Enlaces accesibilidad

Biden advierte a Putin: "Si invaden Ucrania, pagarán por ello"

  • En su balance anual, reconoce que ha sido "un año de retos, pero también de enormes progresos"
  • Biden ha reconocido la "frustración" y el "cansancio" por la pandemia y define ómicron como un "nuevo enemigo"

Por
Biden advierte a Putin de las consecuencias si ataca Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha advertido este miércoles a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que si invade Ucrania "pagará por ello". Lo ha hecho en su primera rueda de prensa para dar inicio a su segundo año de mandato, en la que ha subrayado que ha sido "un año de retos, pero también de enormes progresos".

El mandatario estadounidense ha afirmado que está "satisfecho" con cómo su Administración ha hecho frente a la pandemia, aunque ha reconocido la "frustración" y el "cansancio" por la pandemia y se ha referido a la variante ómicron como un "nuevo enemigo". 

Biden también admitido que el país no está tan unido como debería y no ha dudado al ser preguntado si se presentará a las elecciones de 2024 con su vicepresidente Kamala Harris: "Sí y sí", ha respondido. "Creo que está haciendo un buen trabajo", ha manifestado. 

Biden, año I: 365 días marcados por la COVID, el legado Trump y Afganistán

Se trata de la primera rueda de prensa del mandatario este año y la primera desde que se dirigió a los periodistas en la cumbre climática COP26 en Glasgow, en noviembre de 2021. Durante sus primeros 365 días como presidente de Estados Unidos, Biden solo ha realizado nueve ruedas de prensa, seis de ellas en solitario y otras tres acompañado de líderes mundiales, una cifra bastante reducida en comparación con las 21 de Donald Trump y las 16 de Barack Obama en sus primeros años como presidentes.

Biden cree que Putin lanzará una incursión

Durante la rueda de prensa, el presidente de Estados Unidos ha asegurado que si Rusia invade Ucrania, "se arrepentirá de haberlo hecho""Nunca se han visto sanciones como las que le impondría", ha recalcado Biden, quien percibe que Moscú lanzará una incursión. "Tiene que hacer algo", ha añadido.

Sin embargo, Biden ha sugerido que Rusia podría recurrir a una "incursión menor" y ha insinuado que la respuesta de Occidente podría no ser tan dura si no se produce una invasión. "Una cosa es que se trate de una incursión menor y que acabemos discutiendo sobre qué hacer", ha señalado.

Una cosa es que se trate de una incursión menor y que acabemos discutiendo sobre qué hacer

Sus palabras han generado confusión y, al término de la rueda de prensa, la Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que asegura que cualquier tipo de movimiento en Ucrania tendrá consecuencias. Desde Ucrania, un asesor del presidente Volodymyr Zelenskiy ha querido restar importancia a la confusión generada. "¿Qué era lo importante para los ucranianos? El hecho de que los Estados occidentales tienen un entendimiento común de que cualquier escenario negativo en Ucrania recibirá una respuesta coordinada", ha señalado Mykhailo Podolyak.

Además, el mandatario demócrata ha subrayado además que "la idea de que la OTAN no está unida no es verdad". "Hemos hablado con los aliados. Si Rusia invade, será un desastre para Rusia", ha recalcado. "Los aliados impondrán restricciones que afectarán a la economía rusa", ha aseverado.

14 horas - Blinken pide a Putin elegir una vía pacífica con Ucrania - Escuchar ahora

Al mismo tiempo, Biden ha considerado que "no es muy probable" que Ucrania se una a la OTAN "en un corto plazo".

Las declaraciones de Biden llegan en un momento en el que el secretario de Estado, Antony Blinken, se encuentra en Kiev, desde donde ha acusado a Rusia de utilizar todos los medios para desestabilizar a Ucrania desde 2014. Estados Unidos ha advertido de que Rusia podría lanzar un ataque contra Ucrania en cualquier momento, algo que Moscú niega. Sin embargo, Rusia ha prometido tomar "medidas técnico-militares" si la OTAN no renuncia a sumar a Ucrania.

"Frustración y cansancio" por la pandemia

El presidente ha iniciado la rueda de prensa reconociendo que en su primer año de mandato ha tenido "retos, pero también grandes progresos". En este sentido ha recalcado que la cifra de vacunados ha subido de los dos millones de estadounidenses cuando tomó posesión a los 210 millones y ha aprovechado para hacer un llamamiento a los más reticentes a vacunarse. "Seguiremos con nuestros esfuerzos de vacunación, porque las vacunas funcionan. Así que vacúnense, por favor. Obtengan su dosis de refuerzo", ha instado.

Sin embargo, ha admitido que, a pesar de haber hecho "muchos avances, sé que hay mucha frustración y fatiga en el país", sobre todo tras la llegada de la variante ómicron, a la que se ha referido como un "nuevo enemigo". "Si bien es motivo de preocupación, no es motivo de pánico. Hemos estado haciendo todo lo posible, aprendiendo y adaptándonos a la pandemia", ha aseverado.

"Ahora estamos en una situación muy diferente. Tenemos las herramientas: las vacunas, las mascarillas, los test, las pastillas, para salvar vidas y mantener abiertos los comercios y las escuelas", ha indicado Biden, quien ha insistido en que en el país el 95 por ciento de los colegios están abiertos.

Biden se presentó a la Presidencia como el candidato que controlaría la pandemia, pero debido a la incesante propagación de la variante ómicron, la situación vuelve a estar fuera de control. A pesar de haber intentado evitar la obligatoriedad de la vacuna, en septiembre emitió dos órdenes presidenciales para exigir la inoculación a empleados de empresas con más de 100 trabajadores, algo que finalmente bloqueó el Tribunal Supremo.

Más cerca - Balance del primer año de Joe Biden en la Casa Blanca - Escuchar ahora

La importancia de "controlar la inflación"

La inflación, que se situó en diciembre hasta el 7%, ha sido una de las principales razones por las que la popularidad de Biden va cuesta abajo. Según los sondeos, Biden cuenta con el 42 por ciento del apoyo popular. En este sentido, el demócrata ha insistido en la importancia de "controlar la inflación".

"Vamos a hacer un trabajo fundamental para garantizar que los precios elevados no se enraícen", ha indicado Biden, quien ha considerado apropiado que la Reserva Federal "recalibre" el apoyo prestado a la economía.

Al ser preguntado sobre lo que puede lograr antes de las elecciones de mitad de mandato, que se celebrarán en noviembre, el presidente ha asegurado que confía en que su Administración podrá promulgar "buenas partes" de su agenda. "Confío en que podemos coger gran parte de la ley Build Back Better para que se convierta en ley, y confío en que podemos hacer que el pueblo americano entienda que la gente por la que debería votar -que es la gente que va a supervisar si las elecciones son de hecho legítimas o no- no deberían ser aquellos que están siendo situado por los republicanos para decidir que van a poder cambiar el resultado de unas elecciones", ha indicado Biden, quien ha subrayado que "no se ha rendido". "No hemos terminado de votar todavía sobre lo que va a pasar con el derecho al voto", ha añadido.

14 Horas - Crisis de Ucrania: "Putin no se cree las amenazas de Occidente" - Escuchar ahora

El segundo año de mandato de Biden llega marcado por el inicio de la cuenta atrás para las elecciones de mitad de mandato, en las que los demócratas temen perder la mayoría en la Cámara de Representantes. Hasta entonces, Biden confía en que el optimismo reflejado en este discurso refuerce el apoyo al Partido Demócrata en un país todavía muy polarizado.

Noticias

anterior siguiente