Enlaces accesibilidad
Literatura

Del comisario Montalbano a Petra Delicado: el retorno de las mejores series de novela negra

  • Detectives míticos, cierre de trilogías superventas y nombres nuevos que siguen con fuerza, entre los destacados

Por
Las novelas negras suelen presentar tramas adictivas. EFE EFE

Las opiniones desde el sector editorial son unánimes: una vez atravesado el parón de publicaciones del confinamiento cuando aumentaron los índices de lectura, 2020 se ha desvelado como el año de la cosecha fértil de novedades literarias. Una bonanza de calidad y cantidad que también alcanza a la novela negra con aluvión de retornos de sagas policiales consolidadas. A continuación, una selección de algunas de las que más sobresalen.

Comisario Montalbano (Andrea Camilleri )

El comisario Montalbano no necesita presentación. El personaje creado por Andrea Camilleri es el detective más célebre de la novela negra europea reciente. Un policía siciliano, amante del buen comer, instintivo y honrado, que dirige la comisaría del pueblo de Vigàta (trasunto del Porto Empédocle natal de Camilleri). 

Un sabueso puramente mediterráneo que el escritor imaginó con un frondoso mostacho y creó a semejanza de Pepe Carvalho, el detective de su íntimo amigo Manuel Vázquez Montalbán en cuyo nombre se inspira.

Camilleri no siempre se dedicó a la escritura de libros, sino que hasta los setenta años sobre todo dirigió obras teatrales y fue guionista en radio y televisión.

El éxito le llega cuando el común de los mortales se jubila: Con 70 años triunfa con La stagione della caccia (1992), inspirado en la Sicilia rural decimonónica, y con su estilo irónico conquista definitivamente al público desde 1994 con Montalbano. Las historias han sido llevadas a televisión en una exitosa serie protagonizada por Luca Zingaretti que emite La2 de TVE

Para todos los públicos Página Dos - Andrea Camilleri - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

"Professore", nos hacía mucha ilusión

inaugurar esta nueva temporada de "Página dos" con usted.

Además acaba de aparecer una nueva entrega

de su famosa serie protagonizada por Salvo Montalbano.

Pero lo primero.

A sus 92 años, ¿cómo se encuentra de salud? ¿Qué tal está?

Tengo que decir que me encuentro bien.

Porque en unos meses cumpliré 92 años.

Y mi doctor me ha dicho que no sufro de otra cosa

que del desgaste debido a la edad.

Soy como un coche viejo,

cuyo motor aún funciona,

a pesar de que lleve tanto tiempo funcionando.

Se dice en la contraportada de un "Nido de víboras",

que es la 25 entrega de la serie.

Es decir que tenemos un aniversario redondo.

La serie se empezó a publicar en 1994.

¿Usted pensaba entonces que alcanzaría este éxito,

no solo en Italia, sino en todo el mundo?

Yo empecé a escribir las novelas de Montalbano por una necesidad.

Me pregunté:

"¿Eres capaz de escribir una novela con todas las reglas?".

Y la mejor jaula en la que debes meterte

para escribir una novela así es la novela policiaca.

Y así escribí la primera novela policiaca, "La forma del agua".

Pero al acabar esta novela,

me di cuenta de que no había conseguido

diseñar completamente la figura del protagonista.

Y entonces decidí escribir una segunda, "El perro de terracota",

para definir el diseño del personaje.

Tras mandarlo a Elvira Sellerio,

ella lo publicó

y para mí la experiencia Montalbano

ya estaba totalmente cerrada.

Pasados seis o siete meses

recibí una llamada de Elvira Sellerio que me dijo:

"¿Cuándo me das otro Montalbano?".

"¿Por qué? No habrá más, Elvira. Se han acabado".

"Eso lo dices tú", me dijo.

"Cuando te mande el balance de las ventas,

te darás cuenta de que Montalbano lo tienes que continuar".

Si nos centramos en "Un nido de víboras",

tenemos aquí a un asesinado, es Barletta,

que es un perito comercial,

un tipo corrupto que seduce a chicas jóvenes para luego chantajearlas,

es un usurero...

Yo tenía la sensación leyendo su novela

que me recordaba algo a las novelas de Agatha Christie,

donde había muchos sospechosos.

Y en esta novela también hay muchos sospechosos.

Claro, una persona así tiene un montón de enemigos.

Me he divertido mucho escribiendo esto.

Que Montalbano consiga entender en cierto modo

que su campo de búsqueda no es tan grande como tendría que ser

dada la personalidad del asesinado,

sino que se reduce mucho.

Y en efecto, después,

la investigación se cierra casi en el ámbito familiar.

Conocemos a Montalbano en 1994 con "La forma del agua".

Tenía, creo, 43 años.

Y ahora en esta nueva novela tiene 58.

Ha pasado el tiempo, le vemos mucho más cansado.

¿Ese cansancio, esa evolución del personaje,

ha provocado que Montalbano

ahora lo que busque sea su propia verdad,

pero a su vez esté un poco más alejado de la ley?

Con el tiempo, Montalbano

se ha convertido en un investigador que busca una verdad

que le sirva a él mismo como verdad

que no una verdad que le sirva a la justicia.

Entonces se convierte

casi en la búsqueda de una verdad personal

si luego la justicia, el proceso,

los tres grados de la jurisdicción italiana

declaran inocente a la persona que él ha indicado como culpable

esto a él ya no le importa nada.

-"Yo soy simplemente un observador de la realidad nuestra,

una realidad para la cual tengo una sensibilidad especial,

por eso me cuesta mucho trabajo salirme de mi mundo,

porque tengo una sensibilidad especial para este mundo en que nací.

Y es con esa sensibilidad con la que yo trabajo".

"Cien años de soledad" cumple 50 años.

Y el origen de esta mítica novela sigue siendo un misterio.

Su autor, Gabriel García Márquez,

aseguraba en "El olor de la guayaba",

libro de conversaciones con su amigo Plinio Apuleyo Mendoza

que el inicio de la novela se le ocurrió de repente,

mientras conducía en dirección a Acapulco.

Y no tuvo más remedio que dar media vuelta

y ponerse a escribir.

Años más tarde Gabo confesaría

que en realidad siguió con su viaje familiar.

Y que al volver escribió de un tirón la primera frase de la novela.

"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento,

el coronel Aureliano Buendía

había de recordar aquella tarde remota

en que su padre lo llevó a conocer el hielo".

Lo que sí parece cierto es que después de estar 18 meses

encerrado en la "Cueva de la mafia",

nombre con el que bautizó su despacho en Ciudad de México,

el autor y su familia pasaban por severos problemas económicos.

Cuenta la leyenda que solo pudo mandar

a la editorial Sudamericana de Buenos Aires

la mitad del voluminoso manuscrito

compuesto por más de 500 páginas.

Y que tuvo que empeñar los pocos electrodomésticos que le quedaban

para enviar el resto.

La publicación de "Cien años de soledad"

fue un éxito instantáneo.

Los 8000 ejemplares de su primera edición,

una cifra enorme para la época, se agotaron en tres semanas.

A partir de entonces la vida de Gabo nunca volvió a ser igual.

"Cien años de soledad" se ha convertido

en una de las novelas más vendidas, influyentes y leídas

de la historia de la literatura.

Gabriel García Márquez mezcló con maestría lo real y lo mágico

para construir Macondo, un lugar ficticio

que ya había utilizado antes en relatos

y en su primera novela,

pero que en "Cien años de soledad"

adquiere la condición de escenario imaginado más universal.

no solo es la transposición poética de Aracataca,

el lugar de nacimiento de Gabo,

sino también la metáfora de la evolución histórica

de Latinoamérica y su literatura.

Una historia trágica que su autor conocía de primera mano

y que mostró al final de la novela.

Porque las estirpes condenadas a cien años de soledad

no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

"La palabra no sabe antes que yo comprenda.

Ni veo yo nada antes que ella me encuentre.

como el establecido entre cuerpo y aliento,

entre camino y paso,

entre todo y parte me desplazo

por el cable de acero y su alma,

la del cable, sostiene la mía.

Visto y no visto, es muy veloz el viaje.

Cojo un lápiz

y una escuadra y hasta un cartabón,

el que me preceden no sirve para orientarme.

Levanto la vista por encima de los ojos, me giro deprisa

para que nadie pueda adivinar, me descubro,

y después digo: "Sigo".

Un pie calzado y el otro no.

No miro hacia atrás

Solo a un punto muy cercano,

tan cercano que parece este mismo.

Y este.

Y este.

Como si no me moviera, avanzo.

De esa forma, la forma de estar aquí

y de estar ahora que estoy aquí con las palabras puestas como camisas

y como sombreros.

Como guantes en una mano

y en la otra no, en la otra hojas y tinteros.

He vuelto para decir que sé lo que no tengo que saber.

(Música)

(Ópera)

Tanto en esta entrega, "Un nido de víboras",

como en toda la serie,

el humor está muy presente.

¿Eso forma parte del carácter siciliano,

que también está tan presente en esta serie?

Hay una buena dosis de humor.

Pero esto le sirve a Montalbano,

como me sirve a mí, su autor,

para tomar una cierta distancia

entre la realidad y sí mismo.

El humor es como un fino velo.

Que se extiende entre la realidad y yo.

La realidad tomada con un poco de humor,

un poco de ironía,

creo que ayuda mucho a soportar la crueldad

y la pesadez de esta misma realidad.

En todos los libros en general,

pero en las novelas de género, en particular,

los personajes secundarios son muy importantes.

Aquí tenemos a los ayudantes de Montalbano,

está Fazio, Catarella, está Mimí.

Y desde luego está Livia, su amante,

la mujer de la que él está absolutamente enamorado.

Muchos lectores a lo largo de la serie esperaron

que acabaran viviendo juntos.

Pero usted sigue teniéndolos separados. ¿Por qué?

Creo que tanto para Montalbano como para Livia

hay un temor no confesado.

Teniendo ambos dos caracteres

sustancialmente angulosos, como decimos nosotros,

y sustancialmente inclinados

a un estar bien solos,

creo que los dos temen que la convivencia cotidiana

pueda llevar a una fractura real entre ellos.

Yo personalmente he hecho una excepción,

ya que hace 60 años que convivo con la misma mujer,

que es mi esposa.

Montalbano destaca por la fuerza de sus interrogatorios

y usted destaca por la fuerza de sus diálogos.

¿Es ese un matrimonio perfecto?

Esto se lo debo a mi larguísima experiencia teatral.

El diálogo en el teatro lo es todo.

Y esta relación entre las preguntas de Montalbano

y las que puedo dar yo, es absolutamente positiva.

Y debo decir que es calculada, muy calculada.

Si pudiéramos subdividir el tiempo

que dedico para escribir los diálogos,

es siempre mayor al que dedico para el resto de la novela.

Pero ¿está orgulloso de su carrera literaria?

Claro.

No puedo no estar contento.

¿Por qué no debería estarlo?

He tenido un éxito casi mundial.

Claro que estoy contento.

Pero, mira.

Yo soy también una persona que es consciente de sus límites.

Quiero decir.

A medida que pasan los años y voy escribiendo,

me doy cuenta de la abismal distancia

que existe entre yo y otros escritores del pasado.

Y me entran casi ganas de reír.

Porque yo no he sido capaz nunca

de reproducir la subida de escaleras del asesino

en "Crimen y castigo" de Dostoievski.

Y no seré capaz nunca.

La industria editorial ama las redes sociales.

Será por la promoción instantánea y barata de sus novedades,

la conexión con potenciales lectores o el autobombo.

Pero lo cierto es que las ama.

Y los escritores tradicionalmente situados en una posición incómoda

entre lo público y lo privado,

parecen encantados con esta nueva vida virtual.

Sin duda, la más literaria de todas ellas es Twitter.

Por eso muchos la utilizan a diario

para expresar las más variopintas opiniones.

La de Stephen King es una de esas cuentas que no defraudan.

El famoso autor es capaz de escribir tuits sarcásticos sobre Trump,

colgar fotos de su perra Molly,

responder a sus lectores,

opinar sobre sus libros favoritos

y dar consejos a escritores noveles en un mismo día.

Otros como Margaret Atwood

son más de colgar opiniones ajenas en su "timeline"

que de generar contenido propio.

En los últimos meses abundan artículos,

comentarios halagadores

y fotos sobre la reciente adaptación televisiva de su novela

"El cuento de la criada".

Mantener una conexión directa con los lectores

es un sueño para muchos escritores

y para eso las redes sociales son la panacea.

La mayoría de superventas tienen una página oficial en Facebook,

aunque casi ninguno se encarga de su mantenimiento.

Carlos Ruiz Zafón, con más de 200 000 seguidores,

la utiliza solo para colgar noticias, entrevistas

o para alentar a sus seguidores

a mantener debates sobre sus personajes favoritos.

Incluso para colgar vídeos promocionales,

como este de la presentación de su última novela.

Otras, como la de María Dueñas, con más de 30 000 seguidores,

intentan ser más cercanas,

mostrando fotos de la autora en situaciones cotidianas

y utilizando la primera persona en los textos.

Pero también hay quien usa la redes con intenciones artísticas.

David Mitchell ha escrito cuentos

y escritores muy posmodernos como Tao Lin

han publicado libros con sus tuits.

Y ya puestos, incluso se ha dado el caso inverso.

Un libro que reduce a 140 caracteres

algunos clásicos de la literatura como "Hamlet" o "El gran Gatsby".

(Música)

Desde que Camilleri triunfó con su serie Montalbano,

la novela negra italiana se ha puesto de moda

Escritores como Manzini, Lucarelli o Donato Carrisi

han conseguido miles y miles de lectores.

En esa lista también podríamos poner nuestra primera recomendación de hoy

de Sandrone Dazieri.

Acaba de publicar "El ángel",

donde sus dos famosos investigadores se enfrentan a algo terrible

y es que ha llegado a Roma un tren de alta velocidad

con todos los pasajeros muertos.

Todo el mundo piensa que es cosa del terrorismo islámico, pero...

Pero mejor lo dejo ahí.

Hay muchas cosas que unen a Carvalho y Montalbano.

De la misma manera que hay muchas otras

que asocian a Camilleri y Vázquez Montalbán.

Una de ellas es, como no, la gastronomía.

Por eso me apetece mucho recomendaros

el libro de Yanet Acosta "Matar al padre",

porque ella es una gran especialista en unir crimen y gastronomía.

Y aquí vemos en el principio

cómo desaparece un prestigioso chef peruano

siendo testigo de lo ocurrido

la prestigiosa periodista gastronómica Lucy Belda.

¿No se os ha abierto el apetito literario?

Como homenaje a Andrea Camilleri,

hoy todas nuestras recomendaciones pertenecen al género policiaco.

Un género que vive un momento tan dulce,

que por ejemplo ha permitido

que se reedite la obra completa de Patricia Highsmith en Anagrama

o que nos lleguen talentos de todo el mundo

como el japonés Seicho Matsumoto

a quien muchos han comparado siempre con Simenon.

Ahora podéis leer "La chica de Kyushu",

una historia donde este autor despliega todo su arte

al servicio del crimen.

Yo la verdad, de vosotros, no me la perdería.

(Música)

Hoy os voy a recomendar un libro que se llama

"Todo lo que una maestra nunca diría".

-Os voy a hablar de este libro, "Luces nocturnas", de Lorena Álvarez.

-El libro va de una maestra que dice lo contrario

de lo que tienen que hacer.

Que si no tienen papel pueden dibujar directamente en las mesas.

Y la de las mates me hizo gracia

porque es "hoy no damos mates, son superdifíciles".

Y no dan mates.

-Este libro va de una niña

que por la noche unas lucecitas

le entraban en su cuarto.

Entonces las atrapaba

y comenzaban a salir seres mágicos.

Y soñaba con ellos.

Y luego los dibuja para que ellos se queden con ella.

Para cantar.

-Este dibujo me gusta

porque no se dan cuenta de que todavía quedan tres cristales

y la portera sigue así.

Tiene muchos colores, muchas plantas, muchos animales.

Esto va cada vez más emocionante.

-Yo recomiendo este libro a un amigo mío que se llama Nuc.

Porque le gustan las tonterías y este libro es de muchas tonterías.

-Este libro lo recomiendo muchísimo, pero que muchísimo, a mi mejor amiga

y a todo el colegio.

(Música)

Usted lleva, creo, 70 años viviendo en Roma.

¿Sigue siendo un siciliano adoptado por Roma

o ya es un auténtico romano?

Yo soy un siciliano que vive en Roma.

En Roma me he encontrado muy bien

desde que puse el pie por primera vez.

Pero yo soy siciliano.

Bueno, soy.

Vosotros no os dais cuenta,

pero tengo un cordón umbilical larguísimo que llega hasta Sicilia.

Pero es Sicilia mi inspiración, mi descubrimiento y realidad.

Por lo que he podido leer,

después de "Un nido de víboras",

se publicará una novela más que se titula "Ricardino".

¿Será la última de la serie?

¿O hay la posibilidad de que surjan nuevos títulos en el futuro?

No, porque después de "Un nido de víboras",

se han publicado en Italia otros tres o cuatro volúmenes

que aún tienen que salir en España.

"La giostra degli scambi",

"L'altro capo del filo",

"La rete di protezione".

Son novelas ya escritas que tiene el editor.

"Ricardino" saldrá cuando me muera

o cuando no esté en condiciones de escribir.

Aunque usted llegó tarde a la literatura,

porque antes se había dedicado

sobre todo al teatro y a la televisión,

ya tiene una vasta obra literaria.

¿Piensa usted en la posteridad?

La posteridad no me interesa. A mí no me interesa.

A mí me interesa el presente.

Mientras dure este éxito, está bien.

Si después continuará o no,

es un problema que no me incumbe.

Nada de lo que pase

o pueda venir tras mi muerte,

puede mínimamente interesarme.

(Música)

Abrir esta nueva temporada con Andrea Camilleri

y cerrar este programa con Salvo Montalbano es un placer

que solo te ofrecen los libros,

esos libros que imagino que estaréis de acuerdo conmigo

cuando llega la noche,

adquieren un protagonismo y una dimensión especial.

Las historias se viven de otra manera.

"No, Montalbano.

Resiste con todas tus fuerzas.

Cierra el paso al horrible pensamiento

que trata de dinamitar tu cerebro,

las barreras que le pones por delante.

No le dejes ni una grieta, ni una rendija,

ni una mínima fisura,

porque entonces te despeñarás por un precipicio infernal".

"En ese momento oyó muy cerca el canto de un pájaro.

Un pájaro que entonaba variaciones fantasiosas

en torno al tema de 'Il cielo in una stanza'.

Se detuvo en seco. Qué cosa tan extraña.

Aquel canto lo había oído antes.

¿Era el del sueño del bosque?

¡Pero si estaba despierto!

No, no podía ser.

Y de pronto comprendió que era Mario, el vagabundo, quien silbaba".

(Música)

(Música créditos)

Página Dos - Andrea Camilleri - ver ahora

Tirar del hilo (Salamandra) es la novela número treinta de Montalbano publicada en España y pivota sobre el drama de la inmigración, un tema que obsesionaba a Andrea Camilleri, fallecido el pasado año a los 93 años, junto con los tentáculos de la mafia y sus imbricaciones sociales o la maraña de la burocracia italiana. Todas preocupaciones que conectan con las de propio escritor, veterano afiliado del Partido Comunista y muy crítico con el poder político.

El elenco de secundarios de la serie de novelas también es memorable: desde Livia, la eterna novia en una relación a distancia, Catarella y sus confusiones nominales o el leal Mimi Augello. Un retrato que conforma aquello tan manido de un universo propio.

En Italia ya ha salido a la venta el último libro de la saga, Riccardino, hay dos pendientes en español, que el novelista y dramaturgo reverenciado en su país, dictó ya ciego a su secretaria Valentina. El prolífico Camilleri escribió hace quince años el cierre de Salvo Montalbano, inquieto por si alguna discapacidad le impedía dar el final que deseaba a su amado y también un poco detestado comisario.

La comisaria Petra Delicado (Alicia Giménez Barlett)

Quería un personaje que fuera mujer y tuviera protagonismo porque la mujer en la novela negra o es la víctima, que aparece muerta en la primera página, o es la ayudante de alguien”.

Bajo esta firme-y clarividente en tiempos del postfeminismo- declaración de intenciones ideó Alicia Giménez Barlett (Premio Nadal y Planeta) a la inspectora Petra Delicado en Ritos de muerte en 1996.

Sus señas de identidad: inconformista, peleona y contradictoria, siempre acompañada de su inseparable compañero Fermín Garzón. Una jefa que posee el arrojo imprescindible para ser una de las primeras mujeres al mando de la policía española. Así la moldeó Barlett.

Página Dos - El cuestionario - Alicia Giménez Barlett

La novelista ha convertido a su primero inspectora y luego comisaria en un referente feminista en la novela negra, su popularidad subió exponencialmente con la serie protagonizada por Ana Belén y Santiago Segura en 1999. En Italia, donde la saga ha despachado un millón de ejemplares, también cuenta con su propia versión televisiva.

Sin muertos (Destino) aterriza en las librerías a finales de septiembre y es la novela número doce protagonizada por Petra Delicado en la que bucea en sus memorias: desde su expulsión de un colegio de monjas, sus relaciones fallidas hasta la toma de conciencia de las riendas de su propia vida.

El detective Charlie Parker (John Connolly)

Charlie Parker es un expolicía de Nueva York que tras el asesinato de su esposa e hija desciende a los infiernos para transmutarse en un detective privado particularísimo.

El irlandés John Connollly es el padre literario de Parker y uno de los grandes nombres del suspense europeo. El escritor ha sabido labrarse una carrera con una voladura controlada de las bases del género: mezcla lo sobrenatural con lo policíaco, una tradición aparejada a Irlanda, según confiesa, además de localizar todas las tramas en el estado norteamericano de Maine, muy a lo Stephen King, para acabar de amoldar la perspectiva.

Para todos los públicos Página Dos - John Connolly - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Canción en inglés)

John, estamos en el "dinner hall" de Trinity College, aquí, en Dublín.

Usted estudió aquí Filología Inglesa.

Cuando estudiaba aquí, ¿soñó alguna vez que sería escritor?

Que se convertiría en lo que hoy es, en uno de los escritores

de novela policiaca más conocidos del mundo.

No, desde luego que no. Sigo algo sorprendido

de que haya sucedido. Yo creía que iba para periodista,

pero, mientras estuve aquí, tuve la suerte de estudiar

con el profesor Ian Ross, quien, en 1999,

introdujo el primer curso de novela negra en Irlanda.

Y aquello fue importantísimo para mí porque me permitió conocer la obra

de Ross Macdonald, que es una de mis grandes influencias.

Antes de entrar en su nueva entrega, creo que es la número 15,

"Tiempos oscuros", sí que me gustaría

que pensando en los espectadores que todavía no conocen su serie,

hablásemos un poquito de ella. Presentemos un poquito

a Charlie Parker, que es el gran protagonista,

que es este expolicía de Nueva York, a quien le asesinan a su esposa

y a su hija pequeña, Jennifer, y se recicla

en un detective privado. Es un detective muy peculiar.

De manera resumida, ¿cómo lo podríamos presentar?

¿Quién es Charlie Parker?

Es un hombre que ha sufrido una pérdida espantosa,

como usted ha dicho, la de su mujer y su hija.

Yo creo que hay dos respuestas a este tipo de pérdida.

Una es encerrarse en uno mismo, es sentir rabia, dolor, ira...

Luego, hay gente que quiere compartir su sufrimiento,

que no quiere sufrir sola.

Por otro lado, hay gente que sufre y que, con el sufrimiento,

desarrolla empatía y compasión y se proponen que nadie sufra

como han sufrido ellos.

Yo creo que en la trayectoria de la serie, Parker empieza

como el primer ejemplo, un hombre egoísta,

que siente ira, dolor, aflicción..., una sensación de pérdida

y termina como el segundo. Es un hombre incapaz de dar

la espalda a los demás. Cuando el lector se enfrenta,

por primera vez, con cualquier título de la serie

ya se sorprende. Porque tenemos a un Charlie Parker,

que es un detective amargado que siempre intenta redimirse.

Tenemos, efectivamente, a Angel y Louis, una pareja gay,

que son sus ayudantes ultraviolentos.

Luego, tenemos unas tramas donde se mezcla lo policiaco

con lo sobrenatural. A usted, lo meramente policiaco,

una serie policiaca al uso, ¿le aburría?

Yo vengo de una sociedad que se siente muy cómoda

con lo irracional. No es fácil criarse en el catolicismo

y ser totalmente racional. Cuando empecé a escribir

estas novelas, no me supuso ningún conflicto mezclar

los dos mundos. De hecho, pensé que añadía

una nueva dimensión a lo que hacía.

¿Hacemos buenas acciones para ser buenos vecinos?

¿Se nos va a juzgar en la otra vida además de esta?

Mis libros no son novela negra. Desde luego, no en la actualidad

y no creo que nunca lo fueran, pero sí novelas de misterio.

Y lo son casi en el sentido religioso de la palabra,

la idea del misterio como revelación divina

que no puede comprenderse solo mediante la razón humana.

Ahora ya han pasado casi 20 años desde que empezó esta serie.

Supongo que al principio se lo preguntarían a menudo

sus amigos o sus familiares, ¿por qué la ambientó

en el estado de Maine y no en Irlanda, que es su país?

En los años 70, Irlanda era un lugar horrible para crecer.

Era deprimente. Había desempleo, era cerrado,

tanto física como psicológicamente. Y yo lo único que quería era escapar.

Me pareció que si empezaba a escribir novela negra ambientada aquí

pasaría, por definición, a ser novela irlandesa

y tendría que tratar temas irlandeses y, seguramente, uno de ellos

hubiera sido el terrorismo. Yo no quería escribir novela negra

sobre el terrorismo. No es lo que quería hacer.

En todos los sentidos, los Estados Unidos representan

una posibilidad de evasión y siempre ha sido así.

Los irlandeses emigraron a los Estados Unidos.

Si querías escapar, te ibas allí. Y como el género me encantaba,

pensé que podía aportar algo de mi carácter irlandés

a la novela de misterio americana, que es una novela

que no trata lo sobrenatural, no tiene mucho interés

en la mitología ni en lo espiritual. Es bastante rígida en sus formas.

Y pensé que podía cambiarlo y hacer algo distinto.

(Clic)

Señor Bergman, ¿qué tal? Bienvenido.

-Muchísimas gracias por acogerme. -Es un placer tenerle aquí.

(HABLAN EN FRANCÉS)

Puedo enseñarte esto. -Sería genial, gracias.

(Piano)

No te quejarás del lugar que hemos cogido a partir de ahora

para grabar tu sección, esta sala de cine privada

del Soho House Barcelona. Toda tuya... ¿Qué más quieres?

No, no, total. Yo estoy encantada, estoy feliz.

Voy hasta a conjunto con los asientos, ¿has visto?

Es verdad, vas a juego. Bueno, ¿qué película has escogido?

Mira, vamos a inaugurar localización con una de las pelis

que yo creo que está destinada a ser una de las películas del año.

Es "Call me by your name", la nueva película de Luca Guadagnino.

Tiene muchísimo sentido tenerla en la sección porque,

además de ser una adaptación literaria,

la adaptación ha corrido a cargo de James Ivory,

que es un gran adaptador. Luego, también porque los libros

son fundamentales en la historia, es decir, la relación

de los personajes con las palabras es una de las bases de la película.

¿Y de qué va? Es una historia ambientada

en el norte de Italia a finales de los 80.

Cuenta la historia de Elio, que es un adolescente,

hijo de intelectuales, que establece una relación

con un amigo de su padre, que es un investigador

un poco más mayor que él, que pasa el verano con ellos

en esta casa familiar, en esta villa familiar,

para preparar su doctorado. No sé si recuerdas que la novela

es una historia explicada en primera persona,

desde el punto de vista de Elio, del personaje principal,

y continuamente iba haciendo al lector cómplice de sus dilemas.

Sí. De las dudas que tenía

sobre su relación con Oliver. Estaba contada como modo de recuerdo,

a toro pasado. En cambio, la película, lo que han hecho

tanto Ivory como Guadagnino ha sido...

Evidentemente, siguen apostando por el punto de vista de Elio,

pero desdibujan un poco más esta primera persona.

No un utilizan, por ejemplo, la voz en off.

Lo que hacen es que en mucho de este texto, gran parte del texto,

es sustituirlo por imágenes.

(Música)

Hay algo que no se pasa.

¿Te ha gustado? Mucho.

La verdad es que sí. Me parece una peli

que explica muy bien el descubrimiento del sexo,

el descubrimiento de la pasión... Y me gusta muchísimo la manera

que tiene Guadagnino de expresarte el deseo,

de convertirla como en una experiencia muy sensorial

y, al mismo tiempo, muy emocional para explicarte el tránsito

de estos personajes. Me parece muy interesante.

(Música)

(SUSURRA) Llámame por tu nombre y yo te llamaré por el mío.

(Continúa la música)

Hoy me traes una recomendación de nivel.

Sí, hoy te traigo "Ingmar Bergman y sus primeros escritos",

que es un libro de Maaret Koskinen. Es muy interesante

porque parte de una sugerencia del propio Bergman,

que llama a Maaret Koskinen, que es una profesora de cine

e investigadora que tiene mucha obra sobre Bergman,

es una gran conocedora de su filmografía...

Y le dice que en una habitación de su casa, en la isla de Faro,

en Suecia, tiene muchísimo material escrito, muchísima documentación,

notas, páginas de guion que no llegaron a rodarse,

apuntes que él ha ido tomando, pero que está todo

totalmente desordenado; que si ella puede encargarse

de coger todo este material y darle un poco de orden.

Evidentemente, para que no diera esa sensación

como de cajón de sastre, un cajón de sastre brillante;

pero, al final, para que no sea una cosa inconexa

lo que hace es agrupar los textos por temas...

Hace también algunas anotaciones para que podamos seguir la lectura

de una forma un poco más ordenada.

(Música)

(Graznidos)

(LEE) "Si digo sacar brillo, será porque ese brillo que persigo

andaba por ahí metido en un cajón, esperando su turno

para ser descubierto tras pesquisas. ¿De qué pesquisas hablo?

No de huellas o manchas halladas, lupa en mano,

sino de repetir procesos, de insistir con el centrifugado,

de 700 vueltas por minuto que nos entregarán la ropa casi seca.

Voluntad de mejora, cada giro depura el resultado.

Todo tan parecido a las labores que realiza el arqueólogo...

Frotar y desvelar, arrancar del subsuelo ráfagas de pasado.

Se agradece su esfuerzo por encumbrar el brillo hasta la superficie.

Maldito sea, entonces, el suministro eléctrico

por hacernos creer que la luz cotidiana

la emitíamos nosotros. Cualquier interruptor que pulses

lo desmiente, de ahí, la dificultad de renunciar

al lujo de los lúmenes, al lujo de encender".

(Canción en inglés)

(Jazz)

John, vamos a hablar de esta nueva entrega,

de la número 15, de "Tiempos oscuros".

Vamos a explicarle un poco a nuestros espectadores

el argumento. Yo empiezo y usted sigue.

Un día, Jerome Burnel sale de la cárcel,

tras pasar cinco años por posesión de pornografía infantil

y le pide a Parker que investigue. Él está convencido

de que le tendieron una trampa porque él se considera inocente.

A partir de ahí, vamos a conocer una comunidad muy extraña

y violenta, denominada el Tajo, y vamos a conocer un personaje...

muy extraño, que es el Rey Muerto. Bueno, ¿cómo lo juntamos todo?

¿Qué podemos contar?

El Tajo es una comunidad, pero también es un sitio físico,

vinculado a la violencia durante mucho tiempo.

La gente del Tajo son, básicamente, criminales con una vida criminal.

Roban, secuestran... Todo para sostener

a esa pequeña comunidad. Y sus acciones han atraído a algo

hacia ellos. Una entidad o una persona,

no está muy claro durante libro, que se llama el Rey Muerto,

que ocupa un espacio físico, una vieja torre,

en la que ha crecido un árbol. En todos los libros de la serie,

también en este, desde luego, Charlie Parker tiene que enfrentarse

a gente muy, muy mala. Sectas, organizaciones muy poderosas

y oscuras... Y eso lleva a que encontremos

momentos extremadamente violentos. ¿Dónde se pone usted el límite

a la hora de mostrar esas escenas violentas?

Yo creo que todos tenemos nuestros límites.

No tengo ningún interés especial en ofender ni asquear al lector,

no quiero que se sienta incómodo.

(ASIENTE)

La idea de derramar sangre en la página porque sí no me atrae,

pero tampoco es una ciencia exacta. Cuando estás escribiendo un libro,

cuando escribes una escena violenta, el pulso se te acelera un poco.

Son escenas más interesantes que las descripciones de paisajes

y árboles. Y, para el lector, son el punto en el que el ritmo

empieza a acelerar. Se puede hacer con sutileza y con cuidado.

Yo creo que aprendo día a día o eso espero.

Siempre que acabo de leer un libro suyo,

tengo la impresión de que Parker sale de las sombras,

resuelve un caso y regresa a las sombras.

Es como si cada vez, Parker fuera un ser mas sobrenatural...

¿O ya lo es? ¿Es sobrenatural ya Charlie Parker?

No quiero revelar demasiado. Creo que parte del viaje

de las novelas consiste en que Parker averigüe qué es

o cuál es su propósito.

Y cada vez tiene más claro que el suyo es un papel

en una historia más grande. Y también su hija tiene un papel,

como el lector sabe bien. De hecho, el lector sabe más de su hija

que el propio Parker. Queda claro que ella es mucho más extraña que él.

Sí, los libros sugieren que hay algo en él que no es totalmente humano,

que hay algo más en juego.

(Música)

Es una sensación ambigua porque tengo que decir

que, de alguna manera, bastante irónica,

es una especie de consagración, ¿no? Es como ya me piratean...

Es como... "Mamá, mira, me están pirateando. Soy exitoso".

(Continúa la música)

Parece mentira que España, que es la cuarta potencia de la UE,

pues tenga unos índices de piratería tan altos como los que tenemos.

Esto es una lacra social y es muy difícil combatirla.

(Música)

El impacto de la piratería podría estar alrededor

de los 150-200 millones de euros. En las ventas de libros,

solamente el 5 % de las ventas son digitales,

cuando todas las encuestas reconocen que hay alrededor

de un 25 % de lectores digitales. Entonces, aquí estamos hablando

de alrededor de un 20 % que se pierde, es decir,

que accede a los libros... de forma ilegal.

-Si ese lucro cesante del que hablan fuera real,

el lucro no cesante tendría que ser muchísimo más alto.

Insisto, son números que a mí me parecen muy sospechosos,

sobre todo porque nos omite, que es una parte implicada

en el proceso. La implantación de un canon,

como medida contra la piratería, la historia nos ha demostrado

que no sirve para nada. Lo que sirve es que el producto esté disponible

en formas sencillas y accesibles para el consumidor.

(Música)

Obviamente, la piratería nos afecta.

La parte negativa es una bajada de ventas,

pero también es verdad que no podemos negar

que hay una parte, digamos, positiva o no tan mala

de lo que sería la piratería porque permite que,

cuando tú lanzas una serie o anuncias un nuevo título,

hay gente que ya lo conoce. ¿Cómo lo puede conocer?

Se supone, si todavía no lo has editado,

pues porque lo han leído por "scanslation".

-Entonces, hay una mafia que se dedica a esto,

pero también que responde a un fenómeno social y económico.

Hay muchas editoriales españolas o argentinas que distribuyen

sus libros en México. Llegan muy caros...

Pero cuando digo caros, es que llegan al doble del precio

de lo que podrían estar en una librería española.

Entonces, esto genera, por supuesto, un fenómeno paralelo,

que es el fotocopiado de los libros y la piratería de los libros, ¿no?

Por lo general, en las bocas de las estaciones del metro

es donde se venden este tipo de libros.

Me empezaron a llegar fotografías como esta, ¿no?

Como ves, el libro vale 80 pesos, son 4 euros más o menos,

cuando en una librería puede estar alrededor de los 280-300 pesos.

Es decir, es una cuarta parte del precio del libro.

(Música)

Entras en una página de estas y tienen organizadas las series

que ofrecen por etiquetas, por "tags".

Entonces, tú entras en esta página y vas bajando,

en función de tus gustos. Además, te ponen la portadita,

te ponen diferentes datos... Por ejemplo,

si la serie está cerrada, si aún está en publicación,

cuántos capítulos tienes... Y cuando uno te llama la atención

o es uno que ya estabas buscando, por el tema que fuera, entras en él.

Es bastante complicado, aunque lo persigas por IP

y hagas códigos regionales y demás, que se puede hacer,

pero es un esfuerzo. -Este libro, recientemente,

ha aparecido en redes de piratería. Nosotros ahora podemos identificar

quién era el comprador original de ese fichero pirateado.

Ahora, ¿qué hacemos? ¿Ponerle un puro?

Es desproporcionado. Es desproporcionado

y no sé si es, sencillamente, un delito contrastable o demostrable

de ninguna forma. Socialmente, sí que podemos hacer algo.

A este señor podemos intentar avergonzarle,

podemos decirle: "Eso que has hecho está feo

o está socialmente mal visto incluso".

(Música)

Entre que estamos en Dublín con John Connolly

y que en Barcelona se está celebrando BCNegra,

hemos pensado que nuestras tres recomendaciones de hoy

fueran, precisamente, de este género.

La primera, "Solo las bestias", una novela que está ambientada

en una zona rural francesa. Allí desaparece

una mujer rica y caprichosa y, claro, habrá que encontrarla.

Es una novela coral, inquietante... Una historia que muestra un mundo

casi en extinción.

(Música)

De Dublín pasamos por Francia y llegamos hasta Italia,

que es donde transcurre nuestra siguiente recomendación.

Aquí tenemos a un joven, de 16 años, que queda trastocado

cuando descubre que su padre, tras ser despedido,

se comporta de una manera extraña. Coge la furgoneta

y desaparece durante unas horas y lo hace justo

cuando salta la noticia de que una chica también

ha desaparecido al subir a una furgoneta.

Esta es una novela negra, negrísima, una novela también de formación.

(Música)

Con la Iglesia hemos topado en nuestra última recomendación de hoy.

Y es que de la catedral de Saint Patrick, en Dublín,

saltamos, de nuevo, a Italia, que es donde transcurre

la nueva novela de Fernández Díaz. Resulta que ha desaparecido

una monja y el Vaticano se encarga de la investigación,

pero la acción también se va a trasladar a la Patagonia,

donde vamos a conocer a un gobernador corrupto.

Así que ya os podéis imaginar que corrupción política

y la desaparición de la monja irán estrechamente ligadas.

Es una magnífica novela.

(Música)

Hoy os recomiendo "La casa de los ratones. Sam y Julia van a la feria".

-Hoy os voy a hablar del libro

"La cronopandilla. El túnel del tiempo".

-El libro va de dos ratones que se llama Sam y Julia

y que quieren montar una feria. Entonces, van a las tiendas

del barrio y piden que les den algo para montar la feria.

-Este libro va sobre Eric J. J. que, con sus amigos,

decide ir a un parque de atracciones abandonado.

Entonces, cuando están en la casa del terror,

vuelven 30 años atrás en el tiempo. -Y van montando la feria...

Y en la feria hay una montaña rusa, un tren fantasma y autos de choque.

-A ellos, lo que más le sorprende es todo porque es diferente.

Cuando se encuentran a sus padres jóvenes,

es como muy extraño. -Lo más especial del libro

es que está hecho a mano. -Lo que más me ha gustado

es que a mí me gusta mucho el pasado y siempre he querido ir al pasado.

(Música)

¿El final de la serie ya está en su cabeza

o todavía no se lo ha planteado?

Soy un hombre de mediana edad y voy al médico una vez al año,

así que si me dijera que no reserve vacaciones después de noviembre,

seguramente, podría terminar la serie.

Sí, tengo una idea de final en la cabeza.

Y podría escribirlo.

Pero todavía me gusta escribir los libros y me encanta ver

el mundo a través de la mirada de estos personajes.

Echaría de menos escribir sobre ellos.

Aun así, la serie ya ha cogido su impulso.

Los libros están entrelazados y son como una roca cuesta abajo,

así que voy a dar un paso atrás en un par de años.

Creo que habrá, al menos, uno o dos libros que regresarán

al periodo posterior a la muerte de la mujer de Parker,

casi con la voluntad de conseguirme algo de aire fresco.

Hemos hablado mucho de lo sobrenatural,

sabemos que Parker, bueno, está en contacto

con sus seres queridos muertos. Veo que usted sigue llevando

ese amuleto del que no se separa nunca, ¿verdad?

Bueno, es la misma cruz que lleva Parker.

Se menciona en los libros. Es la cruz bizantina

de los peregrinos. De hecho, es la tercera

porque las voy gastando. Suelo agarrarme a ella

en busca de seguridad. Supongo que es cuestión de religión.

Yo creo en algo y espero sinceramente que ese algo crea en mí,

lo que es aún más importante.

(RÍEN)

Me da seguridad. Si la perdiera, me llevarían disgusto.

Sí, es tan importante para mí como lo es para Parker.

Una última curiosidad.

Cuando un escritor triunfa, como lo hace usted,

con una serie policiaca, ¿eso es un problema

para los otros libros que no son policiacos o no?

Bueno, han pasado 20 años y uno ya viaja con un cierto equipaje.

En Inglaterra, acabo de publicar una novela

sobre la vida de Stan Laurel. Y creo, seguramente,

se ve a través del prisma de estos libros,

pero siempre he tratado de hacer cosas distintas.

He escrito fantasía, libros para jóvenes lectores,

que, en cierto modo, alimentan la serie de Parker.

Si me hubiera limitado a los libros de Parker,

creo que la serie sería mucho más pobre.

Al hacer otras cosas y experimentar, eso se filtra

en los libros de Parker y los mejora.

(Música)

No deja de ser curioso que seamos capaces de empatizar

con un detective violento, amargado, vengativo,

que habla con sus muertos, que tiene como ayudantes

a dos delincuentes y asesinos que ríete tú de Hannibal Lecter...

Y, además, cruza cualquier atajo para lograr su objetivo.

Pues sí, nos cae bien porque es el privilegio que tenemos

como lectores y porque, además, Connolly...

es mucho Connolly.

(Música misterio)

"El miedo no era un problema.

Sabía que su hija muerta le vigilaba desde las sombras,

aunque no había recibido ninguna visita suya

desde hacía semanas.

A veces, creía percibir su presencia,

sobre todo cuando oscurecía,

y siempre cuando estaba al aire libre.

A ella le gustaban las marismas y los bosques.

Era una criatura del mundo natural, era el movimiento entre las hojas

cuando no soplaba el viento.

Lo protegía, tanto por sí misma como, pensaba Parker,

como por su hermanastra, Sam".

(Continúa la música)

"Sam no era lo que él había creído.

Era su hija y algo más.

Y Parker sospechaba que ella sí lo sabía,

lo había visto en sus ojos.

¡Están escuchando, papá!

Hasta que llegara el momento, ella tenía que permanecer oculta.

Siempre están escuchando.

Nadie podía saber que era un ser extraordinario

porque ese conocimiento los pondría en peligro.

Nos escucharán y vendrán".

(Música créditos)

Página Dos - John Connolly - ver ahora

La mujer del bosque (Tusquets) es la última entrega de Charlie Parker, la número dieciséis, que ha llegado a las librerías en tiempos agitados. Una trama secundaria conecta de forma casual con el grito antirracista Black Lives Matter y también aborda la violencia de género.

En este thriller cuasi gótico enhebrado en capítulos cortos, el descreído detective sigue las huellas cuando aparece el cadáver de una mujer en un bosque cuya autopsia revela que acababa de dar a luz. El elemento fantástico no decepcionará a los seguidores porque “cuando los muertos llaman al teléfono solo Charlie Parker se atreve a contestar”.

El subteniente Bevilacqua (Lorenzo Silva)

El escritor Lorenzo Silva define como “un experimento de vanguardia” presentar un relato protagonizado por una pareja de guardias civiles en la España de los 90.

A pesar de recibir el portazo de media docena de editoriales,que anticiparon el fracaso porque “la novela negra no funcionaba en nuestro país y menos con personajes españoles”, Silva continuó confiando en las posibilidades de sus criaturas, y, finalmente, en 1998, salió a la luz El lejano país de los estanques, el primer libro de la serie de los agentes de la Guardia Civil, Rubén Bevilacqua, “Vila”, y Virginia Chamorro a los que define como “dos tipos normales que meten la pata y la sacan lo mejor que pueden”.

Lorenzo Silva publica 'El Mal de Corcira', la décima aventura de Bevilacqua y Chamorro

Silva siempre ha escrito pegado a la actualidad y ha abordado cuestiones como la corrupción o los vaivenes políticos, enmarcados en las pesquisas del cáustico y melancólico subteniente y su inseparable compañera, la eficaz sargento Chamorro.

La saga, de la que se han llevado al cine varios episodios, arrastra a miles de seguidores, y le ha reportado al autor madrileño galardones como el Nadal por El alquimista impaciente (2000) o el Planeta por La marca del meridiano (2012).

En El mal de Corcira (Destino), décima novela protagonizada por los agentes, Silva retorna a sus lectores “una deuda pendiente”: aborda los inicios de un joven Bevilacqua en la lucha antiterrorista en el País Vasco.

Comisario Kostas Jaritos (Petros Márkaris)

El comisario Kostas Jaritos es otro de los pilares de la novela negra mediterránea. Lector de diccionarios, chapado a la antigua, cruza unA caótica Atenas en su destartalado seat acompañado de su esposa Adriani, un ama de casa tan juiciosa como directa.

El escritor, articulista, dramaturgo y activista Petros Márkaris (Estambul, Turquía, 1937) es su creador y relata que el desengañado policía ateniense le sirve de palanca para elaborar una representación brechtiana de la realidad social.

Su tetralogía sobre la crisis (Con el agua al cuelloLiquidación finalPaneducación,libertad, Hasta aquí hemos llegado), también protagonizada por Jaritos, convirtió al escritor en uno de los cronistas del hundimiento de Grecia.

Página 2 - Entrevista: Petros Márkaris

Petros Markaris regresa con la último episodio del comisario, La hora de los hipócritas (Tusquets) en la que contrataca con la Grecia del paro enmascarado, de los trabajadores de más de cincuenta que se quedan en la cuneta y de los sueldos míseros.

Márkaris a sus 88 años no se resiste a ironizar sobre los que lapidaron a su país durante el crack económico y ahora alaban su buenhacer ante el COVID-19. “Nos ponían verdes: desde tratarnos de incapaces y de inútiles hasta definir a Grecia como un failed state. Ahora recibimos solo elogios, mientras yo recuerdo la famosa máxima del Evangelio según san Mateo: "Los últimos serán los primeros".

Los investigadores Antonia Scott y Jon Gutiérrez (Juan Gómez Jurado)

Juan Gómez Jurado ya era uno de los escritores españoles más leídos (Cicatriz) y con más éxito internacional, pero la publicación de Reina roja (Ediciones B) rompió literalmente las listas de ventas (250.000 ejemplares, traducción a 20 idiomas).

Reina roja le siguió Loba negra (dos de los libros más demandados durante el confinamiento), la continuación de las investigaciones de dos personajes tan atractivos como peculiares y sobre todo, muy divertidos: Antonia Scott, la mujer más inteligente del mundo que no tiene miedo a nada salvo a sí misma y piensa tres minutos al día en el suicidio, a la que acompaña el agente Jon Gutiérrez- elegante, gordo "aunque no tanto", homosexual, levantador de piedras, sin pelos en la lengua-. Así, a grandes rasgos.

Para todos los públicos Página Dos - Juan Gómez-Jurado
Transcripción completa

(Música)

(Música)

"Antes de que entre,

quiero advertirle de lo que está a punto de ver.

Esta investigación, primera existencia,

o la de la señora Scott, son estrictamente confidenciales".

(Música)

"Verá y oirá cosas que le parecerán extrañas,

con las que no estará de acuerdo.

¿Será usted un buen soldado?"

Venga, vamos a buscar los pedidos del día.

El servicio de Bibliobús, es de la provincia de León,

depende de la Diputación Provincial.

Y consta de 6 Bibliobuses, 4 desde la capital de León,

salen desde allí. Y dos desde El Bierzo"

Hoy hemos hecho una ruta típica de la zona del Bierzo,

los pueblos de Noceda, y Quintana de Fuseros.

Son pueblos que, han vivido de la minería hasta hace poco,

y, aunque también tienen ganadería y agricultura,

ahora se ha tenido que potenciar esto último, porque la minería,

está prácticamente, acabada.

El servicio de Bibliobús es muy necesario en las zonas rurales,

especialmente, estas zonas, bastante dispersas,

porque no tienen otro medio de acceso a bibliotecas públicas.

(Música)

"Yo que llevo aquí, muchos años en este centro,

de toda la vida recuerdo que,

los niños, cuando venían los bibliobuses

era una experiencia novedosa,

se acercaban a libros que no tenían acceso en su familia, en el colegio"

Porque, a veces, no tenemos presupuesto para adquirir libros,

de la calidad del Bibliobus.

Entonces, siempre ha sido muy motivador para ellos,

y también ha sido para nuestros planes de fomento de lectura,

siempre incluimos las actividades que programa el Bibliobus.

O involucramos al Bibliobús, dentro de nuestro plan lector.

Pues este año, 30 años hace, que trabajo aquí.

Todo fue producto de la casualidad, porque yo estudié Magisterio,

me presenté a oposiciones y luego surgieron estas plazas.

A mí los libros siempre me han gustado mucho.

Somos todos como una familia, nos conocemos,

conocemos nuestras cosas, conozco a las familias, los hijos,

las bodas, los nacimientos, todo lo que les va pasando.

lo bueno, lo malo.

Y, se crea un lazo afectivo grande, muy grande.

-Buenos días. -Buenos días.

Bueno, yo creo que se lee bastante.

Hay mucha gente que viene al Bibliobús.

Me gusta mucho la idea de venir a repartir los libros a los pueblos"

porque muchos no tenemos la probabilidad de poder ir,

a recogerlos, a comprarlos, porque también son caros.

Les entusiasma todo lo que sea cercano a ellos,

toda la información sobre su zona, incluso, cosas antiguas de su zona.

Y del ámbito geográfico, plantas, flores,

todo eso les encanta.

Y, el tema de la guerra civil, es un tema recurrente,

porque aquí hubo una parte muy dura de la guerra civil,

esa parte les encanta.

Luego, la novela siempre funciona.

La novela romántica, policíaca. He de decir,

que actualmente, la gente está al día, no por estar en un pueblo,

están aislados. Y tienen mucha información.

También les interesan mucho las novedades.

(Música)

Yo soy de Bulgaria.

He aprendido sola, español.

Posiblemente, tengo mis fallos.

Soy cuidadora de gente mayor.

Yo soy lectora regular,

cada mes, cuando viene el Bibliobús,

me gusta mucho, porque lleva todo,

de actualidad.

También recibimos consultas muy adecuadas,

si preguntamos.

-Buenos días, ¿qué tal? -Buenos días. Bien.

Me gustan los libros,

que sean de autores,

muy conocidos en España.

Tenemos un porcentaje altísimo de mujeres,

que no sólo leen ellas, llevan libros para toda su familia.

Se ocupan de que toda su familia esté informada,

y se culturicen todo lo que puedan.

Entonces, siempre hay un libro para cada persona.

No importa tu formación, no importa de dónde seas,

siempre hay un libro que te puede interesar.

Esa sería nuestra misión, la de los bibliotecarios,

hacer de puente entre la cultura y el usuario.

(Música)

Juan, vamos a ponernos en situación.

"Reina Roja", es un thriller puro y duro, ¿eso es correcto?

Es correctísimo. Además, a veces, cuesta,

sobre todo, en la mente de los lectores, o de los libreros,

cuando dicen: "¿Dónde coloco tu novela?".

¿En novela negra? ¿Policíaca?

¿Thriller y suspense? Yo me quedo con esta última,

porque me parece que hay unas diferencias muy importantes,

pueden ser sutiles, a veces,

entre la novela negra y el thriller.

Mientras que la novela negra tiene un ritmo más pausado,

más tranquilo.

El thriller es vertiginoso, es frenético.

Te lleva al borde del asiento, quieres leer muy deprisa,

pasar las páginas rápido. Y ahí es donde me siento más cómodo,

haciendo sentirse incómodo al lector.

Este es un thriller vertiginoso, desde que empiezas, no paras,

hasta el final,

que aunque hay más personajes,

se vertebra alrededor de tres principales.

Tendríamos Antonia Scott,

que es, según el libro, la mujer más inteligente del mundo.

Tendríamos a un policía vasco,

que está suspendido de empleo y sueldo, que es Jon Gutiérrez.

Y tenemos un asesino en serie, que responde al nombre de Ezequiel.

Vamos por cada uno de ellos.

Haznos una ficha de Antonia Scott. ¿Quién es? ¿Qué hace?

Antonia Scott es una mujer,

que no es ni policía, ni criminalista,

pero que ha sido capaz de salvar,

centenares de vidas, aunque la gente no lo sabe.

Puede ser una heroína, pero como trabaja en esos márgenes

del sistema,

pues no está reconocida. Nadie sabe que ella existe.

Lo que pasa es que ha cometido un error en el pasado.

Y ese error de juicio, que cometió en el pasado,

la ha penalizado mucho a nivel personal.

Por tanto, lleva los últimos tres años de su vida,

encerrada en su ático de Lavapiés,

del que no quiere salir.

Y ahí entra en escena el segundo personaje, Jon Gutiérrez.

Jon Gutiérrez, es un policía vasco, homosexual.

Un hombre cariñoso, un hombre protector.

Fuerte, que no gordo. Correcto.

Con el que, yo personalmente

es con el que más identificado me siento.

Que, asciende las escaleras hasta su casa,

hay muchas escaleras en el libro.

Y ella ya está escuchando que viene alguien

y por los pasos reconoce

que no es nadie que ella sepa, que ha podido conocer antes.

Y cuando Jon entra en su vida, lo hace para decirle,

que tiene que participar en un caso,

que sólo una mente tan privilegiada como la suya,

va a ser capaz de resolver.

Lo cual nos lleva al tercer personaje,

que es Ezequiel.

No sé muy bien cómo definirlo.

Ni siquiera Antonia es muy capaz de definir a Ezequiel.

Es un criminal, es alguien que está cometiendo,

maldades, que los lectores encontrarán en el libro.

Y que también es una mente muy inteligente,

y que necesita de alguien que le sirva de contrapeso,

para restaurar la justicia en el mundo.

Podrías explicarnos en qué consiste este proyecto "Reina Roja",

que da título al libro

y en el que participa Antonia Scott.

Es una organización en los márgenes de la ley,

pero que viene desde las altas esferas,

que ha descubierto que,

la única manera de lidiar con el crimen moderno,

con las posibilidades de la apertura de fronteras, como en Europa,

las altas tecnologías, es necesario, producir unidades pequeñas,

de, llamémoslo, policías,

que sean capaces de trabajar en esos márgenes del sistema.

Para de esa forma,

en esa constante evolución, que demandan los criminales.

A través de este proyecto de "Reina Roja",

y, a medida que vas avanzando en la novela,

te das cuenta de que no todas las víctimas son iguales,

de que no todas, son tratadas de la misma manera.

Es verdad, lo cual, es complicado de responder.

Sí es cierto que,

existe dentro de nuestro "corpus" jurídico,

esa máxima de la justicia es igual para todos,

que la vida real nos enseña

que no siempre se ajusta a la realidad.

Creo que no hace falta que los lectores,

y que los televidentes dirán,

pues, ellos ya están poniendo ejemplos en su cabeza,

según estamos hablando.

Y, efectivamente, eso late en las páginas del libro,

pero, con los casos a los que Antonia se enfrenta.

Y no te cuento más.

(Música)

Las responsabilidades de la pareja, tampoco son muchas,

pero llevan todo el día,

porque es entonces cuando tienden a salirle pequeñas manchas,

de humedad, casi imperceptibles.

Pequeños defectos sin importancia, que, en ocasiones, se hacen grandes.

Pero no por ello conviene despreciar las vacaciones,

por considerarlas menos importantes.

Al contrario.

En ellas corresponde ser atento,

retomar algunas formas de proximidad, como al principio.

Aunque en realidad, también es aconsejable hacerlo

durante los fines de semana.

Especialmente importante son los sábados.

En ellos hay que procurar ser detallista.

Ofrecer el tacto inesperado.

Por la noche, y sin que se convierta en hábito,

se puede salir a cenar fuera.

Perder un tiempo precioso en elegir el sitio apropiado.

Y luego, dejar que el vino te lo sirvan los camareros.

De hecho, lo tienen claro,

las responsabilidades de la pareja, no son muchas,

aunque, básicamente, son dos:.

Hacer el amor, procurar no deshacerlo.

(Música)

"Todas las librerías importan.

Pero hay algunas que son tan atractivas, que bien merecen

un viaje planetario para conocerlas.

Aunque sólo pueda ser a través de tu red social favorita.

En China está la alucinante, Hangzhou Zhongshuge,

construida como un juego de ilusiones ópticas,

gracias a sus paredes acristaladas.

En Los Angeles, la enorme The Last Bookstore,

donde su dueño, un antiguo vendedor de coches reconvertido en librero,

esconde cientos de miles de títulos nuevos y usados.

Buenos Aires se enorgullece de su impresionante librería,

El Ateneo, un antiguo teatro reconvertido,

que fue elegida por el diario The Guardian,

como una de las más bellas del mundo,

tras la holandesa Selexyz Dominicanen,

una iglesia con más de 800 años de historia,

que sus responsables, han transformado

en una maravillosa librería, capaz de crear nuevos creyentes,

en la fe literaria.

No muy lejos de este imbatible dúo,

se sitúa la elegante y centenaria Lello e Irmao, de Oporto,

visita obligada para los fans de Harry Potter.

Así a base de likes y retweet,

es posible montar un viaje librero de ensueño,

que te lleve a Santorini para conocer Atlantis Books,

un edificio de paredes de cal, y con una terraza impresionante,

que bien merece un selfie.

O a Daunt Books, en Londres,

un espacio de estilo eduardiano, en el que los libros,

no están ordenador por género, si no por países de procedencia.

También las hay tan curiosas,

como la sorprendente Acqua Alta, de Venecia,

en la que, escaleras hechas de libros,

no evitan la entrada del agua, cuando los canales se desbordan.

O tan míticas como Shakespeare and Company, en Paris,

donde se respira historia literaria,

a pesar de haber sido modernizada recientemente.

Si todavía queremos más,

las tenemos flotantes, como Gordon Water,

y Walter Books, en Inglaterra.

Diminutas como Reisen her Books, en Nueva York,

o Lino, en Barcelona.

O situadas en lugares tan extraños,

como un parking subterráneo, o un mercado de barrio.

Como la librería "Avant Garde", en China,

y "La Tasquería", en Madrid.

Las librerías son el refugio de historias literarias,

sorprendente, y también la excusa perfecta,

para un viaje de libro."

(Música)

En 'Reina Roja' el policía Jon Gutiérrez,

se convierte en alguien fundamental en la vida de Antonia Scott.

Pues en "Moonglow", es el abuelo el que se convierte en fundamental,

pero en la vida de Michael Chabon.

Aquí el abuelo le cuenta al nieto

cómo fueron sus peripecias de juventud.

Delirios en la guerra, aventuras sexuales, traumáticas.

En fin, es una preciosa historia, donde se demuestra de nuevo,

que hemos de hacer caso a nuestros mayores.

Buena parte de la novela de Gómez Jurado, transcurre

en el subsuelo de Madrid. Ahora os quiero invitar a Méjico,

pero sin salir a la superficie, ya que os hablo del nuevo libro

Yuri Herrera, "El incendio de la mina El Bordo",

una historia real, que la autora ha investigado, y denuncia

la presencia de autoridades corruptas, el silencio de la prensa,

y la difusión de mentiras por doquier.

Un buen libro.

(Música)

De lo subterráneo pasamos a lo subacuático,

porque os recomiendo "El Ingenio de los Peces",

un ensayo que nos habla de peces,

de sus habilidades sorprendentes, de lo que piensan y sienten,

No pongáis esa cara porque es verdad, es un libro,

que está funcionando muy bien en los EE.UU.

(Música)

Hoy os voy a hablar de ríos.

Hoy os voy a hablar de Mary, la escritora de "Frankenstein".

El libro cuenta de peces,

sobre todo, con información de ríos de todo el mundo.

Anécdotas de cerca de los ríos.

También hay historias, y te cuenta sobre la fauna animal de alrededor,

de cada río o de cerca.

El libro va de la infancia y de la vida de Mary Shelley,

y te cuenta cómo llegó a escribir "Frankenstein".

Por ejemplo, una anécdota es, que, del Antiguo Egipto,

los egipcios se pensaban

que los Dioses hacían las inundaciones del río,

para que así, la tierra fuese más fértil.

Y encima, hay hipopótamos, que eso yo no lo sabía.

Un día iba paseando en un barco por un río,

y ve un castillo derruido y llamado Frankenstein.

Y otra noche, tiene una pesadilla, y se imagina

un enorme monstruo muy feo, y juntando estas dos ideas,

formará la historia de "Frankenstein".

Yo creo que los ríos son importantes, para el desarrollo

de la naturaleza, y para que haya más fauna animal.

Y también porque son bonitos,

y porque a todo el mundo le gusta un río, ¿no?

Te vas por la montaña y te encuentras un río y dices:

"¡Ay, qué bonito!"

Sí, el libro me ha gustado mucho.

Especialmente, me ha llamado la atención,

que Mary Shelley escribió esta historia con sólo 18 años.

(Música)

En las novelas policíacas, en los thrillers,

las parejas de investigadores, funcionan muy bien,

sólo hay que pensar en Watson y Holmes.

Aquí también, aquí la relación entre Antonia y Jon

es fundamental en esta novela.

¿Cómo se complementan? ¿Qué se dan mutuamente?

Creo que Antonia y Jon se complementan

porque son muy opuestos

Jon Gutiérrez está más cercano al investigador tradicional,

es un humanista, una persona que ama la vida,

una persona que ama la luz, una persona que ama la justicia.

Que cree, por encima de todo,

en el bien y en proteger a los demás.

Sin embargo, Antonia,

es mucho más cerebral, mucho más racional,

es matemática, necesita resolver el conflicto,

pero por el conflicto en sí mismo, por la solución que le ofrece

el puzle, porque le parece que exista un enigma,

es un desafío, pero también, una ofensa a su intelecto.

Es muy orgullosa Antonia.

Y es compleja.

Y, precisamente, entre la humildad protectora de Jon,

y el querer servir al bien de los demás,

y la fría racionalidad de Antonia,

y esa especie de orgullo,

hay un choque brutal, que les ayuda el uno al otro.

Y al principio, los dos se quieren mucho,

pero con el paso de las páginas, ellos se van cobrando lealtad,

y va apareciendo entre ellos una fuerte amistad también.

¿Ha sido complicado meterse en la cabeza

de un personaje superdotado,

como Antonia Scott, y hacerla creíble?

La cuestión es que para acercarme a la cabeza de Antonia,

yo necesitaba un sherpa,

para ascender a esas alturas del intelecto,

que supone ella.

Y me di cuenta de que cuando ella apareció en mi cabeza,

hace tres años, no nos llevábamos demasiado bien.

La veía muy inalcanzable.

Y ese sherpa que aparece en mi vida, es Jon Gutiérrez,

ese policía vasco, homosexual, que, de repente, me ayuda,

desde su humanidad, a comprenderla,

y a hacerla, progresivamente, más accesible.

No sólo para el lector, para mí también.

No hemos hablado de ello, pero aunque sea por encima,

Antonia, es una mujer que está enamorada de Marcos.

Y hay una frase que me gusta del libro,

que dice: "Marcos le dio a conocer el amor,

y Mentor le dio la posibilidad de amar un trabajo".

Porque Mentor también es un personaje secundario,

fundamental en el libro.

Mentor es una especie de personaje muy oscuro,

a mí me cae, particularmente, mal,

curiosamente, porque es un jefe.

y yo tengo cierta resistencia a la autoridad.

Eso es verdad.

Pero las personas que nos desafían,

suelen a veces, hacernos mejores o casi siempre.

Y cuando Mentor aparece en la vida de Antonia,

ayuda a que Antonia encuentre su sentido en la vida.

Porque el problema con las personas muy inteligentes,

es que son muy infelices.

Eso lo he descubierto escribiendo "Reina Roja".

Y las personas infelices, necesitan tener un propósito,

porque si no, ocurre como en la primera frase de la novela.

Antonia todos los días necesita fantasear,

con su propio suicidio, durante tres minutos,

para poder seguir adelante.

Y es Mentor quien le ayuda, de alguna forma,

a encontrar el amor por el trabajo, y, por tanto, el amor por sí misma.

Mientras que, será otro personaje, que se llama Marcos,

su marido, que ahora mismo, está en una cama de un hospital,

cuando empieza la historia, y no cuento más,

el que la va a ayudar a seguir teniendo ese cordón umbilical,

con los sentimientos, que tanto esfuerzo le cuesta desarrollar.

Entiendo que es una novela muy documentada,

en la cual salen frases que, como esta que te voy a decir,

que necesito contrastar:

"Sólo en España hay más de un millón de psicópatas".

Correcto. ¿Cómo que correcto?

Vamos a ver, mira, para que te hagas una idea,

en España, en el mundo, se calcula,

que entre el uno y el tres por ciento de la población,

son psicópatas o tienen rasgos de psicopatía.

Es decir, en una ciudad como Madrid,

¿Barcelona cuántos habitantes tiene?

El área metropolitana tres y pico, sin el área, cerca de dos.

Pues 500 psicópatas podríamos encontrar en Barcelona,

eso no quiere decir que esos 500 psicópatas, estén matando gente,

que se vayan a convertir en Hannibal Lecter o en Ezequiel.

Sin la capacidad de sentir empatía por otro,

es muy difícil relacionarse en una sociedad.

Y lo que tiene que hacer un psicópata,

es aprender a disimular,

para no sentir el rechazo de los demás.

Esta es obligada,

¿va a tener continuidad esta pareja de investigadores?

Pues depende de la gente,

si le gusta, si no le gusta,

si lo meten en sus regalos de Navidad.

Porque, con tu permiso Oscar, fijaos qué libro tan bonito.

En rojo, con las letras en blanco, ¿no te parece?

Han cuidado mucho la portada.

¿No te parece un regalo navideño estupendo y gordito?

Yo sé la respuesta a esa pregunta, pero no te la voy a decir.

¿Vale? Vale.

De verdad, "Reina Roja" es un chute de adrenalina.

Vas leyendo y todo sucede de manera vertiginosa,

Ahora bien, os pido un favor, es una novela con muchos giros,

así que, si la leéis, no desveléis nada en redes sociales,

ya sabéis que, en la literatura, como en la vida,

que te sorprendan, siempre es de agradecer.

"A su espalda se oyen los pasos del hombre,

pesados, implacables, internándose en el bosquecillo.

Pero ahora, Carla, tiene ventaja.

Unos pocos metros y la oscuridad, la bendita oscuridad.

Se parapeta detrás de un árbol,

intentando pensar qué hacer.

Carla se agacha, palpa a ciegas, mantillo.

Ramas secas que le desgarran las uñas.

Por fin su mano se cierra alrededor de una piedra,

pequeña, rugosa.

Los pasos del hombre del cuchillo están casi encima de ella.

Puede escuchar su respiración,

rota y ronca.

Carla arroja la piedra en dirección contraria,

lo más lejos que puede.

No es mucho, el sonido suena lastimosamente próximo".

(Música)

Página Dos - Juan Gómez-Jurado

Un contrapunto a la bilbaína que ha generado una de las parejas más queridas del thriller actual. Novelas que bailan con los géneros entre la acción, las referencias pop y un humor desopilante inspirado en Eduardo Mendoza, afirmado por Jurado, que confiesa que le gusta hacer sufrir a sus creaciones para que el público las ame.

Esta trilogía, directa y muy pensada, cierra en noviembre con la anhelada Rey blanco, en la que Juan Gómez Jurado ha prometido contestar a todas las preguntas pendientes-cuándo, cómo y por qué nació Antonia Scott- en un largo epílogo.

La inspectora Elena Blanco (Carmen Mola)

De Carmen Mola solo se conocen apenas un puñado de datos: escribe bajo seudónimo, es madrileña y sus dos volúmenes de la serie de la inspectora Elena Blanco (La novia gitana y La red púrpura) han arrasado ente los lectores y la han convertido en el último fenómeno de la novela negra española.

Elena Blanco es la inspectora al frente de la BAC (Brigada de Análisis de Casos). Una mujer traumatizada por la desaparición de su hijo, adicta a la grappa, los karaokes y el sexo en todoterrenos con desconocidos. Una jefa policial que la autora define como “excéntrica”.

La nena (Alfaguara) es la tercera entrega de la saga que ha retornado con nuevos personajes, pero con el mismo estilo propio a medio camino entre el gore y el thriller castizo.

Mientras tanto Carmen Mola, a la que se compara con Elena Ferrante por la ocultación de su identidad, alimenta su propio misterio. En una entrevista por correo electrónico para RTVE.es aseguraba que “al principio pensé que el anonimato podría perjudicar a la novela. Por eso tuve dudas, pero ahora veo que fue una buena decisión y que ha provocado que la gente tenga más interés. Intentaré que no se desvele (mi identidad), me siento cómoda así, pero una nunca sabe lo que va a ocurrir”.

Noticias

anterior siguiente