Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El TSJC levanta el cierre obligatorio para bares y restaurantes a medianoche frente a la decisión del Govern

Por
Vista de una terraza vacía en el centro de Barcelona
Vista de una terraza vacía en el centro de Barcelona EFE/Enric Fontcuberta

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha levantado este viernes el cierre obligatorio a medianoche para bares, restaurantes, chiringuitos y casinos frente a las medidas de contención del COVID-19 que adoptó el Govern, pero mantiene que no puedan abrir sus puertas las discotecas.

En un auto, la sección 2 º de la Sala de lo Contencioso Administrativo ha estimado en parte el recurso de las medidas cautelares solicitadas de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) contra la resolución que publicó el Govern el 24 de julio.

La suspensión del tribunal afecta a la parte del texto que limitaba el horario de bares, restaurantes, chiringuitos y bares musicales de Barcelona y municipios de su área metropolitana, además de a Figueres y Vilafant (Girona) y más de 40 municipios de la provincia de Lleida, así como salas de juego, casinos y salas de bingo de toda Cataluña.

Los magistrados no consideran que se vaya a producir una mayor transmisión del virus "dependiendo del horario de cierre" e indican que existen otros mecanismos para evitar que la gente se desplace.

Desestima la petición de anular la prohibición en el ocio nocturno

Sin embargo, la Sala ha desestimado la petición de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno para anular también la prohibición de abrir discotecas y salas de baile en toda Cataluña, una medida que sí considera "adecuada y proporcional" por la alta concentración en estos locales de personas que no conviven habitualmente juntas.

El Tribunal ya permitió ese miércoles la reapertura de cines y gimnasios e instalaciones deportivas en el área metropolitana de Barcelona, aunque supeditada a que cumplan con los protocolos sanitarios de prevención del coronavirus. Así, el juzgado resolvió en seis autos varios recursos interpuestos por entidades vinculadas al sector en los que solicitaban la suspensión cautelar de la orden.

La Generalitat ordenó el cierre del ocio nocturno en toda Cataluña ante la situación de los rebrotes, ya que se trata de una de las comunidades más afectadas. Cuenta con focos muy numerosos en Lleida y el área metropolitana de Barcelona. En la comarca del Segrià se notificaron al menos 16 focos y las autoridades llegaron a confinar a la población.

Los empresarios de ocio nocturno catalán afirman sentirse estigmatizados por las autoridades y aseguran que son "los que tenemos más controles ante el COVID-19". Así, algunas patronales, como el Gremio de salas de Discotecas de Barcelona y Provincia, decidieron acudir a los tribunales, ya que consideraban al cierre como una medida no justificada.

Noticias

anterior siguiente