Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Récord de ocupación en unas UCI que no han tenido alivio desde que empezó la segunda ola

Por
Los sanitarios vueven a pedir responsabilidad a ciudadanos y políticos ante el aumento de casos graves de la tercera ola.
Los sanitarios vueven a pedir responsabilidad a ciudadanos y políticos ante el aumento de casos graves de la tercera ola. EFE/Marcial Guillén

Agotados y sometidos a presión durante meses, los sanitarios vuelven a lanzar un grito de auxilio ante la saturación crónica de las UCI, cuya ocupación de pacientes con COVID ha alcanzado este martes su saturación máxima desde que se emplea esta medida. Día a día, son más las voces de médicos y expertos en Salud Pública que abogan por un confinamiento domiciliario -impuesto o voluntario, largo o más breve- para evitar una situación límite. Sin embargo, las UCI de Castilla y León, La Rioja, Cataluña y Madrid llevan en riesgo extremo al menos desde octubre.

“Si esperamos un mes más, probablemente colapsaremos”, explica a TVE el médico del Hospital San Pedro, de Logroño, uno de los más saturados de España. Por su parte, Javier Segura, de la Asociación Madrileña de Salud Pública, pide a las administraciones más medidas. Considera que “hay un margen importante de acción, como el cierre de la actividad comercial, laboral y de reforzamiento en atención sanitaria”.

La primera ola de la pandemia obligó a un encierro severo al producirse muchos ingresos, muy graves y en muy poco tiempo en los hospitales. Un envite que está pasando factura al personal sanitario también en el plano psicológico. La segunda ola, aunque más leve, ha dejado una huella sostenida en el tiempo: desde agosto, la práctica totalidad de las comunidades autónomas no han dejado de informar de nuevos pacientes tanto en planta como en UCI. Una situación que no otorga un respiro a los equipos de urgencias.

Desde que finalizara el verano, los ingresos en UCI de la segunda y la tercera ola han superado a los de la primera en todo el territorio, salvo en Castilla- La Mancha, Madrid y Cataluña.

Los ingresos en UCI superan los de la primera ola

Si se comparan todos los ingresos en UCI notificados por el Centro Nacional de Epidemiología hasta julio con los recopilados desde agosto hasta hoy, todas las comunidades menos Castilla-La Mancha, Madrid y Cataluña han superado ya los datos de la primera ola.

Las diferencias más grandes se encuentran en Murcia y en Cantabria, donde los ingresos para el segundo periodo son, respectivamente, casi seis y cinco veces más que para el primero. Les siguen a bastante distancia La Rioja, Andalucía, Asturias, Galicia, Canarias y Extremadura, que prácticamente han duplicado las notificaciones.

“La situación asistencial es muy preocupante”, afirma en un comunicado la Asociación de Medicina Intensiva de la Comunidad de Madrid (SOMIAMA), que -pese a encontrarse en una situación más favorable que otros territorios- destaca que en esta comunidad las UCI “parten de una mayor ocupación que al comienzo de la segunda oleada”, por lo que su capacidad para atender a los pacientes está ahora “muy disminuida”.

Su presidente, Alfonso Canabal Berlanga, insta a las autoridades a que tomen “medidas urgentes más drásticas para disminuir los contagios entre la población", que permitan "poder amortiguar el ascenso de las curvas de enfermos ingresados, mientras se comienzan a ver los efectos del plan de vacunación”.

Los sanitarios advierten de la alta ocupación en los hospitales

Del impacto súbito a la presión prolongada

Las UCI de España han superado este martes el 33 % de su ocupación, un valor que está muy por encima del 25 % establecido para considerar que hay riesgo extremo y que ha alcanzado su nivel máximo desde que el Ministerio de Sanidad comenzara esta serie a finales de septiembre. Aunque el dato no alcanza los picos de marzo y abril, actualmente un tercio de los pacientes que se atienden en las UCI de España ingresa con coronavirus.

Además, desde que hay datos, en las unidades de cuidados intensivos de Madrid, Castilla y León y La Rioja siempre ha habido al menos un paciente de cada cuatro luchando contra el coronavirus.

Casi un mes más tarde, Cataluña se sumaba a este grupo, con un pico de más del 45 % de ocupación en noviembre que ya está cerca de ser sobrepasado.

Por su parte, Canarias, Galicia y Murcia son los únicos territorios en los que durante la segunda y la tercera ola no se ha sobrepasado nunca el umbral del 25 % en las UCI. Ahora bien, en la última de estas comunidades, sí se ha rozado el escalón del riesgo alto pactado en el Consejo Interterritorial de Salud, con cerca de un 15 % de ocupación por coronavirus.

Los sanitarios piden a los ciudadanos autoconfinarse: "Nos estamos quedando sin tiempo"

Los hospitales comienzan a alterar su funcionamiento

En la última semana, las comunidades que más pacientes graves de SARS-CoV-2 han notificado en proporción a su población son Murcia, Galicia, Cataluña, Extremadura y La Rioja. Esto ha provocado que en algunos hospitales se aplacen operaciones no urgentes.

Castilla-La Mancha también ha visto crecer la ocupación de estos espacios. “Todos los hospitales están habilitando unidades que no eran para COVID para atender a estos pacientes”, explica a TVE la portavoz de CSIF en Castilla-La Mancha, Sacramento Rodríguez.

Por otra parte, preocupa la situación desde Navidades en los hospitales de Baleares -donde se suspendieron vacaciones del personal para poder garantizar el refuerzo del servicio- y en los de la Comunidad Valenciana, que con uno de cada dos pacientes UCI tratado por coronavirus ha puesto en marcha un hospital de campaña anexo al Hospital Universitario y Politécnico La Fe (Valencia).

En cuanto a la hospitalización de pacientes leves, el dato más alarmante es el de los centros riojanos, con una media de cuatro nuevos ingresos con COVID-19 por cada 100.000 habitantes al día en la última semana.

Noticias

anterior siguiente