Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba
  • Los resultados no permiten anticipar que el laborismo esté bien situado para unas elecciones generales
  • El escándalo de las fiestas en plena pandemia ha dejado en casa a muchos votantes conservadores
  • Los liberal-demócratas recuperan terreno y podrían ser claves para la gobernabilidad

En el Reino Unido se están celebrando este jueves elecciones municipales y los conservadores temen una fuerte caída que podría hacer peligrar el liderazgo de Boris Johnson. También se elige el parlamento regional de Irlanda del Norte. Allí, por primera vez, las encuestas dan como favoritos a los republicanos del Sinn Féin. Sería una victoria histórica para este partido, antiguo brazo político de la organización terrorista IRA y partidario de la unificación de la isla 100 años después de su partición. Más de siete puntos de ventaja sobre el Partido Unionista Democrático, la mayor de las formaciones pro británicas, que siguen teniendo más peso electoral que el Sinn Féin, pero que se presentan divididas.

Foto: EFE/EPA/MARK MARLOW

Las elecciones municipales parciales que celebra el Reino Unido este jueves se presentan como el primer gran reto en las urnas que afronta Boris Johnson desde que estalló el partygate. El escándalo sobre las fiestas organizadas durante la pandemia en sus oficinas de Downing Street ha minado la credibilidad del primer ministro ingés, cuya popularidad podría estar por debajo de su predecesora en el cargo, Theresa May

La guerra en Ucrania cumple este martes 69 días sin cambios significativos en el curso del conflicto. Continúa la evacuación de los civiles de Mariúpol, la ciudad costera del sur del país, en la que permanecen unas 100.000 personas que buscan huir de los ataques de las tropas rusas para ser trasladados a Zaporiyia, donde han llegado 140 personas tras dos días de viaje.

Mientras, Rusia ha anunciado nuevos ataques contra la acería de Azovstal, en Mariúpol, pues acusa a Ucrania de violar el alto el fuego.
En el frente, el Ejército ruso trata de ganar terreno, dejando a los ucranianos el dominio del norte del país para completar su control sobre la cuenca minera del Donbás.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se desmarca de los comentarios machistas que han hecho varios de sus compañeros de partido contra la diputada laborista, Angela Rayner. Unos comentarios que juzgan su forma de vestir como maniobra de distracción. Algunos diputados conservadores han dicho que su forma de vestir es una forma de distracción para distraer a Boris Johnson durante el debate de la última sesión de control. Así lo publicaba el dominical del tabloide 'The Mail', que además ilustraba el texto con una foto de Sharon Stone en la película 'Instinto Básico'. "Esto es asqueroso", han sido las palabras de la propia Rayner esta misma mañana, en una entrevista de televisión. Johnsosn los ha tachado de "misóginos" y ha dicho que castigará a los culpables. Incluso el presidente de la cámara ha calificado de degradante para las mujeres en general y las parlamentarias en particular. Y ha hecho algo más, ha convocado al editor del 'Mail on Sunday' para expresarle su queja por esa publicación.

FOTO: EPA/WILL OLIVER

El parlamento británico investigará si Boris Johnson mintió a la cámara cuando afirmó que no tenía conocimiento de que se celebrasen fiestas en su residencia mientras el país estaba confinado. Si concluye que mintió, el código parlamentario dice que debería dimitir. Pero hasta ahora Johnson se ha negado a hacerlo. Esa comisión parlamentaria se ha aprobado sin que se haya tenido que votar siquiera, después de que el presidente de la cámara preguntase de viva voz si alguien se oponía, pero nadie lo ha hecho. Esta será la tercera investigación sobre el comportamiento de Johnson, junto a la de la policía, que aún podría ponerle alguna multa más, y la que el propio gobierno encargó a la alta funcionaria Sue Gray.


FOTO: AFP PHOTO / Jessica Taylor /UK Parliament

Más de mil objetivos han sido alcanzados en el Donbás, según las autoridades rusas. Estamos allí, en la ciudad de Kramatorsk, con nuestro enviado especial, Fran Sevilla, que nos cuenta la última hora. Sabremos por qué un pueblo francés de la región de Pas de Calais, al norte del país, ha pasado de ser una localidad donde se solía votar masivamente a la izquierda a dar su apoyo mayoritario en primera vuelta de las presidenciales a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen. También estamos en Londres, con la comparecencia ante el Parlamento de Boris Johnson tras ser multado por la policía británica por las fiestas en Downing Street durante los confinamientos.

Cuando parecía que Moscú se iba a centrar en el este de Ucrania, hoy ha vuelto a bombardear la capital: Rusia asegura que ha destruido una fábrica de vehículos militares en Kiev. También ha habido explosiones al oeste, en Leópolis. Ucrania anuncia que ya ha identificado 900 civiles ejecutados en torno a la capital.

[Guerra en Ucrania: última hora en directo]

FOTO: Miembros de las Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania asisten a ejercicios militares. REUTERS/Stringer.

La policía británica multa al primer ministro Boris Johnson y a su ministro de Finanzas, Rishi Sunak, por el escándalo de las fiestas celebradas en Downing Street durante los confinamientos de la pandemia. Sigue la ofensiva rusa en Ucrania, que nos cuenta Fran Sevilla desde allí. Vladimir Putin insiste en que Rusia no tuvo más opción que atacar a Ucrania, y se reúne con Aleksander Lukashenko en el este de Rusia. Seguimos la campaña para la segunda vuelta de las elecciones de Francia con nuestro corresponsal, Antonio Delgado, y hablamos sobre la crisis que asola Sri Lanka. Lo hacemos con Amaia Sánchez Cacicedo, de IE University y experta en este país asiático.

La Policía Metropolitana de Londres multará al primer ministro británico, Boris Johnson, y a su ministro de Finanzas, Rishi Sunak, por violar las restricciones impuestas para contener la pandemia de COVID-19 durante las fiestas celebradas en Downing Street.

Johnson ha pedido perdón y ha asegurado que entiende el "enfado que muchos sentirán" y ha aceptado que "la gente tenía el derecho a esperar algo mejor".

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, ha exigido la dimisión de ambos por haber violado la ley y "mentido repetidamente a los británicos".

FOTO: Daniel LEAL / AFP

El presidente de los EEUU, Joe Biden, anuncia que su país dejará de importar crudo ruso, una medida a la que también se ha sumado el Reino Unido. La Comisión Europea también ha presentado un plan para reducir drásticamente la dependencia de los hidrocarburos rusos. Estamos en Leópolis con nuestra enviada especial, Mónica Cartes, y pendientes de la situación humanitaria con Isabel Jiménez en la frontera polaca con Ucrania. Y entrevistamos a Anita Bahtia, Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres, en este Día Internacional de la Mujer.

Ver