería para el personaje a alguien con sangre británica. Pronto descubriría que 007 es británico, pero también es un hombre de acción y Sean Connery llevaba la acción en los genes.

 Sean Connery

Sean Connery

Lechero, pulidor de ataúdes, albañil...

Thomas Sean Connery nació en una familia humilde de Edimburgo, Escocia, el 25 de agosto de 1930. La familia de su padre había emigrado de Irlanda en el siglo XIX, mientras que los orígenes de su madre se remontaban a los hablantes de gaélico, en el norte de Escocia. La zona en la que vivía de Edimburgo era Fountainbridge, un barrio bastante decadente en el que el joven Connery vivía sin agua caliente y compartía baño con la vecindad. A los 13 años, sus padres que no podían costear sus estudios, le pidieron que ayudase en casa. Así es como durante su juventud, desempeñaría todo tipo de trabajos: repartiendo leche, puliendo ataúdes, conduciendo camiones o colocando ladrillos. Hasta que finalmente se unió la Royal Navy, la rama naval de las Fuerzas Armadas británicas.

 Sean Connery en la Royal Navy

Sean Connery en la Royal Navy

Peleas y tatuajes que marcarón su piel

Hay en el cuerpo de Connery un mapa de recuerdos físicos. Tatuajes y cicatrices que forjaron su carácter. Connery contó en más de una ocasión que en Edimburgo se ganó la reputación de "hombre duro" cuando seis pandilleros intentaron robarle el abrigo y se enfrentó victorioso a ellos, como siempre lo haría en su papel como James Bond. Una faceta que puede chocar con uno de los dos tatuajes que tenía y en el que se podía leer: “Mamá y papá”. El otro dejaba claro sus orígenes y decía así: "Escocia para siempre"

 Sean Connery

Sean Connery

Su posados desnudos en el Edinburg College of Art

El considerado como el hombre más sexy del siglo XX dedicaba muchas horas a cuidar su cuerpo y resaltar sus músculos, esos que le hicieron salir vencedor de alguna que otra pelea. Pasaba su tiempo libre entrenando y puliendo su cuerpo y resultó ser un buen modelo de posado para las clases de arte del Edinburgh College of Art. El artista Richard Demarco, que como estudiante pintaba a Connery frecuentemente, llegó a decir que era "demasiado bello para describirlo con palabras, un Adonis virtual".

Jugador del Mancherter United, en otra vida

Quizá si el teatro y el cine nunca se hubiesen cruzado por su camino, Sean también hubiera sido conocido como jugador del Manchester United. Aficionado al fútbol, el actor irlandés llegó a ser lo suficientemente bueno como para llamar la atención del entonces entrenador Matt Busby que, en 1953, le ofreció un contrato para entrar en la cantera del Manchester United. Pero para entonces la actuación, con la que ya había tomado contacto en un teatro local ya había llamado su atención y decidió perseguir su suerte en los escenarios.

 Sean Connery falleció el 31 de octubre de 2020

Sean Connery falleció el 31 de octubre de 2020

Su faceta musical

Fue, precisamente, un año después de rechazar la oferta futbolera cuando participó en el casting para el coro de una producción del musical South Pacific. Pocos meses después, ya estaba interpretando el papel del teniente Buzz Adams, que Larry Hagman había hecho famoso en Broadway. Connery empezó a empaparse de autores como Ibsen, Shakespeare y Bernard Shaw, y decidió comenzar a dar lecciones de elocución.

 Sean Connery y Ursula Andress en Dr. No (1962)

Sean Connery y Ursula Andress en Dr. No (1962)

Antes de Bond, fue un gánster televisivo

Sus primeras apariciones en pantalla fue como extra en la película Lilacs in the Spring ("La reconciliación"), estrenada en 1954. También interpretó roles menores en la televisión, incluyendo un gánster en un episodio del drama policial Dixon of Dock Green, de la BBC.

Su primer y escandaloso matrimonio

La primera mujer de Sean Connery fue Diane Cilento. Se dieron el “sí, quiero” en 1962, coincidiendo con el estreno de su primera película como James Bond. Un matrimonio que duró 11 años y del que nació su hijo Jason, pero que siempre estuvo cargado de polémicas y discusiones públicas. Ella no confía en su marido, siempre creía que le estaba siendo infiel. Y por su parte, Sean vivía centrado en la fama, esa fama que aborrecía y que le llegó a provocar muchos tormentos porque sus fans se colaban en su casa, e incluso le robaban. Las discusiones del matrimonio eran diarias y se escuchaban desde fuera de casa.

Connery con su primera mujer, Diane Cilento

Connery con su primera mujer, Diane Cilento

Su nombre es Bond, James Bond...

Con Bond logró lo imposible, inmortalizar su persona en un personaje y no ser encasillado por ello. Pocos han logrado tal cosa. Los productores consideraron antes a actores como Richard Burton, Cary Grant y Rex Harrison. Pero finalmente, el director Terence Young tomó a Connery bajo su tutela y decidió convertirlo en un verdadero agente 007. Cuentan que lo llevaba a restaurantes lujosos y casinos; enseñándole a comportarse como James Bond lo haría, todo con el fin de que ese escocés ligeramente rudo lograra hacerse pasar por un agente secreto afable y sofisticado, con la dureza personal y el ingenio del propio Connery.

 Sean Connery como James Bond

Sean Connery como James Bond

Ciclo tributo al James Bond de Sean Connery

  • Dr. No (1962) – 1 de febrero
  • From Russia with Love ("Desde Rusia con amor") (1963) – 8 de febrero
  • Goldfinger (1964) – 15 de febrero
  • Never Say Never Again ("Nunca digas nunca jamás") (1983) – 22 de febrero