Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El coronavirus destruyó 622.600 empleos y elevó la tasa de paro al 16,13 % en 2020, los peores datos desde 2012

Por
Vecinos leen los carteles de protesta colocados por un hostelero a las puertas de su negocio cerrado en Salamanca
Vecinos leen los carteles de protesta colocados por un hostelero a las puertas de su negocio cerrado en Salamanca EFE/JM Garcia

El coronavirus ha asestado un duro golpe a la actividad económica este 2020. El impacto de la pandemia en el mercado laboral supuso la destrucción de 622.600 empleos y elevó la tasa de paro hasta el 16,13 % tras sumar 527.900 desempleados, reflejando en ambos casos los peores datos anuales de la Encuesta de Población Activa (EPA) desde el año 2012.

Se rompe así una racha de seis años consecutivos creando empleo y de siete años de descensos en el número de parados. A cierre de ejercicio, el número total de ocupados se situó en 19.344.300 y el de desempleados, en 3.719.800 personas, según las cifras publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro, por su parte, se situó al final de 2020 en el 16,13 %el porcentaje más elevado en un cierre de año desde 2017, cuando alcanzó el 16,55 %. La cifra supera también en más de dos puntos a la marcada registrada en el mismo periodo de 2019.

A pesar del mal año para el empleo por la expansión de la pandemia, en el cuarto trimestre la evolución ha sido favorable respecto al tercero, con 3.100 parados menos y con 167.400 ocupados más. Se trata, de hecho, del mayor crecimiento en la ocupación en un cuarto trimestre desde 2004, si bien registra su peor dato en el número de desempleados desde 2017. 

No obstante, aunque se recupera de forma parcial el empleo perdido durante el confinamiento más estrictolas cifras siguen muy deterioradas si se enfrentan a los números registrados a cierre de diciembre del año pasado. Es importante destacar además que los datos de estos tres meses no incluyen a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), unas 750.000 personas, según los últimos datos de la Seguridad Social.

Más mujeres en paro

Las mujeres siguen siendo las grandes perjudicadas de esta crisis. Atendiendo a la composición del desempleo, durante 2020 el número de parados aumentó en 222.300 hombres y 305.600 mujeres. En lo que respecta a la destrucción de empleo, 338.800 eran hombres y 283.800 mujeres y, en función de su nacionalidad, 486.400 españoles y 136.200 extranjeros.

Respecto a la edad, la EPA registra un notable aumento en las tasas de desempleo juvenil: a cierre de 2020, cuatro de cada diez jóvenes menores de 25 años se encontraban sin empleo. La tasa de paro juvenil asciende al 40,1 %, diez puntos más que la registrada en 2019.

Por sectores, la caída se sustanció en el sector privado (748.400 empleados menos), mientras que en el sector público aumentó en más de 130.000 personas. Asimismo, el año se saldó con 19.800 autónomos y 604.600 asalariados menos, de los que la mayor parte eran temporales (397.100).

Todos los sectores registraron destrucción de empleo, aunque se concentró en los servicios, con 537.100 empleados menos, seguidos por la industria (70.100). Mientras, el desempleo apenas varió en la agricultura (500 parados más) y se incrementó en la construcción (7.900), en industria (31.900) y en servicios (279.500).

Y por regiones, casi todas las comunidades disminuyeron su ocupación, siendo Cataluña (137.600 ocupados menos), Canarias (112.800) y Madrid (107.100) las que reflejaron la mayores bajadas; en tanto que aumentaron el empleo durante 2020 Extremadura (5.500 más), Murcia (2.100) y La Rioja (400).

Aumenta el teletrabajo

La Encuesta también destaca un considerable aumento del teletrabajo durante este último año, impulsado por las Administraciones Públicas y las empresas como medida para frenar los contagios. En concreto, el 9,95 % de los ocupados -1.923.800 personas en total- trabajó desde su propio domicilio más de la mitad de los días durante el cuarto trimestre de 2020, tasa que duplica el promedio de 2019 -4,81 %-.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha considerado "positivos" los datos publicados este jueves porque muestran un incremento de la ocupación a final del año y una tasa de paro mejor de la prevista por el Ejecutivo (17,1 % de media anual).

Calviño valora el alza de ocupados a final de 2020 y una mejor tasa de paro

Los agentes sociales, por su parte, han puesto en valor la importancia que los ERTE acordados con el Gobierno han tenido para contener "la hemorragia laboral" durante 2020, aunque difieren en la necesidad de emprender cambios laborales en uno u otro sentido. Tanto CCOO como UGT han reflejado la desigualdad y la precarización del modelo productivo y del mercado de trabajo, para lo que reclaman derogar la reforma laboral de 2012 y elevar el salario mínimo interprofesional (SMI).

Las patronales CEOE y Cepyme han pedido al Gobierno que "intensifique" las medidas para minimizar el impacto de la crisis en las empresas, concediendo incluso ayudas directas para las compañías, tal y como pide la patronal de las pymes, que considera que un alza del SMI "podría mandar a la gente al desempleo".

Noticias

anterior siguiente