Enlaces accesibilidad
Reino Unido

Nuevas fiestas y más conservadores pidiendo la dimisión de Johnson: cronología de los escándalos de Johnson

  • Johnson afronta una investigación y peticiones de dimisión por las revelaciones sobre las fiestas en su residencia
  • Los medios aseguran que todos los viernes había encuentros para beber en Downing Street

Por
El primer ministro británico, Boris Johnson, llegando a Downing Street en noviembre de 2020
El primer ministro británico, Boris Johnson, llegando a Downing Street en noviembre de 2020 JUSTIN TALLIS / AFP

El partygate, el escándalo de las fiestas organizadas en plena pandemia en Downing Street, la residencia y oficina oficial del primer ministro, tiene contras las cuerdas a Boris Johnson, cuya popularidad se ha desplomado en cuestión de días. A estos acontecimientos se ha sumado este miércoles el de la revelación de una celebración para despedir a un asesor político del Gabinete de Johnson, en enero de 2021. 

Según un sondeo de YouGovel 63 % de los británicos cree que debe dimitir, y lo mismo piensan cuatro de cada diez votantes conservadores. El diario The Guardian destaca que su popularidad está por debajo encima de la que tuvo su antecesora en el cargo, Theresa May. 

Boris Johnson, contra las cuerdas por el 'partygate' - Ver ahora

El goteo de revelaciones periodísticas sobre las reuniones sociales durante el confinamiento ha forzado a Johnson a pedir perdón en el Parlamento y podrían costarle el puesto si una mayoría de diputados conservadores le retiran su confianza. La oposición del Partido Laborista y el Partido Nacional Escocés ha pedido su dimisión. 

Varios diputados conservadores han apoyado en público una moción de censura contra Johnson, el último de ellos ha sido Tobias Ellwood, quien ha señalado que cree que "es tiempo de resolver esto" porque los conservadores "se encaminan a un lugar muy feo". Para forzar una moción de confianza contra el primer ministro, sería necesaios que 54 diputados enviaran cartas al 'Comité 1922', el grupo parlamentario de los 'tories'.

Pese a reconocer que estos encuentros no debieron producirse, Johnson insiste todavía en que se trató de "eventos de trabajo" y que se cumplieron las recomendaciones sanitarias que su propio Gobierno tenía en vigor en cada momento. Según The Sunday Times, el primer ministro pretende despedir a varios ayudantes para salvar el puesto y  prohibir el consumo de alcohol en Downing Street.

El Gobierno británico ha publicado este lunes el informe de la investigación oficial del Parlamento, dirigida por Sue Gray, funcionaria y segunda secretaria permanente en la oficina del gabinete, en el que apunta a "fallos de liderazgo" y subraya que los eventos "no se deberían haber permitido".

Esta es la relación de fiestas y celebraciones que han salido a luz, por el orden cronológico en que tuvieron lugar. 

15 de mayo de 2020: foto en el jardín de Downing Street

El diario The Guardian publicó una imagen tomada el 15 de mayo, en pleno confinamiento, en la que aparece bebiendo vino en el jardín de la residencia oficial con su esposa y varios colaboradores.

La imagen fue tomada apenas un mes después de que Johnson saliese de la unidad de cuidados intensivos donde estuvo ingresado varios días por coronavirus. 

En el jardín se veía a otras 15 personas, en diversos grupos, también bebiendo. Johnson aseguró que se trataba de "reuniones de gente que está en el trabajo, hablando sobre trabajo". Su viceprimer ministro, Dominic Raab, respaldó esta versión y aseguró que era un encuentro estrictamente laboral, y para demostrarlo subrayó que en la imagen "todos llevan traje" o "ropa formal".

20 de mayo de 2020: fiesta con más de 100 invitados

Según reveló el Daily Telegraph, Johnson y la que luego se convertiría en su mujer, Carrie Johnson, participaron en una fiesta en la sede de la jefatura de Gobierno el 20 de mayo de 2020, en pleno confinamiento.

A la fiesta asistieron unas 40 personas, aunque el secretario de Johnson, Martin Reynolds, envió un correo electrónico invitando a un centenar, a las que además pedía que "trajeran su propio alcohol"

Esta nueva revelación es la que finalmente forzó a Johnson, el pasado 12 de enero, a pedir perdón ante el Parlamento, reconociendo además su participación. No obstante, el primer ministro se escudó en que creía que se trataba de un "evento de trabajo" y en que se cumplió la normativa porque se produjo en el exterior. 

19 de junio de 2020: una celebración sorpresa de cumpleaños

El primer ministro británico celebró su cumpleaños el 19 de junio de 2020 con una fiesta en Downing Street a la que asistieron unas 30 personas, a pesar de que las reuniones sociales en interiores estaban prohibidas en aquel momento por la pandemia, según reveló el canal "ITV".

La esposa del jefe de Gobierno, Carrie Johnson, contribuyó a organizar una celebración "sorpresa" que se llevó a cabo en la Sala del Gabinete, donde se reúnen periódicamente el jefe del Ejecutivo y sus ministros, de acuerdo con la cadena.

Diciembre de 2020: celebraciones navideñas

Aunque celebrada posteriormente a las primeras de las que se tiene noticia, esta fue en realidad la primera fiesta (o más bien hay que hablar de varias celebraciones en un plazo de pocos días) que salió a la luz y dio comienzo a las revelaciones periodísticas sobre la vida en Downing Street durante la pandemia. 

The Mirror informó de una celebración navideña en esas fechas, cuando tales encuentros estaban prohibidos por la normativa anti-COVID. En las semanas siguientes, otros medios publicaron más imágenes. En una de ellas, fechada el 15 de diciembre, se ve a Johnson participando en un juego de preguntas on line junto a un empleado ataviado con espumillón navideño. Según los medios británicos, hubo celebraciones el 17 y el 18 del mismo mes

Johnson negó que hubiera habido fiestas en Downing Street y aseguró que las recomendaciones de seguridad sanitaria se habían cumplido siempre en su residencia y entre su equipo.

Sin embargo, horas después de esta declaración, se filtró un vídeo del personal de comunicación ensayando entre bromas cómo explicar en una rueda de prensa las fiestas en Downing Street. El vídeo fue grabado el 22 de diciembre

El primer ministro se disculpó, ordenó una investigación interna y Allegra Stratton, secretaría de prensa y la mujer que aparece en el vídeo, presentó su dimisión entre lágrimas.  

Parlamento - Otros parlamentos - Escándalo por la fiesta en Downing Street - 11/12/2021

En esos días Johnson reunió a un pequeño grupo de empleados para despedir a su asesor de Defena, Steve Higham. El primer ministro dedicó "unos pocos minutos" a agradecer sus servicios a Higham, según The Mirror.

14 de enero de 2021: fiesta de despedida a un asesor

En el número 10 de Downing Street, Boris Johnson asistió a una fiesta para despedir a uno de los asesores políticos de su Gabinete y que en la actualidad trabaja en el Ministerio de Cultura, según el diario británico The Guardian.

Fue el 14 de enero de 2021, después de unas Navidades sometidas a duras medidas por la pandemia.

Los "viernes del vino"

Esta vez ha sido el diario Daily Mirror el que ha revelado que en realidad el gabinete del primer ministro celebró fiestas durante lo peor de la pandemia, los llamados 'viernes del vino'Johnson participaba regularmente e incluso animaba a los asistentes a "desahogarse" en un momento en el que este tipo de reuniones en interiores estaban prohibidas y en exteriores se limitaban a dos personas al aire libre.

Según el Mirror, se llegó a invertir 142 libras en una nevera "para mantener frescas sus botellas de vino blanco, Prosecco y cerveza".

Los eventos estaban programados de forma automática en las agendas de medio centenar de empleados de Downing Street, y en ocasiones las reuniones se llegaban a prolongar hasta la medianoche.

16 de abril de 2021: fiestas de despedida en pleno luto por el Príncipe Felipe 

Según el Telegraph, el personal de Downing Street celebró dos fiestas el 16 de abril de 2021, cuando el país tenía medidas que limitaban las reuniones sociales tanto en interiores como en exteriores y en pleno duelo por la muerte del príncipe Felipe, esposo de la reina.

Johnson no participó en estas fiestas, pues se encontraba ese día en su residencia campestre de Chequers, pero las autorizó, indica el periódico británico.

Fueron dos celebraciones de despedida la noche anterior al funeral del príncipe. Participaron unas 30 personas y, según testigos, se consumió alcohol y hubo bailes y música hasta altas horas de la madrugada.

El personal despedía a James Slack, exdirector de comunicación de Johnson, quien dimitió para asumir el puesto de subdirector en el diario sensacionalista The Sun, y a uno de los fotógrafos personales del jefe de Gobierno. El propio Slack reconoció los hechos y pidió perdón por la falta de tacto. Posteriormente, desde la oficina del primer ministro (aunque no él personalmente) también se pidieron disculpas a la reina

Noticias

anterior siguiente