Enlaces accesibilidad

Sánchez y Mohamed VI acuerdan la reapertura "gradual" de la frontera y la hoja de ruta tras el giro sobre el Sáhara

  • Es el primer encuentro entre ambos tras el cambio de posición diplomática del Gobierno español
  • Han avanzado que habrá una nueva reunión de alto nivel antes de 2023, en la que se culimarán los "grupos de trabajo"
  • Estos grupos trabajarán en la recuperación de la normalidad fronteriza y en las conexiones marítimas, entre otros puntos

Por
Sánchez y Mohamed VI acuerdan la reapertura "gradual" de la frontera y la hoja de ruta tras el giro sobre el Sáhara

El presidente Pedro Sánchez ha reafirmado este jueves ante el rey Mohamed VI la postura de España de apoyo al plan de autonomía marroquí sobre el Sáhara Occidental en el primer encuentro entre ambos tras el giro diplomático del Gobierno, en el que han acordado la apertura "gradual" de las fronteras y una nueva hoja de ruta conjunta "clara y ambiciosa".

"Esto es un momento histórico, necesario para la prosperidad de ambos países", ha declarado Sánchez en una rueda de prensa posterior a la reunión. "Somos vecinos, amigos, socios estratégicos. Si se profundiza en la relación, el beneficio es mutuo, lo contrario no sería una opción", ha dicho, tras lo cual ha destacado la importancia de "respetar los acuerdo firmados" sin cabida para "los actos unilaterales". Para Sánchez, en esta nueva etapa es "responsabilidad de ambos gobiernos fortalezer y estrechar estos lazos".

Como señal de acercamiento, el rey marroquí ha invitado a Sánchez y al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, a una cena para romper el ayuno por el Ramadán o iftar como un acto simbólico del fin de la crisis entre ambos países y del inicio de la nueva etapa en la relación bilateral a raíz del respaldo español al plan de autonomía marroquí, el cual consideraron como "la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa". Esta decisión ha supuesto un cambio en la política que nuestro país había mantenido hasta ahora, siempre neutral y alineado con Naciones Unidas.

En la declaración conjunta ante los medios, Sánchez también ha avanzado que habrá una nueva reunión de alto nivel antes de final de año, en la que se culimarán los "grupos de trabajo" sobre los diferentes puntos abordados.

La recuperación de la normalidad en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla

Tanto el rey como el presidente han reiterado la apertura de una nueva etapa en las relaciones ente los dos países "fundada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal". Así, han decidido "poner en marcha acciones concretas en el marco de una hoja de ruta que abarque todos los ámbitos de la asociación, y que integre todas las cuestiones de interés común".

En ese sentido, han acordado el restablecimiento de las conexiones marítimas y de la circulación de bienes y personas, así como de la conocida como 'Operación paso del Estrecho', paralizada en años anteriores a causa de la pandemia y que ha producido grandes pérdidas económicas a las navieras españolas. Sánchez ha indicado que reabriran las fronteras próximamente de manera "gradual y ordenada", garantizando la "normalización" y la "seguridad".

Ha anunciado que han pactado la reapertura de la aduana en Melilla y la creación de una en Ceuta, lo que el Gobierno interpreta como el reconocimiento implícito de Marruecos a la integridad territorial de España, según fuentes consultadas. El presidente no ha concretado la fecha, pero el Gobierno planea restablecerlas en los próximos tres meses, según fuentes de Moncloa a RTVE.

Por otro lado, en el orden del día también ha estado incluida la lucha contra la inmigración ilegal. "Hemos acordado una hoja de ruta clara y ambiciosa en la que se retoma la cooperación migratoria", ha señalado el mandatario español, quien ha asegurado que esa colaboración "va a salir reforzada".

Precisamente, este jueves el BOE ha publicado un convenio entre España y Marruecos sobre cooperación en materia de seguridad de 2019. Así, ambos países colaborarán en materia de lucha contra las acciones criminales y, en particular, contra el terrorismo, la trata de seres humanos y el tráfico ilegal de estupefacientes, entre otros.

Sánchez reafirma la postura de España sobre el Sáhara

Durante la cena, Sánchez ha reafirmado la postura de España, según se indica en un comunicado marroquí. Por su parte, fuentes españolas han afirmado que en la reunión se ha ratificado la voluntad de profundizar las relaciones y han destacado la gran cordialidad del encuentro con el rey.

Antes de la reunión el presidente español ha tenido una breve conversación informal con periodistas, a quienes ha dicho que "por múltiples motivos, no solo el migratorio, teníamos que normalizar relaciones" con Marruecos. Además, ha insistido en que trabajan "por el interés general" de España.

El Ejecutivo ha defendido en todo momento su giro diplomático como un modo de garantizar "el respeto mutuo", "la integridad territorial de España" y la "estabilidad, tranquilidad y seguridad" de los ceutíes y melillenses. En la rueda de prensa, preguntado por este punto, Sánchez se ha limitado ha afirmar que la soberanía nacional del territorio de España "está fuera de toda duda" y que garantiza "la gestión del fenómeno fronterizo de manera concertada y sin actos unilaterales".

En un principio, la visita estaba programada como un encuentro en Rabat entre Albares y su homólogo marroquí para el 1 de abril. Sin embargo, tras una conversación telefónica mantenida el jueves pasado entre Sánchez y Mohamed VI, se estableció que fuera una reunión conjunta.

Fin a la crisis diplomática

La crisis diplomática entre España y Marruecos se originó hace casi un año con el ingreso en un hospital de Logroño del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, a causa de la COVID-19, una decisión que no gustó a Rabat. En mayo, centenares de migrantes, muchos de ellos menores, cruzaron la frontera en Ceuta ante la pasividad de las autoridades marroquíes en la que fue una de las mayores crisis migratorias de los últimos años. 

Es por ello que el Gobierno ha ido adoptando a lo largo de este tiempo diferentes medidas para rebajar la tensión diplomática, como el nombramiento como ministro de Exteriores de Albares en sustitución de Arancha González Laya o el envío de mensajes públicos de reconciliación.

El paso definitivo fue la carta enviada por Sánchez al rey Mohamed VI a mediados de marzo, en la que reconoció la propuesta marroquí sobre el Sáhara como la más "seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa".

España apoya la propuesta marroquí sobre la autonomía del Sáhara Occidental

Este jueves, el Congreso de los Diputados ha aprobado por mayoría la iniciativa –presentada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu– que ratifica el apoyo al Sáhara Occidental para que pueda elegir su futuro en un referéndum de autodeterminación, tal y como estipulan las resoluciones de la ONU. El PSOE se ha quedado solo en la votación al ser el único partido que ha votado en contra.

Noticias

anterior siguiente