Enlaces accesibilidad

Marruecos acusa a España de tratar de "europeizar una crisis bilateral"

  • El ministro de Exteriores marroquí subraya que la crisis "no terminó el 1 de junio", cuando Brahim Gali abandonó España
  • El Frente Polisario ve la postura de España sobre el Sáhara "insuficiente"

Por
Marruecos insiste en que la crisis con España no ha terminado

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Burita, ha afirmado este miércoles que el Gobierno español está tratando de "europeizar una crisis que es bilateral" entre Marruecos y España, y ha subrayado que "no terminó el 1 de junio", cuando el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, abandonó España y regresó a Argelia

Burita también se ha referido a la cuestión migratoria y ha asegurado que Marruecos no tiene "lecciones que recibir". "Nosotros actuamos como los socios que somos", ha indicado en referencia a las acusaciones de haber fomentado, activamente o por negligencia, la emigración masiva los días 17 y 18 de mayo de más de 10.000 de sus ciudadanos a Ceuta.

Por su parte, el delegado del Frente Polisario en España, Adulá Arabi, ha señalado que la posición del Gobierno español con respecto al Sáhara Occidental es "insuficiente", ya que Marruecos "va a seguir intentando deshacerse de sus compromisos internacionales".

Siguen las "causas profundas" de la crisis

El titular de Exteriores marroquí ha afirmado que la crisis entre España y Marruecos "está ahí porque siguen sus causas profundas" y ha asegurado que el Gobierno español "trata de europeizarla y desviarla de sus causas conocidas, cada vez reconocidas por más actores". "Es ante todo una crisis de confianza mutua, ligada a una actitud que Marruecos considera contraria al espíritu del partenariado: el fondo es la coherencia entre los actos y las palabras sobre el separatismo, pues no se pueden prohibir el separatismo en tu país y fomentarlo en el vecino", ha aseverado Burita en una comparecencia ante la prensa.

"Europeizar esta crisis es una huida hacia adelante, una forma de desviar la atención", ha recalcado el ministro, que ha dicho que "Marruecos está satisfecho de su relación con la Unión Europea y su cooperación multiforme con ella".

Burita también ha recordado que su Gobierno siempre se ha mantenido distante con el separatismo catalán y ha acusado a España de actuar en connivencia con "el separatismo saharaui", especialmente manifestada en la llegada y hospitalización de Gali en un hospital de Logroño. El ministro ha reiterado en varias ocasiones que "la crisis no comenzó con la llegada ni termina con la salida de esta persona".

En cuanto a la cuestión migratoria, el ministro marroquí ha aseverado que Marruecos no tiene "lecciones que recibir" y, en referencia a las acusaciones de haber fomentado la emigración masiva de marroquíes a Ceuta a mediados de mayo ha señalado que actuó "como los socios que somos".

El Parlamento Europeo votará este jueves una polémica moción sobre "la utilización de niños por parte de las autoridades marroquíes en la crisis migratoria con Ceuta" y la posibilidad de que constituya una violación de la Convención de los derechos del niño de Naciones Unidas. Los cuatro principales grupos del Parlamento han acordado este miércoles que la resolución condene "el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados", como "presión política" contra un país europeo.

El texto deplora "la participación de niños, menores no acompañados y familias" en la entrada en masa desde Marreucos a Ceuta, poniendo "sus vidas y seguridad en riesgo" y apunta que esta crisis no debe socavar ni las relaciones "estratégicas multidimensionales y privilegiadas" entre Marruecos y la UE ni la cooperación en áreas como la lucha contra el terrorismo, la migración o el tráfico de drogas y de seres humanos.

El Frente Polisario considera "insuficiente" la postura de España

El delegado del Frente Polisario en España ha asegurado que todo lo que no sea ayudar a encontrar una solución lo antes posible en el Sáhara Occidental es "insuficiente" y ha recalcado que Marruecos "va a seguir intentando deshacerse de sus compromisos internacionales". "Todos los países, sobre todo España, deben exigirle en sus relaciones bilaterales y de cooperación el respeto a los derechos humanos y a los acuerdos internacionales", ha argumentado Adulá Arabi a Efe.

Arabi ha reclamado que "se deje al pueblo saharaui pronunciarse sobre lo que quiere ser", en una clara alusión al referéndum del Sáhara Occidental establecido por la ONU, que aúno no se ha celebrado. "Hasta que no se produzca el referéndum, España tiene una responsabilidad como potencia administradora y tiene que actuar en consecuencia", ha indicado Arabi.

Además, el delegado del Frente Polisario ha señalado que con la postura adoptada por Marruecos en la frontera de Ceuta, la causa saharaui sale reforzada internacionalmente, ya que "sufre diariamente" episodios similares. 

Noticias

anterior siguiente