Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La UE propone aliviar las restricciones para los viajeros que lleguen vacunados

Por
La UE podría abrir antes del verano a las personas vacunadas

La Comisión Europea ha propuesto este lunes a los Estados miembros que alivien las restricciones para los viajeros no esenciales que hayan sido completamente vacunados contra el coronavirus. Asimismo, quiere habilitar un "freno de emergencia" ante las nuevas variantes del SARS-CoV-2.

A través de un comunicado, el Ejecutivo comunitario ha abogado por permitir la entrada a la Unión Europea (UE) "no solo a todas las personas procedentes de países con una buena situación epidemiológica, sino también a todas las personas que hayan recibido la última dosis recomendada de una vacuna autorizada por la UE". Además, contempla incluir aquellos sueros incluidos en la lista de usos de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

La propuesta busca reactivar la movilidad y el turismo, pero no plantea una apertura "sin condiciones". Para su puesta en marcha, antes deberá ser analizada este martes a nivel técnico y se debatirá por los embajadores de los Veintisiete. En todo caso, son los Gobiernos nacionales, representados en el Consejo de la UE, los que asumen las decisiones sobre sus fronteras y podrían exigir otras medidas al llegar a destino, como cumplir cuarentena o realizar una prueba diagnóstica.

El camino al Certificado Verde Digital

Bruselas quiere que los Estados miembros permitan entrar en la UE a "aquellas personas que hayan recibido, al menos 14 días antes de la llegada, la última dosis recomendada de una vacuna que haya recibido la autorización" de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), es decir, Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Jannsen. "Esto debería facilitarse una vez que el Certificado Verde Digital entre en funcionamiento", han afirmado, puesto que el documento permitiría a los ciudadanos "poder demostrar su estado de vacunación".

"Esto debería facilitarse una vez que el Certificado Verde Digital entre en funcionamiento"

La Comisión ha argumentado que si los Gobiernos relajan los requisitos de entrada para las personas vacunadas en su territorio -eximiéndoles de presentar PCR negativo o mantener cuarentenas a su llegada- igualmente deberían levantar estas medidas para los viajeros vacunados de fuera de la UE.

Sobre los niños, para los que todavía no existe una vacuna contra la COVID-19 autorizada, el Ejecutivo comunitario considera "deben poder viajar con sus padres vacunados" si tienen una prueba de PCR negativa tomada como mínimo 72 horas antes de la zona de llegada. En cualquier caso, los Estados miembros podrían "exigir pruebas adicionales después de la llegada".

Ampliar las listas de países seguros

A tenor del "impacto positivo de las campañas de vacunación", la Comisión también ha propuesto elevar el umbral de casos de COVID-19 que determina la lista de países 'seguros', esto es,"desde los que se deberían permitir todos los viajes". La incidencia por cada 100.000 habitantes a 14 días exigida pasaría de 25 a 100. 

"Esto se mantiene considerablemente por debajo del promedio actual de la UE, que está por encima de 420", han justificado. "El umbral adaptado debería permitir al Consejo ampliar la lista de países desde los que se permiten viajes no esenciales independientemente del estado de vacunación, sujeto a medidas sanitarias, como pruebas y/o cuarentena".

Como ahora, el Consejo debería revisar cada dos semanas esta lista que actualmente incluye a siete países: Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y China, siempre este último, respete reciprocidad. 

Un "freno de emergencia" ante las nuevas variantes 

Igualmente, Bruselas quiere habilitar un "freno de emergencia" para nuevas variantes "que se coordinará a nivel de la UE y que limitaría el riesgo de que tales variantes entren en la UE". De este modo, si la situación de un país empeorara rápidamente o se detectara una nueva variante preocupante, los países podrían "suspender urgente y temporalmente todos los viajes de ida y vuelta de ciudadanos no pertenecientes a la UE que residan en dicho país". 

"Esto permitirá a los Estados miembros actuar con rapidez y limitar temporalmente a un mínimo estricto todos los viajes desde los países afectados durante el tiempo necesario para aplicar las medidas sanitarias adecuadas", han defendido en su comunicado, si bien, contempla excepciones: los profesionales de la salud, el personal de transporte, los diplomáticos, los pasajeros en tránsito, los que viajan por razones familiares imperiosas, la gente del mar y las personas que necesitan protección internacional o por otras razones humanitarias.

Europa relaja las medidas tras la mejora de los datos de COVID

Noticias

anterior siguiente