Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Brasil, segundo país del mundo en superar las 100.000 muertes con coronavirus y los tres millones de casos

Por
Una mujer con una bandera de Brasil con cruces por las víctimas del coronavirus EFE/ Joédson Alves

Brasil ha superado este sábado los 3 millones de contagios por coronavirus, tras registrar 49.970 nuevos casos en las últimas 24 horas y tras rebasar las 100.000 muertes, ha informado el Gobierno.

De acuerdo con el más reciente boletín del Ministerio de Salud, Brasil ha sumado 905 decesos en el último día, con lo que el número total de víctimas mortales ha ascendido a 100.447.

El Ministerio ha señalado que, hasta el momento, el número de pacientes curados de la COVID-19 se ubica en los 2.094.293, lo que supone cerca del 70 % del total de infectados. No obstante, más de 800.000 continúan en acompañamiento y 3.450 aún están en investigación.

El 26 de febrero el Ministerio de Salud confirmó el primer caso con el nuevo coronavirus en un brasileño de 61 años, residente en Sao Paulo, la más poblada de Brasil con unos 12 millones de habitantes.

El 17 de marzo, 20 días después, las autoridades sanitarias confirmaron la muerte de un hombre de 62 años murió en la misma ciudad.

A partir de ese momento, las estadísticas fueron aumentando y en menos de dos meses, los muertos ya pasaban de 10.000.

Un voluntario desinfectando una calle de una favela de Río de Janeiro. CARL DE SOUZA / AFP

Desde entonces el país el país superó por primera vez la barrera del millar de fallecidos diarios.

Brasil, con una población de 210 millones de habitantes, es el segundo país del mundo con mayor número de casos y decesos por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos.

Lula lamenta las 100.000 muertes y critica a Bolsonaro

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) ha lamentado este sábado las 100.000 muertes causadas por el coronavirus en Brasil y ha acusado al presidente Jair Bolsonaro de "arrogante" y "soberbio" por "desafiar la ciencia y hasta la muerte".

En un extenso mensaje divulgado por las redes sociales, el exmandatario ha criticado "la cara cruel" de Brasil y ha pedido empatía y solidaridad con los más necesitados.

"En 144 días, el coronavirus se llevó temprano a 100.000 padres, madres, hijos, hermanos, abuelos. Eran amigos, conocidos, eran trabajadores que se vieron obligados a dejar sus hogares y luchar por su pan de cada día", ha indicado Lula, a través de su cuenta en Twitter.

El exmandatario, de 74 años, y quien recurre en libertad a un proceso por corrupción tras pasar 1 año y 7 meses en la cárcel, hA señalado que así como la pandemia mostró el lado más solidario de los brasileños, también reveló "la cara más cruel del egoísmo" y ha dicho que la COVID-19 era despreciada por "quienes debían cuidar al pueblo".

"Por la arrogancia y la soberbia de un presidente que eligió llamar a un virus cruel de "gripecita" desafiando a la ciencia e incluso a la muerte, y que cargará con la responsabilidad de miles de vidas en su alma", ha precisado.

Bolsonaro, uno de los mandatarios más escépticos en el mundo sobre la gravedad del coronavirus, llegó a considerar la enfermedad como una "gripecita" y dos ministros de Salud abandonaron sus carteras en plena pandemia por discrepancias con el dirigente sobre cómo enfrentarla. 

Noticias

anterior siguiente