Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Guerra de cifras entre Sanidad y la Comunidad de Madrid por la capacidad de detección de casos asintomáticos

Por
Madrid acusa a Sanidad de "deslealtad" por situar en el 15% los asintomáticos detectados, mientras que el Gobierno regional habla de un 70%

La evolución de la epidemia de coronavirus en la Comunidad de Madrid es en estos momentos uno de los principales quebraderos de cabeza para las autoridades sanitarias. Desde mediados de julio el número de positivos en la región está creciendo exponencialmente, con un incremento acumulado de casi 5.400 positivos desde el día 21, llegando a alcanzar cifras diarias que no se conocían desde el mes de abril. La Consejería de Sanidad de Madrid ha notificado al Ministerio de Sanidad un total de 32 brotes detectados en la región, de los que 21 permanecen activos.

Las principales sospechas apuntan a una posible capacidad de rastreo insuficiente, y por este motivo los responsables de salud pública del Ministerio de Sanidad se han reunido este viernes con sus homólogos madrileños para analizar la situación.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró este jueves que el hecho de que la Comunidad de Madrid detecte solo a un 15% de los asintomáticos "no es un buen indicador", aunque matizó que la situación puede deberse a varios factores, desde que no se estén identificando bien los casos sospechosos, hasta que haya sido una de las comunidades más golpeadas por la pandemia. En todo caso, dejó claro que la detección insuficiente es algo que contrasta con su "potente" capacidad para realizar pruebas PCR.

Madrid eleva la cifra del 60% al 70% el mismo día

No ha tardado en defenderse el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, aunque su cifra reportada de asintomáticos detectados ha ido variando después de 48 horas en las que se han ido manejando distintos datos, hasta alcanzar casi el 70% este viernes por la tarde.

Por la mañana, después de asistir a la reunión con los responsables del Ministerio de Salvador Illa, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tachó de “desleales” las declaraciones del jueves de Fernando Simón, y aseguró que la cifra de asintomáticos detectados por sus servicios de salud pública ascendía en realidad al 60%.

“El dato de asintomáticos detectados por nuestra red epidemiológica es del 60%, por encima de la media de otras comunidades autónomas y además se corresponde con el número de pruebas diagnósticas de PCR que realizamos”, dijo. Según Ruiz Escudero, Madrid está actuando con “total transparencia en esa transmisión de datos, que además genera mucha alarma entre los madrileños”.

El consejero madrileño de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, también llegó a calificar de "enormemente desleales" las palabras de Simón, y sostuvo que los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad "no estaban contrastados con los epidemiólogos de la comunidad", que son las personas "que están a pie de obra contrastando cada dato y cotejándolos".

Baile de cifras en la Consejería madrileña

Según informa la Agencia EFE, el último informe epidemiológico de vigilancia de la COVID-19, con fecha 4 de agosto y que actualiza semanalmente la Dirección General de Salud Pública de la Consejería madrileña, reflejaba que dicho porcentaje de asintomáticos se situaba en el 19,4%.

En concreto, el informe sostenía que el 37% de los casos de los 11.471 casos confirmados entre el 11 de mayo y el 2 de agosto en la Comunidad fueron asintomáticos (4.260), con una disminución de esta proporción en los últimos 14 días hasta el 19,4% (768) y del 7,6 % en los últimos siete días, 198 casos.

Fuentes de la Consejería han manifestado a EFE que este informe recogía “algunos datos no consolidados provisionales”, y han explicado que ha sido “modificado” este viernes por la mañana tras la información ofrecida por Ruiz Escudero. Además se han remitido a un cuadro estadístico difundido ayer por el Ministerio de Sanidad para afirmar que la cifra de asintomáticos es de alrededor de un 70% en la región.

De acuerdo con este cuadro, con el total de casos en los últimos 14 días y los casos sintomáticos, en España “hay 35.407 nuevos casos y 10.600 con síntomas (29.9%). En Madrid hay 5.401 y 1.661 sintomáticos (30%), por tanto, según los propios datos del Ministerio el porcentaje de asintomáticos en Madrid es alrededor del 70% (al invertir los porcentajes)”.

Madrid y País Vasco, a la cabeza de nuevos positivos

Tras la aparente estabilización de Aragón y Cataluña, País Vasco y la Comunidad de Madrid lideran ahora los nuevos positivos diarios de coronavirus en España. Pero con una diferencia fundamental entre ambas regiones. Mientras que en Euskadi los casos asintomáticos detectados superan el 80% de los positivos totalesen la comunidad madrileña este porcentaje apenas llega al 15%, frente al 50% de media nacional, según los datos que maneja Sanidad.

La Comunidad de Madrid ha notificado este viernes al Ministerio de Sanidad 512 nuevos positivos confirmados por PCR en las últimas 24 horas, cifra muy similar a los 508 notificados el jueves, y tres fallecidos por coronavirus, uno más que el día anterior, según el último parte de la Consejería de Sanidad.

El número de pacientes hospitalizados este viernes es de 331, frente a los 317 que estaban ingresados un día antes; mientras que los pacientes en UCI son 51, frente a los 43 que estaban el jueves en cuidados intensivos. Este incremento de ocho ingresos en UCI es el más importante en muchas semanas, y un dato sin duda muy preocupante.

La importancia de los rastreadores

En plena fase de desescalada, que también estuvo salpicada de numerosos desencuentros con el Ministerio de Sanidad, el Ejecutivo madrileño aseguró que iba a contratar a unos 400 rastreadores para reforzar su sistema de vigilancia. 

Solo ahora, con el mes de agosto ya avanzado y la epidemia en clara fase ascendente, están comenzando a llegar los refuerzos, después de su decisión de solicitar rastreadores entre funcionarios municipales y estudiantes universitarios, algo que suscitó mucha polémica después del anuncio de la Universidad Complutense en busca de voluntarios.



Según datos ofrecidos por la propia Comunidad de Madrid, la región contaba a finales de julio con un rastreador por cada 47.000 personas, cuando las recomendaciones de los expertos en salud pública apuntan a que debería haber uno de estos profesionales por cada 5.000 o 6.000 habitantes. La cifra de 400 rastreadores está aproximadamente tres veces por debajo de lo recomendado.

Uno de los requisitos más importantes que se impuso para evitar una segunda ola epidémica fue el refuerzo de la atención primaria y de los servicios de salud pública, lo que permitiría afrontar con mayores garantías los inevitables brotes que se iban a producir. Desde el inicio de la pandemia, ya se sabía que los rastreadores estaban llamados a convertirse en una de las piezas clave en este complicado tablero de juego, puesto que en ellos recae una misión fundamental: encontrar contactos de positivos y aislarlos, lo que a su vez permite evitar nuevos contagios y, en última instancia, hospitalizaciones y más muertes.

Noticias

anterior siguiente