Enlaces accesibilidad
Estados Unidos

Mascarillas, armas y una enorme valla: una investidura atípica marcada por la pandemia y el asalto al Capitolio

Por
 Joe Biden pronuncia su primer discurso como presidente de Estados Unidos
Joe Biden pronuncia su primer discurso como presidente de Estados Unidos Patrick Semansky / POOL / AFP

El demócrata Joe Biden ha tomado posesión este miércoles 20 de enero como 46º presidente de Estados Unidos en una ceremonia que se sabía desde hace tiempo que iba a ser diferente a las demás, debido a la pandemia de la COVID-19.

Otra serie de acontecimientos también ha hecho que la ceremonia de investidura de Biden se haya celebrado de una forma atípica, como la ausencia del presidente saliente, el republicano Donald Trump, o el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, que ha hecho que la capital estadounidense se haya blindado.

Un National Mall sin la multitud de simpatizantes, una avenida Pensilvania vacía, un Washington repleto de soldados y agentes e invitados con mascarillas, son algunas de las imágenes que han marcado la ceremonia de investidura del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Mascarillas y PCR negativa

Los presidentes electos buscan batir récord en la cifra de personas que acude a su ceremonia, pero este año ha sido diferente. Antes del asalto al Capitolio por parte de seguidores de Donald Trump, el comité inaugural de Joe Biden pidió a sus simpatizantes que se quedaran en casa y no acudieran al National Mall, la explanada donde se concentran multitudes para asistir al traspaso de Gobierno, por miedo a que se convirtiera en un evento en el que se propagara el coronavirus.

La pandemia también ha hecho que la imagen cambiara respecto a otros años, ya que el número de invitados ha sido bastante menor. Normalmente se distribuían 200.000 tickets, pero el comité del Congreso que organiza el evento solo ha permitido la asistencia a los miembros del Congreso, cada uno con un acompañante.

La toma de posesión de Joe Biden, en imágenes

anterior siguiente
27 Fotos 1 / 27 ver a toda pantalla
  • El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden

    El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden

    El presidente y la primera dama saludan al público desde la puerta de la que será a partir de ahora su hogar, la Casa Blanca.

  • Biden llega a la Casa Blanca

    Biden llega a la Casa Blanca

    El presidente y la primera dama han llegado a la residencia presidencial caminando el último trecho.

Los invitados, que tenían que contar con una prueba negativa de coronavirus para poder acudir al evento, han mantenido la distancia de seguridad y todos los que se encontraban en la cara oeste del Capitolio llevaban mascarillas, ya sea a juego con su vestimenta, negras, con banderas de Estados Unidos o simplemente quirúrgicas. Asimismo, al saludarse, los invitados han recurrido a los choques de puños o de codos, en lugar de estrecharse las manos.

La única ocasión en la que hemos podido ver los rostros completos de Kamala Harris y de Joe Biden ha sido cuando han jurado el cargo y durante el primer discurso del demócrata como presidente de Estados Unidos. Los cantantes que han participado en la ceremonia (Lady Gaga, Jennifer López y Garth Brooks) también han cantado sin mascarilla.

Además, otra de las medidas que se han tomado durante la investidura ha sido la de limpiar de forma frecuente el atril desde el que Biden ha dado su discurso, se han llevado a cabo las actuaciones de los cantantes y diferentes personalidades han pronunciado unas palabras.

Banderas que sustituyen a simpatizantes

Normalmente, las tomas de posesión de los presidentes de Estados Unidos se consideran como un "Evento Nacional Especial de Seguridad". Esto significa que el Servicio Secreto del país se encarga completamente de la seguridad, pero en esta ocasión también ha contado con el apoyo de la Guardia Nacional y del Departamento de la Policía Metropolitana de Washington D.C.

Alrededor de 25.000 soldados de la Guardia Nacional han participado en los trabajos de seguridad, así como miles de policías, en comparación con los 8.000 que se encontraban en la investidura de Donald Trump en 2017.

Washington D.C. estaba completamente blindado, con vallas de más de dos metros con alambradas, controles militares y tanquetas apostadas en las principales vías. Solo unos pocos medios de comunicación y personal acreditado han podido acceder al centro de la capital estadounidense y al National Mall, donde cerca de 200.000 banderas han sustituido al público.

Casi 200.000 banderas sustituirán al público en la toma de posesión de Joe Biden

Por su parte, la nueva vicepresidenta de Estados Unidos ha sido escoltada a la ceremonia por Eugene Goodman, uno de los héroes de la Policía del Capitolio que se enfrentó a la turba que irrumpió la sede de las dos Cámaras del Congreso.

Obama, Bush y Clinton, pero no Trump

Horas antes de que comenzara la toma de posesión de Biden, el ahora expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha abandonado la Casa Blanca y la capital estadounidense para dirigirse a Florida, donde se alojará en una de sus mansiones. De esta forma, el magnate neoyorquino ha roto con la tradición de que el presidente saliente acuda a la ceremonia de investidura del mandatario electo.

En la historia de Estados Unidos, tan solo tres presidentes no han acudido a la toma de posesión de su asesor: Andrew Johnson (1865-1869), John Quincy Adams (1825-1829) y Richard Nixon (1969-1974), este último por abandonar la Casa Blanca tras renunciar al cargo por el escándalo Watergate.

Al acto sí ha acudido el exvicepresidente Mike Pence, así como los expresidentes demócratas Barack Obama y Bill Clinton, junto a sus respectivas mujeres, Michelle Obama y Hillary Clinton, y el exmandatario republicano George W. Bush con su esposa Laura Bush.

Los expresidentes Obama, Clinton y Bush también han acompañado al nuevo mandatario de Estados Unidos al Cementerio Nacional de Arlington, donde ha colocado una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido.

Una investidura virtual

Tras el asalto al Capitolio y las restricciones para evitar la propagación del coronavirus, la toma de posesión de Biden y Harris se ha visto obligada a celebrarse en parte de forma virtual.

Los usuarios han podido seguir la ceremonia de investidura a través de la página web del Comité de Inauguración Presidencial, que también ha retransmitido el evento a través de otras plataformas, como YouTube, Facebook, Twitter e incluso Twitch. 

Asimismo se ha celebrado un desfile virtual llamado Parade Across America (Desfile por América, en español), que ha contado con actuaciones en los 56 estados y territorios del país y que tiene como objetivo destacar la diversidad, el patrimonio y la resiliencia de Estados Unidos.

Los tradicionales bailes y las fiestas posteriores a la toma de posesión tampoco se han llevado a cabo en esta ocasión y se han reemplazado con un concierto virtual presentado por el actor Tom Hanks, en el que participarán Garth Brooks, Jon Bon Jovi, Demi Lovato y Justin Timberlake, entre otros.

Noticias

anterior siguiente
-->