Enlaces accesibilidad

Alitas crujientes a la miel con patatas

  • ¿Se pueden conseguir unas alitas perfectamente crujientes sin tener que freír? ¡Por supuesto! El secreto está al alcance de tu mano, Sergio Fernández te lo desvela.
  • Además, te damos los trucos para acompañarlas con unas patatas más saludables y deliciosas
  • Prepara platos fáciles y deliciosos con las recetas de Sergio Fernández

Por
España Directo - Alitas crujientes a la miel con patatas

El pollo es de las carnes más versátiles que hay. Existen numerosas formas de prepararlo (a la plancha, rebozado, al ajillo…). Además, es uno de los alimentos más populares, y es que, ¿quién se puede resistir a un pollo a la parrilla? O, ¿a unas buenas alitas de pollo? El cocinero Sergio Fernández te trae una forma fácil y deliciosa de cocinar estas últimas. Además, te da todos los trucos para que te queden crujientes, y lo mejor… ¡sin necesidad de pasar por la freidora!

¿Se pueden conseguir unas alitas perfectamente crujientes sin tener que freír? La respuesta es . El horno es el mejor aliado para que te queden deliciosas, y además después de probarlas con la salsa que te propone Sergio, no vas querer cocinarlas de otra forma…

Y para acompañar esta delicia, ¿qué mejor que unas buenas patatas? Con esta rica guarnición ocurre lo mismo que con las alitas… pasarlas por la sartén puede llegar a ser muy engorroso (aunque no podemos negar que quedan deliciosas). Hay veces que le decimos no a este manjar, simplemente por estar bañado en aceite… Pero, ¿y si te decimos que hay una forma de preparlas más saludable y sin necesidad de pasar por la sartén? Pero, ¿cómo? Pues sí, en el horno. Como ya hemos dicho, este invento maravilloso se va a convertir en tu mejor aliado, y es que también es capaz de hacer las patatas de una forma más saludable, rápida y muy sencilla…

Así que ya sabes… Fuera sartenes, empieza a calentar el horno y… ¡a cocinar!

Alitas crujientes a la miel con patatasAlitas crujientes a la miel con patatascarne
Ingredientes Preparación
  • Alitas
  • Patatas
  • Aceite
  • Miel
  • Pimentón picante
  • Sal
  • Azúcar
  1. Precalentamos el horno a 190º-200º.
  2. En un bol disolvemos miel con un poco de agua. Ponemos pimentón picante, una cucharadita de azúcar y una pizca de sal. Lo removemos todo bien hasta que emulsione.
  3. Sobre la mezcla metemos las alitas y las dejamos reposar unos 10 minutos, que absorban bien la salsa.
  4. Mientras, vamos cortando las patatas en dados pequeños con la piel.
  5. Ponemos en una bandeja de barro las patatas en el centro, y las alitas alrededor.
  6. Metemos la bandeja en el horno, y las dejamos unos 15 minutos (calor arriba y abajo).
  7. Cuando estén doradas, las sacamos, las emplatamos y ¡voilá! Todo listo para disfrutar.

Y si lo que buscas es acompañarlo de alguna verdura, estos deliciosos corazones de alcachofa a la vinagreta son perfectos. 

Televisión

anterior siguiente